La OPEP+ acuerda recortar la producción de petróleo en dos millones de barriles diarios

05 de octubre de 2022

La Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP+) han acordado recortar su producción en dos millones de barriles diarios, su mayor recorte desde hace dos años en plena pandemia de coronavirus. La Organización ha tomado esta decisión a pesar de las presiones de importantes importadores como Estados Unidos para que bombeen más barriles de crudo.

Compartir en:

Tras conocerse esta noticia, el petróleo ha reaccionado en el mercado y ha recortado pérdidas. El West Texas cae un 0,13%, hasta los 86,41 dólares, mientras que el crudo Brent sube un 0,07%, hasta 91,86 dólares. La decisión de la OPEP y sus aliados busca intentar reducir las caídas en los precios del crudo, que han caído con fuerza en los últimos meses. Sin ir más lejos, el barril de WTI alcanzó su máximo anual el pasado 8 de marzo, situándose en los 123 dólares, superando la barrera de los 120 dólares de nuevo en junio. Desde entonces, no ha parado de ceder posiciones: en los últimos tres meses, el WTI se ha dejado un 12% de su valor en el mercado, como consecuencia de los temores de recesión, la fortaleza del dólar y las agresivas subidas de tipos de interés.

Según ‘Bloomberg’, el recorte pactado requeriría que únicamente ocho países frenaran su producción real. Asimismo, aseguran que a primera hora del miércoles, funcionarios estadounidenses hicieron llamadas a sus homólogos de Oriente Próximo para tratar de oponerse a la medida de recortar la producción, según personas familiarizadas con la situación.
Por su parte, fuentes de la agencia ‘Reuters’ indican que “no está claro” si los recortes podrían incluir reducciones voluntarias adicionales por parte de miembros como Arabia Saudí.

"Los altos precios del petróleo apoyan a los estados del Golfo, y Arabia Saudí en particular se alegrará de tener capacidad de producción adicional en reserva ante el temor de que el suministro ruso pueda caer bruscamente debido a las sanciones occidentales a sus exportaciones de petróleo”, señala Srijan Katyal, director global de servicios de estrategia y comercio de ADSS.

Como decimos, Estados Unidos lleva intentando que la OPEP y sus aliados acometan profundos recortes en la producción de crudo, ya que la Administración Biden está intentando controlar los precios de la gasolina en suelo estadounidense.
"Hablamos con todos los productores y consumidores, incluidos los socios de la OPEP+. Hemos dejado claro que la oferta de energía debe satisfacer la demanda para apoyar el crecimiento económico y reducir los precios para los consumidores de todo el mundo, y seguiremos hablando de ello con nuestros socios", ha señalado Adrienne Watson, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional estadounidense, en unas declaraciones recogidas por ‘Reuters’.

Del otro lado del Atlántico, el recorte de la producción supone un nuevo desencuentro entre Estados Unidos y sus aliados árabes. El presidente estadounidense, Joe Biden, visitó Riad en julio para pedirles que no rebajen los suministros, atentos al alza de los precios de los combustibles y su impacto en las elecciones de medio término del próximo noviembre. La administración demócrata baraja extender nuevamente la utilización de las reservas estratégicas de petróleo, lo que permitiría aumentar la oferta y controlar los precios.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda