El IBEX 35 sube menos que el resto de bolsas europeas pero cierra por encima de 8.100 puntos

03 de agosto de 2022

Las principales bolsas globales siguen alternando jornadas de avances y retrocesos en el actual contexto de incertidumbre, si bien se están viendo apoyadas en general por las ganancias presentadas por distintas compañías en la temporada de resultados trimestrales.

Compartir en:

Renta Variable

No obstante, la economía global continúa mostrando signos de desaceleración en una coyuntura marcada por numerosos riesgos a la baja como son, entre otros, la guerra en Ucrania, la crisis energética, las elevadas tensiones inflacionistas y el deterioro del sentimiento económico del sector privado. Una situación que se reflejó en la negativa evolución de los indicadores adelantados del sector manufacturero conocidos el lunes, a los que hoy se han unido los de servicios. En la Eurozona, el PMI de julio ha constatado la ralentización de la actividad en el inicio del 3T, situándose el índice compuesto ligeramente en terreno de contracción (49,9 puntos). Junto al deterioro de la industria, las empresas del sector servicios han perdido dinamismo por tercer mes consecutivo en todas la principales economías de la zona monetaria europea, destacando la contracción de Alemania (49,7 puntos).
Esta evolución se sitúa en línea con la caída registrada en las ventas minoristas de la Eurozona de un 1,2% mensual en junio ante el impacto de las elevadas tasas de inflación en la renta disponible, el deterioro de la confianza de los hogares y el cambio de los hábitos de gasto de los consumidores de los bienes hacia los servicios.
En el caso de EEUU, el PMI de servicios elaborado por S&P también ha registrado un significativo descenso respecto a junio hasta 47,3 puntos. Sin embargo, el índice del sector servicios del Institute for Supply Management (ISM), que incluye encuestas a empresas públicas además del sector privado, ha continuado en terreno de expansión al subir a un 56,7%, su mayor nivel en los últimos 3 meses. Una evolución apoyada en la mejora de las perspectivas de demanda y en las señales de normalización de las cadenas de suministro. Al mismo tiempo, la reciente moderación del coste de los combustibles ha aliviado ligeramente las presiones inflacionistas de las empresas, que siguen trasladando los mayores costes al cliente final.
El mercado energético continúa centrando los focos de atención de los inversores. Por un lado, la OPEP+ ha acordado reducir el ritmo de aumento de la producción de petróleo en septiembre, lo que no contribuirá a aliviar la escasez de oferta ni, por tanto, a aliviar las presiones sobre los precios del crudo. Por otro lado, aumentan los riesgos de mayor crisis energética en Europa ante la reducción del suministro de gas ruso y el repunte de los precios. En este sentido, el canciller alemán, Olaf Scholz, ha señalado como una opción potencial la extensión de la vida útil de las 3 plantas de energía nuclear de Alemania.
En los mercados de renta variable, la sesión ha comenzado con tono mixto en Asia-Pacífico. Ha destacado la caída del Shanghai Composite chino de un 0,71%, lastrado por las tensiones en Taiwán ante la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, frente a las subidas del resto de principales índices de la región.
Las ganancias han sido generalizadas en Europa, con un repunte del Eurostoxx 50 de un 1,30%. Los principales índices de Alemania, Francia e Italia han subido en torno a un 1%, frente al movimiento al alza más moderado de la bolsa española.
En concreto, el IBEX 35 ha cerrado un 0,56% por encima de su nivel de ayer, superando la barrera de 8.100 puntos. Entre sus componentes, las mayores revalorizaciones se han registrado en Fluidra (+6,56%), PharmaMar (+3,28%) y BBVA (+3,24%). En contraste, han destacado las caídas de Acciona (-2,54%), Enagás (-1,93%) y Caixabank (-1,80%).
Por su parte, en EEUU se observan avances más significativos que en las bolsas europeas a mitad de la sesión, liderados por el Nasdaq Composite (+2,13%). El S&P 500 sube un 1,18%.

Renta fija

Continuando con la tendencia de ayer, se han registrado subidas de rentabilidad en la mayor parte de los bonos soberanos a 10 años de las economías avanzadas. Así, se revierte la senda a la baja del último mes motivada por los crecientes riesgos de que se produzca un escenario de recesión en Europa y en EEUU.
Las ventas en los mercados de deuda soberana se han visto impulsadas por los recientes comentarios de algunos miembros de la Reserva Federal descartando cambio en la orientación de la política monetaria de EEUU. El presidente del Banco de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard, se ha mostrado a favor de continuar con una estrategia de elevados aumentos de los tipos de interés, reiterando que a finales de año podrían situarse entre un 3,75% y un 4% para contrarrestar la inflación más alta de las últimas cuatro décadas. Todo ello en un contexto en el que James Bullard ha afirmado que espera un crecimiento de la actividad en la segunda parte del año, tras entrar la economía estadounidense en recesión técnica en el 2T (al registrar dos trimestres consecutivos de contracción). Adicionalmente, en la jornada de hoy el dato del PMI de ISM ha contribuido a mejorar el sentimiento del mercado, mostrado un inesperado repunte de la actividad del sector servicios a máximos de los últimos 3 meses (56,7% vs. 55,3% en junio y 53,5% proyectado por el consenso del mercado).
De esta forma, la TIR del Treasury a 10 años sube hasta un 2,77% (+2 pb a cierre de la sesión europea) a medida que los inversores otorgan mayor probabilidad a que la próxima subida de tipos de la Fed sea nuevamente de 75 pb, frente a las previsiones más recientes de una subida de 50 pb que habían contribuido a reducir el rendimiento del bono a 10 años a un 2,5%. En este sentido, la semana pasada se registró una significativa reducción de las TIRes tras afirmar el presidente de la Fed que el ritmo de los aumentos futuros podría disminuir a finales de este año.
En Europa también se han observado significativos aumentos de yield en los tramos largos de la curva, de 6 pb en el caso del Bund alemán a 10 años y de 4 pb en el bono británico al mismo plazo. La excepción se ha situado en Italia, donde el rendimiento de su referencia a 10 años ha caído 5 pb.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

Los precios del petróleo retoman su tendencia a la baja tras el ligero repunte de ayer impulsados por el informe de inventarios de EEUU y el acuerdo de la OPEP y sus aliados.
En concreto, la Agencia de Energía de la Administración de EEUU ha mostrado que las reservas de crudo del país aumentaron en 4,467 millones de barriles la semana pasada, frente a la estimación del consenso del mercado de una caída de 0,6 millones, reflejando una desaceleración de la demanda. Respecto a la demanda de gasolina, el promedio de las últimas 4 semanas cayó a su nivel más reducido desde febrero.
En el actual contexto en el que se reducen las perspectivas de demanda de cara a los próximos meses ante la ralentización de la actividad económica global y los riesgos de un escenario de recesión, la OPEP+ ha decidido moderar significativamente el aumento de su oferta en septiembre respecto a los meses anteriores. En concreto, el cártel petrolero ha acordado incrementar su producción únicamente en 100.000 barriles diarios (frente a 648.000 en julio y agosto). Una decisión que se aleja de las aspiraciones de EEUU de lograr que Arabia Saudí se comprometiera a un mayor aumento con el que suplir el menor suministro de crudo ruso por la guerra en Ucrania.
En este sentido, miembros de la OPEP+ afirmaron antes de la reunión que no existe una necesidad inmediata de reemplazar los suministros de Rusia, miembro de la coalición. Así, se mantiene la cautela en las decisiones ante las elevadas incertidumbres que afronta el mercado y la desaceleración de la economía global, en especial de China, que sigue condicionada por su estrategia zero covid. Todo ello en un entorno en el que se mantiene una disponibilidad limitada del exceso de capacidad de producción de crudo.
Ante esta coyuntura, el precio del Brent cae un 2,3% a cierre de la sesión europea hasta 98 dólares por barril, y el del WTI (de referencia en EEUU) un 2,5% a 92 dólares por barril.
Por su parte, los principales metales preciosos cotizan con tono mixto. El precio del oro se estabiliza en 1.760 dólares por onza y el del platino aumenta un 0,155 hasta 900 dólares por onza. En contraste, la plata pierde un 1,2% y se sitúa en 19,9 dólares por onza.
En el mercado de divisas, el dólar se aprecia ligeramente frente al euro, cayendo su cotización a 1,015 dólares por euro (-0,15%). Por su parte, el Dollar Index sube un 0,3% hasta 106,5 puntos.

Macro

Precios de producción industrial en la UE y la Eurozona
Según Eurostat, en junio los precios de producción industrial continuaron con su tendencia al alza con un crecimiento frente al mes anterior de un 1,1% en la Eurozona y un 1,3% en la UE (vs. +0,5% y +0,7% mensual en mayo, respectivamente).
En el caso de la zona monetaria europea, esta evolución se vio impulsada principalmente por el repunte de los precios de la energía de un 2,7%. A su vez, se encarecieron frente a mayo de forma más moderada los bienes de consumo duradero y no duradero (+0,7% ambos) y los bienes intermedios y de equipo (+0,4% ambos).
Excluyendo el impacto de la energía, los precios de la producción industrial mostraron un avance a un 0,4% mensual.
En términos interanuales, el incremento de los precios de producción industrial se moderó ligeramente a un 35,8% en la Eurozona y un 36,1% en la UE.
Ventas minoristas en la UE y la Eurozona
En junio, las ventas minoristas cayeron un 1,2% mensual en la Eurozona y un 1,3% en la UE (vs. +0,4% y +0,2% mensual en mayo, respectivamente).
Por tipología de bienes, en la zona monetaria europea el volumen de ventas de productos no alimenticios disminuyó un 2,6% mensual. Al mismo tiempo, se contrajeron las de combustible para automóviles un 1,1% mensual y de alimentos, bebidas y tabaco un 0,4% mensual.
Entre los países miembros de la UE, destacó la contracción del comercio minorista en Dinamarca (-3,8%), Países Bajos (-3,4%) y Estonia (-2,4%), mientras que aumentó en Irlanda y Malta (+0,5% en ambas), Finlandia (+0,3%) y Austria (+0,2%).
En términos interanuales, las ventas minoristas se contrajeron un 3,7% en la Eurozona y un 2,8% en la UE frente a junio de 2021.
Ventas minoristas en Italia
El pasado mes de junio, las ventas del comercio minorista en Italia disminuyeron en términos mensuales un 1,8% (vs. +1,5% en mayo). A su vez, en términos interanuales revirtieron la senda de crecimiento observada desde febrero de 2021 con una contracción de un 3,8%.
Por tipología de bienes, las mayores reducciones se registraron en electrodomésticos y equipos de audio y vídeo (-8,3%), ordenadores y equipos de telecomunicaciones (-7,5%) y ropa (-2,8%).
Balanza comercial en Alemania
En junio, según Destatis, las exportaciones de Alemania aumentaron un 4,5% mensual, tras crecer un 1,3% en mayo. A su vez, las importaciones subieron un 0,2% respecto al mes anterior (vs. +3,2% el anterior).
Por áreas geográficas, las ventas al resto de países miembros de la UE repuntaron un 3,9% frente a mayo, mientras que las importaciones lo hicieron de forma más moderada en un 0,3% mensual. Paralelamente, las ventas de bienes fuera de la UE subieron un 5,3% mensual (impulsadas por el repunte de las dirigidas a EEUU de un 5,7%) y las importaciones un 0,1%.
Esta evolución generó un superávit de la balanza por cuenta corriente de 6.400 millones de €, frente al saldo positivo de 800 millones de € registrado en mayo.
En comparación con junio de 2021, las exportaciones de bienes de Alemania fueron un 14,6% superiores, al mismo tiempo que las importaciones se incrementaron un 24,9% interanual.
Indicadores adelantados: PMIs servicios y compuesto en la Eurozona
En julio, el indicador final de servicios de IHS Markit de la Eurozona se redujo 1,8 puntos frente al mes anterior hasta 51,2 puntos (vs. 53,0 puntos en junio). Así, se mantuvo en zona de expansión a pesar de representar su menor lectura en seis meses ante la desaceleración en la demanda y la caída de los nuevos negocios por primera vez desde abril de 2021. A su vez, los pedidos en cartera crecieron de forma más moderada, mientras que el empleo continuó aumentando, aunque al ritmo más lento de los últimos cinco meses. Al mismo tiempo, se mantuvieron las presiones de los crecientes costes de los inputs.
Ante esta evolución a la baja del sector servicios, junto a la caída del PMI manufacturero, el indicador compuesto disminuyó 2,1 puntos a 49,9 puntos (vs. 52,0 puntos el mes anterior).

La tendencia del PMI de servicios en las principales economías de la Eurozona fue heterogénea, si bien se registraron disminuciones en todas ellas, destacando las de Italia y Alemania, que entraron en fase de contracción (<50 puntos).

* En Alemania, el índice de servicios descendió 2,7 puntos a 49,7 puntos (vs. 52,4 puntos en junio), en un entorno de mayor pesimismo en las compañías ante una desaceleración en la demanda, dando lugar a una leve caída en la actividad por primera vez en seis meses. Por su parte, el PMI compuesto retrocedió hasta 48,1 puntos, frente a 51,3 puntos el mes anterior.
* En Francia, el PMI de servicios cayó en menor media a 53,2 puntos (-0,7 puntos), ante una moderación de los nuevos negocios a su mínimo en quince meses y el aumento más lento de la actividad desde el comienzo del año. El PMI compuesto se situó en 51,7 puntos, 0,8 puntos por debajo de su registro de junio.
* En Italia, el índice del sector servicios registró un retroceso de 3,2 puntos respecto al mes previo hasta 48,4 puntos, con la confianza empresarial manteniéndose en niveles mínimos desde noviembre de 2020. Paralelamente, el PMI compuesto se contrajo a 47,7 puntos frente a 51,3 puntos en junio.
* En España, el PMI de servicios mostró una reducción más moderada de 0,2 puntos hasta 53,8 puntos en julio, manteniendo así un buen ritmo de crecimiento, en un entorno de ligero aumento de la actividad y empleos a pesar de aumentar la preocupación por la elevada presión sobre los precios y el entorno económico. Por su parte, el PMI compuesto se redujo 0,9 puntos a 52,7 puntos.


Indicadores adelantados: PMIs servicios y compuesto de Reino Unido
En julio, el indicador PMI de servicios de IHS Markit de Reino Unido disminuyó 1,7 puntos hasta 52,6 puntos (vs. 54,3 puntos el mes anterior), continuando de esta manera en terreno expansivo durante diecisiete meses. Una evolución apoyada en el crecimiento del empleo, que contrarrestó la moderación de las carteras de pedidos. A su vez, la producción creció a su ritmo más lento en diecisiete meses. No obstante, su evolución continúa condicionada por las altas presiones inflacionistas y la incertidumbre en las perspectivas económicas.
Por otro lado, el PMI compuesto cayó 1,6 puntos a 52,1 puntos (vs. 53,7 puntos en junio).

Indicadores adelantados: PMI servicios y compuesto en EEUU
En EEUU el indicador PMI de servicios de IHS Markit disminuyó nuevamente en julio, situándose en 47,3 puntos (-5,4 puntos respecto al mes anterior).
Su evolución se vio lastrada por la mayor caída de la producción desde mayo de 2020 y el deterioro de la confianza empresarial a su mínimo en dos años. En contraste, se registró un leve repunte en los nuevos pedidos tras la ligera caída de junio, apoyado en la demanda interna, mientras que los procedentes del extranjero se contrajeron por segundo mes consecutivo. Todo ello en un entorno en el que las empresas continúan traspasando los mayores costes a los clientes y aumentando la mano de obra para suplir vacaciones a pesar de reportar dificultades para encontrar a candidatos acordes a los puestos de trabajo.
Por su parte, el PMI compuesto de EEUU retrocedió hasta 47,7 puntos, frente a 52,3 puntos en junio.

Indicador no manufacturero del Institute for Supply Management (ISM) en EEUU
Según ISM, en julio el indicador adelantado PMI del sector no manufacturero en EEUU registró un repunte de 1,4 pp respecto al mes anterior hasta situarse en un 56,7%, continuando en terreno de expansión por vigesimosexto mes consecutivo.
Entre sus subíndices, destacó el aumento del indicador de la actividad comercial de 3,8 pp hasta un 59,9% y de nuevos pedidos de 4,3 pp hasta un 59,9%. A su vez, el de empleo aumentó en 1,7 pp a pesar de continuar en terreno de contracción por segundo mes consecutivo en un 49,1%.
Las empresas encuestadas señalaron las dificultades para reponer los inventarios, destacando que su actividad continúa lastrada por la escasez de mano de obra, la inflación y los desafíos logísticos.
Pedidos de bienes duraderos en EEUU
En junio, los pedidos de bienes duraderos en EEUU continuaron la tendencia al alza iniciada en octubre de 2021 al aumentar un 2,0% mensual (vs. +1,8% en mayo), por encima de las expectativas de mercado que proyectaba una subida de un 1,1%. Una evolución explicada por el mayor número de nuevos pedidos y de envíos. Excluyendo el transporte, los pedidos de bienes duraderos repuntaron un 1,4% mensual.

Empresarial

BIC (Hoy: +4,70%, YTD: +22,36%)
La empresa francesa dedicada a la fabricación de productos desechables (bolígrafos, mecheros y maquinillas de afeitar), ha anunciado que su facturación en el 2T de 2022 ascendió a 611,4 millones de €, un 20,9% superior a la registrada en el mismo periodo del año anterior, beneficiada por la evolución del tipo de cambio. Sin tenerlo en cuenta, el crecimiento ha sido de un 11,6% interanual.
Por su parte, la empresa ha visto reducido sus márgenes operativos a un 16,3% (vs. 20,8% anterior) en un entorno lastrado por los mayores costes en materias primas, trasporte y electricidad que fueron parcialmente compensados por estrategias de subidas de precios. De esta manera, en términos absolutos el ebit se ha reducido en un 5,1% hasta 99,8 millones de € (vs. 105,2 millones de € en 2T 2021).
Por áreas, la de papelería ha registrado unas ventas de 269,7 millones de € (+33,4% interanual) ante los pedidos ocasionados por la vuelta al cole, reduciéndose sus márgenes operativos en 300 pb.
La de mecheros, donde la compañía posee una muy elevada cuota de mercado en EEUU ante las elevadas barreras regulatorias, ha visto reducidas sus ventas, pero ha mejorado su cuota de mercado. En contraste, en Europa han aumentado a doble dígito apoyadas en la recuperación de mercado en Turquía y Alemania. En concreto, en conjunto ha aumentado sus ingresos en un 8,7% hasta 209,7 millones de € y, pese a haber perdido 370 pb en márgenes operativos, continúan siendo muy elevados (38,0%).
El segmento de cuchillas ha aumentado los ingresos un 22% hasta 126,8 millones de €, siendo el que ha mostrado una peor evolución de los márgenes con una caída de un 5,3 pp hasta un 14,1%.
En el conjunto del primer semestre de año BIC ha registrado un flujo de caja operativo de 62,8 millones de €, que se ha visto perjudicado por un empeoramiento del working capital ante un aumento de los inventarios. Así, ha generado un flujo de caja libre previo de adquisiciones de 24 millones de € (posterior ha sido negativo de 43,8 millones de €).
Por último, la compañía ha aumentado su guidance de 2022, proyectando que sus ventas a moneda constante crezcan entre un 10 y un 12% (vs. 7-9% previo) ante el mayor volumen de ventas y de precios esperado. Adicionalmente, anticipa un impacto negativo en la inflación de inputs de 100 millones de € y mantiene su objetivo de generar 200 millones de flujo de caja libre.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda