Los bancos centrales del G3 se disponen a subir los tipos de interés de forma agresiva en 2022

23 de febrero de 2022

En los últimos meses, la inflación de las principales áreas económicas ha seguido superando las estimaciones de los economistas, y tanto los inversores como los analistas se han apresurado a reevaluar sus expectativas sobre la futura trayectoria de los tipos de interés de los bancos centrales.

Compartir en:

El Índice de Sorpresa de Inflación del G10 de Citigroup, que mide los datos reales de inflación en relación con las expectativas de los economistas, alcanzó un nuevo máximo histórico en diciembre. El índice aumentó hasta el 107,8, muy por encima del anterior máximo histórico alcanzado en agosto de 2008 (43,59). El índice se mantuvo muy elevado en enero, tras los nuevos aumentos de la inflación en EE.UU., Reino Unido y la eurozona (el crecimiento de precios en esta zona alcanzó un nuevo récord). Esto ha provocado un cambio significativo en las expectativas sobre las subidas de tipos de los bancos centrales en las principales áreas económicas. Los mercados financieros prevén que la Reserva Federal y el Banco de Inglaterra subirán los tipos en 150 y 140 puntos básicos respectivamente en lo que queda de 2022, y consideran que el BCE habrá subido los tipos en más de 40 puntos básicos a final de año.
Gráfico 1: Índice de Sorpresa de Inflación del G10 de Citigroup (2006 - 2022)

Fuente: Refinitiv Datastream Fecha: 21/02/2022
Pero, ¿cómo esperamos que respondan los bancos centrales del G3 al aumento de los precios mundiales este año? A continuación exponemos nuestras últimas previsiones en cuanto a los tipos de interés de los principales bancos centrales del G3. Como venimos diciendo desde hace varias semanas, seguimos favoreciendo el "por encima" en lugar del "por debajo" en lo que respecta a las expectativas de los economistas sobre los próximos datos de inflación y las subidas de tipos de interés de los bancos centrales.

Reserva Federal
Los últimos datos de inflación de Estados Unidos (correspondientes al mes de enero) volvieron a sorprender al alza, aumentando las apuestas a favor del endurecimiento de la política monetaria por parte de la Reserva Federal y haciendo que los argumentos a favor de una subida de 25 puntos básicos en marzo se vuelvan cada vez más convincentes. La inflación de EE.UU. aumentó hasta el 7,5% el mes pasado, por encima del consenso del mercado del 7,3% y alcanzando el nivel más alto desde febrero de 1982. La tasa de inflación subyacente, que excluye los componentes más volátiles como los alimentos y la energía, también aumentó considerablemente hasta el 6% en enero, el mayor incremento en 40 años.
Gráfico 2: Tasa de inflación de EE.UU. (2012-2022)

Fuente: Refinitiv Datastream Fecha: 21/02/2022
Esto hace que nuestro escenario base sea una subida de los tipos de interés de 50 puntos básicos en la reunión de marzo del FOMC (anteriormente habiamos previsto una subida estándar de un cuarto de punto porcentual). Esperamos que a esto le siga otra subida de tipos en mayo, probablemente de 25 puntos básicos. Creemos que hay argumentos razonables a favor de dos subidas de 50 puntos básicos en las reuniones del FOMC de marzo y mayo, aunque la mayoría de miembros parecen estar a favor de más subidas de tipos incrementales. Sin embargo, cada vez está más claro que puede ser necesario un ritmo de subidas más agresivo para frenar la inflación en lo que queda de año. Creemos que no se puede descartar una subida de tipos en cada reunión del FOMC este año. Sin duda, esperamos que la Fed suba los tipos de interés en la mayoría de las reuniones que quedan este año, y que lleve el tipo de los fondos de la Fed a alrededor del 1,75%.


Banco Central Europeo
Llevamos tiempo diciendo que el BCE estaba subestimando la persistencia de un mayor aumento de los precios en la eurozona, y el tono agresivo adoptado en la reunión del Consejo de Gobierno de febrero contribuyó en gran medida a reconocerlo. El cambio de tono de Lagarde al referirse a la inflación fue notable, especialmente su comentario de que los miembros del comité estaban ahora "unánimemente preocupados" por el exceso de inflación. La inflación general de la zona del euro aumentó hasta un máximo histórico del 5,1% en enero, y es muy probable que se produzca una considerable revisión al alza de las previsiones del banco sobre el IPCA (índice de Precios de Consumo Armonizado) cuando se publique la próxima serie de previsiones macroeconómicas en marzo.
En la rueda de prensa de febrero, Lagarde tampoco reiteró su opinión de que era improbable que los tipos de interés subieran en 2022 cuando se le preguntó directamente. Esta es una clara señal de que los miembros del BCE están llegando a la conclusión de que la subida de tipos este año puede ser inevitable. Esperamos una recalibración agresiva del programa de compra de activos del banco en marzo, que creemos que debería poner fin a las compras de activos mucho antes de lo que se creía inicialmente. Esperamos que esto allane el camino hacia unos tipos más altos en lo que queda de año (el BCE ya ha declarado que no empezará a subir los tipos hasta que su programa de flexibilización cuantitativa haya llegado a su fin).
En nuestra opinión, la reunión de junio es ahora muy "viva", y vemos tres subidas distintas en las reuniones de junio, septiembre y diciembre como nuestro escenario base. La cuantía del movimiento de los tipos es un poco más difícil de predecir, aunque de nuevo creemos que existe una gran posibilidad de que el BCE supere las expectativas subiendo los tipos en incrementos mayores que los tradicionales movimientos de 10 puntos básicos. Creemos que el tipo de depósito pasará del -0,5% al 0% a finales de 2022, más o menos en línea con lo que está cotizando el mercado. Sin embargo, creemos que los inversores están subestimando el ritmo de las subidas que serán necesarias en 2023. En la actualidad, prevemos una subida de 25 puntos básicos por trimestre por parte del BCE el próximo año, lo que llevaría los tipos hasta el 1%.
Banco de Inglaterra
El Banco de Inglaterra ya ha dado un giro agresivo, ya que cuatro de los nueve miembros del comité sorprendieron al mercado al votar a favor de una subida de tipos de 50 puntos básicos en la reunión de febrero del Comité de Política Monetaria. El banco también revisó al alza sus previsiones de inflación. Ahora espera que el crecimiento de los precios supere el 7% en abril, antes de moderarse hasta un 5,2% (todavía muy por encima del objetivo) dentro de un año.


Gráfico 3: Proyecciones de inflación del Banco de Inglaterra [febrero de 2022]

Fuente: Refinitiv Datastream Fecha: 21/02/2022
Lo anterior nos hace estar cada vez más seguros de nuestra opinión de que el Banco de Inglaterra será uno de los bancos centrales más agresivos del G10 a la hora de subir los tipos de interés en 2022. Creemos que una nueva subida de tipos en la próxima reunión del MPC en marzo está asegurada. Una vez más, la verdadera cuestión y los debates entre los responsables políticos, se referirán a la magnitud del movimiento: 25 o 50 puntos básicos. El Banco de Inglaterra ya ha subido los tipos en 40 puntos básicos en el actual ciclo de subidas, por lo que la necesidad de estas últimas puede ser algo menos apremiante que en Estados Unidos. Sin embargo, como se ha mencionado anteriormente, seguimos apostando por él "por encima" en lo que respecta a las subidas de los tipos de interés, y actualmente prevemos un movimiento mayor, de medio punto porcentual. También consideramos que todas las reuniones que se celebren de aquí a final de año serán "vivas". Esperamos un ciclo de subidas más o menos en línea con las expectativas del mercado, lo que llevaría los tipos a alrededor del 2% a finales de 2022.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda