Jornada de menos a más tras el dato de inflación de EEUU

13 de octubre de 2022

Jornada de ascensos en los principales índices mundiales a pesar de la negativa evolución de la inflación en EEUU, destacando el significativo repunte de la subyacente. Todo ello en un contexto en el que la semana pasada se constató que el mercado laboral estadounidense mantiene el dinamismo de la creación de empleo y las tensiones salariales.

Compartir en:

Renta Variable

A pesar de que el dato de IPC de EEUU de septiembre ha reflejado por tercer mes consecutivo signos de moderación hasta un 8,2% interanual (vs. 8,3% anterior), su reducción ha sido ligeramente inferior a lo esperado en un contexto en el que se ha acelerado el avance mensual de los precios a un 0,4% frente a un 0,1% en agosto. Una evolución en la que paralelamente la inflación subyacente continúo su senda al alza hasta un 6,6% interanual, su mayor registro desde agosto de 1982. En esta línea, el mercado apuesta ahora por dos subidas consecutivas de 75 pb en las dos próximas reuniones de la Fed. Específicamente, el tipo implícito en noviembre ha subido a 3,8% y a 4,5% para diciembre.
Por su parte, Liz Truss, primera ministra del Reino Unido, ha planteado la posibilidad de subir el impuesto de sociedades en 2023, al mismo tiempo que podría optar por no llevar finalmente el plan fiscal anunciado hacia varias semanas. Ante este posible escenario, la libra esterlina se ha apreciado un 1,5% a 1,1269 dólares, antes de recortar parte de la escalada tras los negativos datos de inflación de EEUU.
En la región Asia-Pacífico, todos los índices han permanecido en el terreno negativo. En Japón, el PPI (Índice de precios industriales) de septiembre ha avanzado 0,7% en términos mensuales frente al 0,3% estimado, y en tasa interanual vuelve a máximos desde abril de un 9,7%, a niveles no vistos en 42 años. Por otro lado, los casos de covid-19 en China se han duplicado desde septiembre, aumentando las posibilidades de nuevas medidas de confinamiento en Shanghái, lo que representa un nuevo riesgo sobre las perspectivas sobre el crecimiento de la economía mundial. Así, el Hang Seng hongkonés ha retrocedido un 2,07%, el BSE Sensex indio un 0,68% y el Nikkei 225 japonés un 0,60%
En Europa, el Eurostoxx 50 ha subido un 0,93%, y corta su tendencia bajista desde el 4 de octubre. Así, el FTSE MIB ha destacado hoy con una subida de un 1,56%. El indicador europeo Stoxx 600 ha avanzado impulsado por las empresas de turismo, bancos y energéticas, frente al sector de bienes personales, del hogar y alimentación que han registrado pérdidas.
En España, el IBEX 35 ha cerrado por encima de 7.300 puntos tras subir un 1,21%. Entre sus componentes, las mayores revalorizaciones se han situado en IAG (9,34%), Meliá (5,28%) y Repsol (4,50%). En contraste, los mayores descensos se han registrado en Acciona (-1,91%), Cellnex (-1,17%) y Solaria (-1,11%).
Finalmente, en EEUU, al cierre de la sesión europea, el S&P 500 registra un avance de 1,79% y el índice tecnológico Nasdaq de un 1,43%.

Renta fija

Jornada de ligeras caídas en las TIRes de los bonos soberanos, marcadas por los negativos datos de inflación de EEUU de septiembre. La moderación de la tasa del IPC a un 8,2% interanual (0,4% mensual) ha sido menor de la esperada. Un hecho que ha provocado un repunte en las TIRes de los tramos cortos de la curva de rendimiento en contraposición con las caídas de en los tramos largos, con la excepción del Treasury, donde se ha producido un incremento generalizado de toda la curva de rendimientos.
Los inversores, tras este dato y conocerse ayer las últimas actas de la reunión del Comité de Mercado Abierto (FOMC) de la Fed, en las que volvieron a señalar la intención de seguir con la senda de endurecimiento de la política monetaria si la inflación no se moderaba, la autoridad monetaria vuelva a subir 75 pb los tipos de interés en su próxima reunión.
Por su parte, en Reino Unido la jornada en los mercados de renta fija han vuelto a ser de gran volatilidad. Tras la decisión del gobernador del Banco de Inglaterra (BoE) de no prolongar el programa de compras de emergencia más allá de esta semana, el Ejecutivo británico podría estar analizando no continuar con la aprobación del plan fiscal expansivo anunciado hace unas semanas, especialmente tras la declaración del FMI advirtiendo al Gobierno británico de los riesgos que suponen el diseño de políticas fiscales que no garantizan la sostenibilidad presupuestaria y los efectos sobre los precios y el crecimiento económico.
En este contexto, en la Eurozona ha destacado la caída de 6 pb de la TIR del bono italiano a 10 años, mientras que en el caso de la referencia alemana se ha limitado a 3 pb hasta el 2,28%.
Fuera de la Eurozona, la rentabilidad del Gilt británico a 10 años ha retrocedido 23 pb, en línea con su referencia a 2 años que ha caído 21 pb.
Por su parte, el Treasury a 10 años ha repuntado cerca de 6 pb y el de 2 años de duración ha avanzado 15 pb, incrementándose así la inversión de la curva de rendimiento.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

El mercado de petróleo registra avances en la sesión de hoy, en medio del progresivo deterioro del escenario macroeconómico global y el endurecimiento de la política monetaria de los principales bancos centrales, y especialmente con la negativa evolución de la inflación en septiembre en las principales economías avanzadas. Una senda que se ha visto reforzada hoy por los negativos datos de IPC de EEUU del mes de septiembre, que consolidan las expectativas de que la Reserva Federal continúe manteniendo el ritmo de su actual ciclo monetario.
En este contexto, la Agencia Internacional de Energía ha señalado en su informe mensual que la decisión de la OPEP+ de reducir en 2 millones de barriles diarios (mbd) la producción de petróleo provocará una significativa disminución de la acumulación de reservas en este último trimestre del año y comienzos de 2023. Actualmente, los inventarios en las economías avanzadas se sitúan 243 millones de barriles por debajo de su promedio de los últimos 5 años. Un hecho que no sólo aumenta los riesgos de seguridad energética global, sino que también acentúa la volatilidad del mercado ante los elevados niveles de incertidumbre.
Esta circunstancia, junto a las implicaciones del encarecimiento de la energía sobre la inflación y las tensiones geopolíticas, podrían desembocar en un escenario de recesión económica mundial. Así, el organismo internacional ha rebajado sus previsiones de crecimiento de la demanda mundial de crudo en 2023 en torno a un 20% respecto a su anterior previsión, estimando que se sitúe en 1,7 mbd (vs. 2,1 anterior). Una cifra que también se mantendría por debajo del consumo del conjunto de este año, estimado en 1,9 mbd.
Por otro lado, en el mercado de metales preciosos se observan caídas generalizadas de las cotizaciones, retrocediendo el precio del oro por debajo de 1.700 dólares por onza.
En el mercado de divisas, el euro se consolida en torno a 0,97 dólares por euro, acumulando desde comienzos de año una depreciación superior a un 14%.

Macro

Inflación en Alemania
En septiembre, la inflación en Alemania aceleró su senda de crecimiento, aumentando 2,1 pp hasta un 10,0% anual (vs. 7,9% anual en el mes previo). De esta forma, confirmando así el resultado preliminar y la tasa de IPC general alcanza dos dígitos desde la II Guerra Mundial.
Esta evolución se explicó en un nuevo incremento de la variación interanual de los precios de la energía de un 43,9% (vs. 35,6% en agosto), destacando el encarecimiento del gasóleo para calefacción de un 108,4 % (vs. 111,5% anterior) y el del gas natural de un 95,1% (vs. 83,8%). Por su parte, el precio de la electricidad aumentó un 21,0% (vs. 16,6%).
Además, se observó un mayor crecimiento del precio de los alimentos de 2,1 pp hasta un 18,7% interanual y de los servicios hasta un 3,6% (+1,4 pp). Al mismo tiempo, respecto a septiembre de 2021 los precios de los bienes de consumo no duradero aumentaron un 23,3% y los de consumo duradero un 5,9% respecto a septiembre de 2021.
La inflación subyacente (excluyendo energía y alimentos) se situó en un 4,6% anual en agosto (vs. 3,5% en agosto).

Inflación en EEUU
En septiembre, la inflación de EEUU moderó su tasa de crecimiento en 0,1 pp hasta un 8,2% anual, (vs. 8,3% anual el mes anterior), superando nuevamente las expectativas de mercado de un 8,1%. Paralelamente, en términos mensuales nivel de precios repuntó un 0,4%, tras aumentar un 0,1% en agosto.
Por su parte, la inflación subyacente, excluyendo energía y alimentos, registró un repunte de 0,3 pp hasta un 6,6% anual (vs. 6,3% anual en agosto), su mayor crecimiento anual desde agosto de 1982. Una evolución explicada por el mayor coste de atención médica (+6,0%), de la estancia en hoteles (+6,6%) y de los precios de los nuevos vehículos de un 9,4%. Todo ello en un contento en el que el repunte mensual de la inflación subyacente se mantuvo al igual que el mes anterior en un 0,6% mensual.
A su vez, se moderó el incremento interanual del coste de la energía a un 19,8%, frente al registrado de un 23,8% el mes anterior.
Peticiones de prestaciones de desempleo en EEUU
Las solicitudes semanales de prestaciones de desempleo en EEUU han aumentado por segunda semana consecutiva.
En concreto, entre el 1 y el 8 de octubre se contabilizaron 228.000 nuevas solicitudes de prestaciones de desempleo, 9.000 más que la semana anterior y por encima de lo estimado por el consenso de mercado de 225.000.

Empresarial

ASML (Hoy: 0,66%; YTD: -41,39%, a cierre de sesión europea)

El fabricante neerlandés de equipos de semiconductores ASML ha ordenado a sus empleados de EEUU a través de un e-mail interno, que posteriormente ha sido confirmado por la compañía, que detengan la prestación de servicios a clientes en China.
Todo ello en un entorno en el que el viernes pasado EEUU prohibió las exportaciones a la potencia asiática de chips para superordenadores e inteligencia artificial, así como la tecnología y maquinaria para desarrollarlos, buscando de este modo limitar el desarrollo de semiconductores en China.
La compañía, recortó su guidance en los resultados del 2T, ante la persistencia de los problemas de oferta y las señales de que algunos clientes estén reduciendo su demanda.


Westinghouse Electric

La compañía de inversiones en energías renovables Brookfield Renewable Partners ha formado un consorcio junto con el productor de uranio Cameco, para la compra de la compañía e Energía nuclear Westinghouse Electric.
En concreto, Brookfield Renewable Partners adquirirá el 51% de Westinghouse por 2.300 millones de $ y Cameco la parte restante por 2.200 millones de $, a lo que se le sumaría una deuda de 3.400 millones de $. De esta manera, la compañía se valora en 7.900 millones de $.
Todo ello en un entorno en que debido a la situación actual marcada por la guerra en Ucrania y los objetivos de descarbonización, están aumentando el interés por la energía nuclear al tratarse de una energía capaz de proporcionar energía a cualquier hora y es independiente de las condiciones meteorológicas.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda