El IBEX 35, lastrado por los valores del sector turístico, ha perdido el umbral de 8.400 puntos

09 de diciembre de 2021

Predominio de las caídas entre los principales mercados de renta variable a nivel global, con la excepción de varios índices asiáticos, destacando los de China continental y offshore y Hong Kong. De esta forma, el repunte de la volatilidad de las divisas continúa impactando la evolución de los índices bursátiles más relevantes, a la espera de tener una mayor visibilidad sobre factores que afectan a su cotización, como las balanzas comerciales y cuellos de botella, la inflación o la política monetaria y las variaciones de los tipos de interés.

Compartir en:

Renta variable

En este sentido, después de que el cruce eurodólar se apreciara ayer un 0,70% hasta el umbral de 1,134 dólares por euro, en la jornada de hoy, a cierre de sesión europea, cae nuevamente hasta el entorno de 1,130 dólares por euro (-0,36%).
Así, la jornada ha comenzado con la publicación de que la inflación en China en noviembre repuntó hasta un 2,3% anual (+0,8 pp respecto al dato de octubre), su mayor registro desde agosto de 2020. No obstante, continúa en niveles significativamente inferiores a los de las principales economías avanzadas. A su vez, el indicador se ha visto impactado por la contracción de los precios de la carne de cerdo (-32,7%), sin cuyo efecto negativo el IPC de China se habría situado en un 3% anual.
En esta coyuntura, en la región de Asia-Pacífico, han destacado los repuntes alcanzados por el Shanghai Composite (+0,98%) y el Hang Seng hongkonés (+1,08%), cuya volatilidad de Alibaba (+2,32% hoy) ha marcado su tendencia en las últimas sesiones. También han registrado avances tanto el Kospi surcoreano (+0,93%) como el Sensex indio (+0,27%).
En contraste, en el resto de la región ha predominado el rojo, con el Nikkei 225 japonés registrando una caída de un 0,47% y el ASX 200 australiano de un 0,28%.
El tono mixto registrado por las bolsas asiáticas contrastaba con los avances registrados por las bolsas europeas en la apertura de su jornada, si bien a medida que avanzaba la sesión los inversores han decidido tomar nuevamente beneficios (como ayer), imperando así a cierre de sesión el rojo.
El principal foco de atención de los analistas se mantiene en la situación epidemiológica de cara a final de año y principio del siguiente, ante la reintroducción de medidas de restricción de la movilidad ante el incremento de la incidencia del virus. Así, la declaración ayer por parte de Pfizer y BioNTech de que los estudios preclínicos muestran que tres dosis de su vacuna neutralizaría la variante ómicron habría calmado a cierta parte del mercado, si bien a corto plazo existe un elevado grado de incertidumbre sobre la actuación de los gobiernos ante la evolución de la pandemia.
En el ámbito macroeconómico, a la espera del dato que se publicará mañana del IPC de EEUU de noviembre (que el consenso prevé que alcance un 6,8% anual desde el 6,2% anual anterior), ha destacado que las solicitudes de desempleo en EEUU se situaron significativamente por debajo de los niveles pre-pandemia. En concreto, en la semana entre el 27 de noviembre y el 4 de diciembre se contabilizaron 184.000 nuevas peticiones de subsidio de desempleo, 43.000 menos que en la semana anterior (227.000) y que a finales de febrero del año pasado (220.000).
En este entorno, en las bolsas europeas las caídas se han situado por debajo del umbral del 1%, registrándose el retroceso más relevante en el IBEX 35 español (-0,93%). Por su parte, el DAX 40 alemán ha perdido un 0,30%, el Footsie 100 inglés un 0,22% y el CAC 40 francés un 0,09%.
En España, el IBEX 35, lastrado por los valores del sector turístico, ha perdido el umbral de 8.400 puntos. En concreto, ha caído un 0,93% a 8.339,6 puntos. Entre sus componentes, sus mayores avances se han situado en CIE Automotive (+2,30%), Cellnex Telecom (+1,27%) y Merlin Properties (+0,85%). En contraste, los retrocesos más significativos se han situado en IAG (-3,04%), Meliá Hotels (-2,86%), Amadeus (-2,14%) y Aena (-2,06%).
Por otro lado, entre los índices bursátiles de EEUU los mayores movimientos a la baja se sitúan entre los valores tecnológicos, registrando el Nasdaq Composite una caída de un 0,62% y el S&P 500 de un 0,25%.

Renta fija

La incertidumbre respecto a la situación epidemiológica, junto a la toma de beneficios en los mercados de renta variable, han favorecido que los inversores hayan decidido sobreponderar el mercado de deuda soberana en la sesión de hoy.
En concreto, las caídas de yield han sido superiores en la parte larga de las curvas de tipos de interés, aplanándose así la pendiente de las mismas a la espera de una mayor visibilidad sobre la evolución de la economía, la inflación, los shocks de oferta y la crisis sanitaria.
Así, la mirada del mercado se sitúa en las reuniones de los bancos centrales, como la Reserva Federal o el BCE, que tendrán lugar la próxima semana, en las que se analizarán el carácter más persistente de la inflación o el impacto de la variante Ómicron sobre sus decisiones de política monetaria.
En este sentido, el consenso de analistas prevé que el BCE mantendrá su política monetaria sin cambios, manteniendo la incertidumbre sobre cuál será su decisión respecto al ajuste del ritmo de adquisición de sus otros programas de compras de activos (APP) una vez el PEPP finalice en marzo de 2022. A su vez, a la espera del dato de mañana del IPC, la Reserva Federal, a priori, mantendría su ritmo de contracción en 15.000 millones de dólares mensual de sus programas de adquisición de activos.
En los mercados de deuda soberana de la Eurozona, los descensos de yield más elevados se han situado en los bonos de los países con mayor calificación crediticia. La rentabilidad del bono francés a 10 años ha registrado un descenso de 4,5 pb a un -0,004% y la del bono alemán a 10 años 4,3 pb hasta un -0,359%.
En el resto de la región, la TIR del bono español a 10 años ha caído 3,9 pb a un 0,371% y la del bono italiano a 10 años 2,9 pb hasta un 0,994%.
Fuera de la zona monetaria europea, el rendimiento del Gilt británico a 10 años ha retrocedido 2,0 pb a un 0,752% (vs bono británico a 2 años -4,8 pb a un 0,397%).
En EEUU, la yield del Treasury estadounidense a 10 años cae 4,1 pb a cierre de la sesión europea a un 1,480%.
Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)
Tras encadenar las tres últimas jornadas en positivo, los inversores deciden tomar nuevamente beneficios en el petróleo a la espera de una mayor visibilidad respecto a la evolución de la situación epidemiológica y su efecto sobre la demanda y oferta de crudo.
En este sentido, los precios del barril de petróleo permanecen por encima de 71 dólares (75 dólares en caso del barril Brent), dentro de la mitad del rango de los últimos meses en los que se situó tanto por encima de 80 dólares por barril como por debajo de 70 dólares por barril.
De esta forma, los inversores analizan la situación del mercado petróleo de cara a finales de año (incremento de la movilidad por festividades navideñas), así como para principios del siguiente. A pesar de que el mercado ha anticipado que el efecto sobre la mortalidad de la variante Ómicron no sería tan significativo como lo que estimaba inicialmente, se mantiene el significativo movimiento a la baja del precio del petróleo tras su detección (desde el 25 de noviembre al 1 de diciembre cayó un 15%). Todo ello ante un contexto en el permanecen las incertidumbres sobre la situación epidemiológica y el potencial endurecimiento de las medidas de distanciamiento social.
En este sentido, ayer el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, impuso medidas más restrictivas sobre la movilidad, recomendando el teletrabajo, la obligatoriedad de la mascarilla en espacios públicos o el pasaporte covid-19 para la entrada en algunos eventos multitudinarios.
En esta coyuntura, la cotización del petróleo Brent cae hasta 75,2 dólares por barril (-0,88%), al mismo tiempo que el WTI (de referencia en EEUU) se sitúa en 71,7 dólares por barril (-0,88%).
Por otro lado, entre los principales metales preciosos también predominan las caídas, situándose el precio de la plata en 22,03 dólares por onza (-1,81%), el del platino en 943,14 dólares por onza (-1,79%) y el del oro en 1.776 dólares por onza (-0,39%).
En el mercado de divisas, el cruce eurodólar continúa registrando movimientos al alza y a la baja con cierta relevancia, situándose en torno a 1,130 dólares por euro (-0,36%). A su vez, el Dollar Index sube a 96,2 puntos (+0,31%).

Macro

Balanza comercial en Alemania
En octubre, según Destatis, las exportaciones de Alemania aumentaron un 4,1% respecto al mes anterior, revirtiendo la ligera caída de septiembre (-0,7%). A su vez, las importaciones mostraron un mayor crecimiento de un 5,0% en términos mensuales (vs. +0,1% anterior).
Esta evolución situó el superávit de la balanza por cuenta corriente en 12.800 millones de €, 6.900 millones de € inferior al registrado en octubre de 2020.
En comparación con febrero de 2020 las ventas al exterior fueron un 3,8% superiores, mientras que las importaciones repuntaron un 13,5%.
Por su parte, en octubre las exportaciones de bienes de Alemania a la UE crecieron un 11,6% respecto al mismo periodo de 2020, al mismo tiempo las importaciones procedentes de los Estados miembros se incrementaron un 14,6% interanual. Paralelamente, las ventas de mercancías fuera de la UE fueron un 4,1% superiores a las de octubre del año anterior, y las importaciones mostraron un crecimiento de un 20,4% interanual.
Peticiones de prestaciones de desempleo en EEUU
En la pasada semana, las solicitudes semanales de prestaciones de desempleo en EEUU disminuyeron a un nuevo mínimo histórico tras aumentar ligeramente a finales de noviembre, situándose significativamente por debajo de los niveles pre-pandemia (220.000 a finales de febrero de 2020).
En concreto, entre el 27 de noviembre y el 4 de diciembre se contabilizaron 184.000 nuevas solicitudes de prestaciones de desempleo, 43.000 menos que la semana anterior (revisado a 227.000). Una evolución que ha mejorado nuevamente las previsiones del consenso del mercado de en torno a 220.000.

Empresarial

Amazon (Hoy: -0,27%; YTD: +7,88%, a cierre de sesión europea)
La autoridad antimonopolio de Italia ha decidido imponer una sanción a Amazon de 1.128 millones de euros por la presunta infracción del artículo 102 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.
En concreto, la multa está dirigida a varias filiales europea de la empresa estadounidense (Amazon Europe Core, Amazon Services Europe, Amazon EU, Amazon Italia Servicies y Amazon Italia Logistica), acusándolas de ostentar una posición predominante en el mercado italiano de servicios de corretaje.
De esta forma, la autoridad antimonopolio italiana ha afirmado que las filiales de Amazon han utilizado el servicio logístico de Amazon para acceder a una serie de beneficios con los cuales han obtenido un mejor posicionamiento y perspectivas de venta dentro de Amazon.it. Así, destacarían la “etiqueta Prime” o la participación destacada en eventos de Amazon como Black Friday, Ciber Monday o Prime Day, obstaculizando que otros vendedores externos puedan trabajar en las mismas condiciones que las filiales de Amazon.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda