El IBEX 35, único índice europeo en rojo

08 de julio de 2022

La semana termina avances generalizados y alta volatilidad en los principales índices mundiales. La jornada ha estado marcada por la publicación de los datos de creación de empleo de EEUU, confirmando la fortaleza del mercado laboral tras crearse 372.000 nuevos puestos de trabajo, cifra ligeramente inferior al mes anterior, aunque superiores a las estimaciones (+268.000). Por su parte, la tasa de paro se mantuvo en el 3,6% de la población activa.

Compartir en:

Renta variable

La solidez del mercado laboral sería, a priori, un elemento favorable para un mayor endurecimiento de la política monetaria de la Fed. Con la inflación en máximos de 40 años, los mercados estiman que la subida de 75 pb de los tipos de interés en junio podría volver a repetirse este mes. No obstante, a pesar de las declaraciones de ayer de miembros de la Fed, que consideraban excesivo el temor a una recesión, el deterioro de las expectativas del sector industrial, de la demanda de bienes de consumo duradero y, en general, las peores perspectivas tanto empresariales como de los consumidores, podría contener el proceso de normalización monetaria por debajo de las expectativas actuales de los inversores.

En Europa, la OCDE ha vuelto a señalar la gran desaceleración de la economía del Reino Unido. En un ambiente de gran incertidumbre política tras la dimisión del primer ministro Boris Johnson, que dejará el cargo tras la elección de un nuevo líder del partido Tory, el organismo estima que el país británico será, tras Rusia, el que menos crezca de los países del G20, lastrado por el alto nivel de inflación, la intensa subida de tipos de interés del BoE y el impacto del Brexit. No obstante, el FTSE 100 termina la jornada en positivo, tras avanzar un 0,10%. Respecto a los índices de la Eurozona, destaca la evolución del IBEX 35, única plaza que cierra en rojo, continuando así su senda bajista de las últimas semanas, tras la caída de los valores del sector bancario y los vinculados a las materias primas.

Por otro lado, el euro mantiene su valoración con el dólar en torno a 1,01 dólares por euro. Si bien esta depreciación del euro podría estimular las exportaciones de la Eurozona, el efecto negativo sobre el consumo interno y las importaciones podrían profundizar las tensiones inflacionistas y deteriorar aún más las expectativas de crecimiento.

En Asia-Pacífico, el magnicidio del expresidente japonés Shinzo Abe ha mitigado el avance del Nikkei 225 japonés, cerrando plano. Por su parte, los riesgos a nuevos confinamientos y restricciones de movilidad en China han lastrado la evolución del Shanghái Composite (-0,25%).

En Europa, el Eurostoxx 50 ha mostrado un avance de un 0,52%. Hay que destacar las subidas del DAX alemán superiores al 1% (+1,34%) a pesar de los crecientes riesgos energéticos.

En España, el IBEX 35 ha cerrado en el entorno de 8.100 puntos tras caer un 0,27%. Entre sus componentes, las mayores revalorizaciones se han situado en Ferrovial (+2,32%), Acciona (+2,21%) y Aena (+2,18%). En contraste, las mayores caídas se han registrado en Iberdrola (-1,57%), Bankinter (-1,26%) y Repsol (-1,22%). Finalmente, en EEUU, al cierre de la sesión europea, el S&P 500 registra una ligera ganancia del 0,21% y el índice tecnológico Nasdaq un 0,33%.

Renta fija

Jornada de leves subidas de las TIRes de los principales bonos soberanos de la Eurozona, siendo más moderado en los bonos de los países del sur de Europa.

En Europa, la atención continúa centrada en la intensidad de la próxima subida de tipos por parte del BCE y en el mecanismo de nueva creación, con el que el organismo pretende asegurar la correcta transmisión de la política monetaria. Tras el incremento de tipos de 25 pb este mes, el aumento en la reunión de septiembre quedará supeditado a la evolución de las presiones inflacionistas y la evolución de las economías de la Eurozona. En cuanto al mecanismo anti-fragmentación, las voces en el entorno del BCE que solicitan su uso sólo en ocasiones excepcionales y bajo condicionalidad aumentan.

En EEUU, el debate respecto al endurecimiento monetario vira en torno al aumento de 50 o 75 pb del tipo de interés en la próxima reunión de julio. Los mercados, en el contexto macroeconómico actual, mantienen la expectativa del nivel de tipos en el rango del 3-3,5% a final de 2022. En este contexto, la curva de rendimientos a 2 y 10 años se mantiene invertida por cuarto día consecutivo.

En este contexto, las TIRes de los bonos core han repuntado ligeramente más que los del sur de Europa. Así, la rentabilidad del bono español a 10 años ha repuntado 1 pb hasta 2,39%, mientras que el italiano de igual duración ha caído 2 pb hasta 3,27%. Por su parte, el bono de referencia en Europa, el Bund (bono a 10 años de Alemania) ha experimentado un ligero repunte de 3 pb hasta un 1,34%, al mismo tiempo que la referencia alemana a 2 años se ha situado en 0,51% tras retroceder 1 pb. Fuera de la Eurozona, al cierre de la sesión europea la yield del bono a 10 años de Reino Unido sube 120 pb al 2,23%.

En EEUU, tras la subida de tipos de 75 pb por parte de la Fed y la revisión a la baja de las expectativas de crecimiento de la economía han mantenido el aplanamiento de la curva de tipos, tras repuntar el Treasury a 10 y 2 años 10 y 6 pb, respectivamente, hasta 3,09% y 3,10%.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

Jornada al alza en el precio del petróleo tras una semana de gran volatilidad. Los inversores continúan expectantes ante los problemas de producción mundial de crudo y el temor a una recesión de la economía.

Tras alcanzarse un acuerdo para poner fin a las huelgas en el sector petrolero y gasístico en Noruega, las tensiones en Libia y el posible corte del suministro de crudo a través del oleoducto del Caspio mantienen la tensión en el mercado energético. A pesar de que las exportaciones de petróleo en EEUU han alcanzado el máximo histórico (6,96 millones de barriles diarios, mbd), el oleoducto con origen en Kazajistán, que transporta el 1% del petróleo mundial, podría suspender su actividad 30 días tras la ordenanza de paralización de un tribunal ruso, lo que podría suponer 1 mbd menos a Europa.

Por su parte, el precio del gas TTF holandés (de referencia en Europa) cae tras una semana de fuertes subidas, a la espera del paro anual de 10 días del Nord Stream I para realizar labores de mantenimiento. Ante el temor de un corte del suministro total, Alemania ha solicitado una suspensión específica y temporal de las sanciones a Rusia para que Canadá pueda entregar a tiempo las turbinas necesarias para el funcionamiento del gaseoducto. No obstante, las tensiones internas en el país norteamericano, donde se encuentra la mayor diáspora de ucranianos del mundo, podrían impedir el acuerdo. Por su parte, en Alemania, que ha reactivado centrales eléctricas de carbón y ha postergado el cierre de centrales nucleares, el bajo nivel del caudal del Rin estaría empezando a constreñir la capacidad de suministro de carbón a las centrales de las regiones del sur, afectando a la capacidad de producción eléctrica. En este sentido, tras alcanzar el precio de los futuros de la electricidad a 1 año 345 €/MWh, el parlamento alemán votará el próximo martes una nueva regulación con la que poder intervenir el mercado de la energía.

En esta coyuntura, el barril de Brent cotiza a cierre de la sesión europea en 107 dólares, con un avance de un 2,22%. Por su parte, la cotización del WTI (de referencia en EEUU) repunta un 1,7% hasta 104 dólares por barril.

Paralelamente, los principales metales preciosos muestran ligeras variaciones. El precio del oro se sitúa en 1.743 dólares por onza (+0,19%) y la plata repunta hasta 19,2 (+0,20%). Por su parte, el platino avanza un 2,21% y se sitúa en 884 dólares por onza.

En el mercado de divisas, la cotización del cruce euro/dólar mantiene la cotización tras la intensa caída a comienzos de semana. En la sesión de hoy, a cierre de sesión europea ha repuntado un 0,19% a 1,01. Por último, el Dollar Index cotiza en 106,7 tras una caída del 0,18%.

Macro

Producción industrial de Italia

En mayo, en Italia la producción industrial ajustada estacionalmente disminuyó un 1,1% respecto al mes anterior (vs. +1,4% en abril) y aumentó un 3,4% frente a mayo de 2021.

Una evolución al alza en términos interanuales apoyada por el significativo incremento en la fabricación de artículos textiles, prendas de vestir, cuero y accesorios (+18,0%) y de coque y productos refinados del petróleo (+16,4%). En contraste, se contrajo en caucho, productos plásticos y productos minerales no metálicos (-4,6%) y en productos químicos (-2,8%).

Mercado laboral en EEUU

En junio, la economía de EEUU creó 372.000 nuevos puestos de trabajo, cifra inferior a la del mes anterior (384.000), pero superior a las estimaciones del consenso del mercado (en torno a 268.000).

Por su parte, la tasa de desempleo se mantuvo sin cambios por cuarto mes consecutivo en un 3,6% de la población activa, consolidándose en mínimos desde el inicio de la pandemia y únicamente 0,1 pp por encima de su registro de febrero de 2020.

Empresarial

Rolls-Royce (Hoy: 2,19%, YTD: -72,24%)

El fabricante de motores para la aviación Rolls-Royce ha reportado una recuperación de la demanda de los aviones de largo trayecto por parte de las aerolíneas ante una expectativa de reactivación de la aviación.

Algunas compañías están buscando que los aviones se entreguen a partir de 2025, solicitando aviones de fuselaje ancho y cambiando la tendencia provocada por la pandemia de aviones de menor tamaño.

Este entorno es bueno para la compañía que vio sus estados financieros lastrados ante los menores ingresos derivados de la inmovilización de gran parte de la flota de las aerolíneas.


Siemens (Hoy: 2,18%, YTD: -35,05%)

La compañía de fabricación industrial Siemens se encuentra ultimando los detalles de un préstamo de 4.000 millones de € para la OPA de exclusión realizada sobre el 33% que no posee de su filial de energías renovables Siemens Gamesa Renewable Energy. En este sentido, ha ofrecido un precio de 18,05 € por acción y valorado a la compañía en torno a 12.000 millones de €.

De esta manera, el préstamo que cubre el 100% de la OPA espera amortizarlo entre capital propio con aproximadamente 2.500 millones de € (mayor parte con ampliación de capital sin derecho de suscripción preferente) y deuda por 1.500 millones de € en los próximos meses.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda