El desvanecimiento de las perspectivas de paz pesa sobre el euro

11 de abril de 2022

El euro terminó la semana pasada en la parte inferior de la clasificación del G10 debido a la preocupación de que la guerra en Ucrania no se detenga a corto plazo y a la inquietud ante las elecciones presidenciales francesas.

Compartir en:

Continúa la tormenta en el mercado de bonos de EE.UU. y los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años subieron unos sorprendentes 30 puntos básicos la semana pasada. El dólar reaccionó de la manera esperada, superando a todas las principales divisas a excepción de algunas (volátiles) de mercados emergentes. La volatilidad del rublo continúa y la divisa se encuentra ahora en un valor superior al que se encontraba antes de que Rusia comenzara la invasión, pero es extremadamente ilíquida y las cotizaciones del mercado carecen cada vez más de sentido. En medio de la incertidumbre en el mercado de divisas el yuan chino está demostrando ser una roca por su estabilidad, ya que la divisa ha subido recientemente en términos trade-weighted (base de ponderación comercial) a pesar de la desaceleración económica del país y de las drásticas medidas impuestas por el Covid.

La reunión de esta semana del BCE se perfila como crucial. El debate entre los miembros agresivos (hawks) y moderados (doves) que habíamos previsto desde hace tiempo ha estallado, como dejan claro las actas de la reunión anterior, y esperamos que las comunicaciones del banco central del jueves lo reflejen, tras unas lecturas de inflación realmente negativas. Esta semana también se publicarán los datos de inflación de marzo de EE.UU. (martes) y de Reino Unido (miércoles). Será una semana inusualmente intensa para la libra, ya que el martes también se publicará el informe de empleo de febrero.

EUR
La primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas ha sido ligeramente positiva para el euro, ya que Macron parece llegar a la segunda vuelta contra Le Pen en una posición ligeramente más fuerte de la esperada. También fueron positivas para el euro las declaraciones de varios miembros del ala hawkish del BCE, así como algunas observaciones bastante contundentes en las actas de la reunión de marzo sobre las previsiones de inflación increíblemente optimistas de su personal, que esperan un retorno al objetivo de inflación en 2023.

Nada de esto parece haber tenido un gran impacto en el mercado, y todas las miradas se dirigen ahora a la reunión del BCE de esta semana. Creemos que incluso un ligero cambio de tono de la hasta ahora dovish Lagarde podría tener un efecto desproporcionadamente positivo en la moneda común.

USD
Las actas de la reunión de la Reserva Federal revelaron un plan más agresivo de lo esperado para reducir las gigantescas tenencias de bonos del Tesoro e hipotecarios de la Fed. Los mercados siguieron aumentando sus expectativas sobre subidas de tipos por parte de la Fed, y ahora esperan que los tipos superen el 3% en algún momento de la primera mitad de 2023.

Será difícil valorar un movimiento aún más hawkish por parte de la Fed sin que el BCE reduzca al menos un poco la diferencia, lo que nos hace pensar que el euro podría repuntar pronto, sobre todo si, tal y como esperamos, Macron gana la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas dentro de dos semanas.

GBP
La libra esterlina ha pasado por un mal momento en las últimas semanas tras la postura de moderación adoptada por el Banco de Inglaterra. Sin embargo, los sólidos datos de los PMI de marzo y los del mercado laboral y de inflación (que esperamos que sean igual de fuertes) deberían limitar la caída de la divisa, mientras los miembros del Comité de Política Monetaria reconocen la realidad de una nueva ola inflacionista que golpea a una economía que ya se encuentra en plena capacidad.

Esperamos que el par GBP/USD encuentre el límite inferior en los niveles actuales, ya que la postura del Banco de Inglaterra es cada vez más insostenible.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda