El IBEX 35 se ha desmarcado del resto de las bolsas europeas, limitando su caída a un 0,01%

06 de enero de 2022

La publicación ayer de las actas de la reunión del 14 y 15 de diciembre de la Reserva Federal ha lastrado el sentimiento del mercado en la sesión de hoy, predominando así el rojo entre los principales mercados de renta variable a nivel global.

Compartir en:

Renta variable

La excepción se sitúa en la renta variable estadounidense, que tras iniciar su sesión ligeramente a la baja, cotiza con ligeros avances a cierre de sesión europea.
En este sentido, después de que ayer el S&P 500 retrocediera en torno a un 2% y el Nasdaq Composite un 3,3% tras darse a conocer las actas de la autoridad monetaria estadounidense, los inversores han decidido tomar beneficios hoy tanto en las bolsas europeas como en las asiáticas.
De esta forma, ayer las minutas de la reunión de diciembre del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC, Federal Open Market Committee) mostraron un tono más hawkish de sus miembros en un contexto marcado por la persistencia de las presiones inflacionistas.
En concreto, la Reserva Federal decidió en dicha reunión aumentar su ritmo de retirada de estímulos, rebajando, a partir de enero, sus compras de bonos del Tesoro estadounidense en 20.000 millones de dólares mensuales y de valores respaldados por hipotecas (MBS, Mortgage Backed Securities) en 10.000 millones de dólares mensuales. Asimismo, actualizó su diagrama de puntos (dot plot), estimando para 2022 tres subidas de sus tipos de interés oficiales.
Así, las actas de la reunión señalaron un mayor consenso de los miembros del FOMC para acelerar la retirada de estímulos ante las creciente presiones inflacionistas y persistencia de los cuellos de botella, al mismo tiempo que estimando un impacto moderado de la variante ómicron en el dinamismo de la economía.
Paralelamente, también fue destacable la discusión respecto a la idoneidad de reducir el tamaño del balance de la Reserva Federal a un mayor ritmo que en ciclos anteriores. De esta forma, las actas mostraron que algunos participantes del Comité señalaron que podría ser apropiado empezar a reducir el tamaño del balance de la Fed incluso antes del inicio de las subidas de tipos de interés oficiales.
En esta coyuntura, los datos del mercado de renta fija muestran que los inversores estarían anticipando en 2022 tres subidas de tipos de interés oficiales por parte de la Reserva Federal a partir de junio, al mismo tiempo que darían una probabilidad del 77% de subida de tipos de interés en la reunión de marzo.
Adicionalmente, más allá de los bancos centrales, nuevos estudios en Sudáfrica, en un contexto marcado por la finalización de la ola provocada por la propagación de la variante ómicron, mostrarían que las hospitalizaciones y casos severos de covid-19 serían inferiores en proporción que en otras olas del coronavirus. De esta forma, varios expertos prevén que la ola actual del coronavirus podría haber tocado techo en Londres, mientras que en otros países de Europa el pico de contagios se registraría a finales de enero.
En el plano macroeconómico, ha destacado que la inflación en Alemania en diciembre repuntó por sexto mes consecutivo, alcanzando su mayor registro desde junio de 1992 (5,8%). En concreto, aumentó 0,1 pp respecto a noviembre hasta situarse en un 5,3%. Por su parte, en términos mensuales el IPC en Alemania subió un 0,5%.
En este contexto, en las bolsas de la región Asia-Pacífico las caídas han superado el nivel del 1% en el caso del Nikkei 225 japonés (-2,88%), ASX 200 australiano (-2,74%), Kospi surcoreano (-1,13%) y Sensex indio (-1,03%). Por su parte, el retroceso del Shanghai Composite se ha situado en un 0,25%, mientras que el Hang Seng hongkonés ha subido un 0,72%.
Entre los índices bursátiles europeos, los movimientos a la baja han sido especialmente significativos en el caso del CAC 40 francés (-1,72%) y del DAX 40 alemán (-1,35%), que habían registrado avances más destacados en las 3 primeras jornadas del año. Por su parte, el Footsie 100 inglés ha perdido un 0,88% y el IBEX 35 español un 0,01%.
En España, el IBEX 35 se ha desmarcado hoy del resto de las bolsas europeas, limitando su caída a un 0,01%. En concreto, ha cerrado en 8.790 puntos. Entre sus componentes, han destacado las revalorizaciones de valores del sector bancario como CaixaBank (+4,27%), Banco Sabadell (+3,10%) y Bankinter (+2,78%). En contraste, en terreno negativo, los retrocesos más relevantes se han situado en Solaria (-5,68%), Cellnex (-4,46%) y Endesa (-1,29%).
Por otro lado, en un contexto marcado por la publicación de las actas de la Fed y a la espera del informe de empleo de diciembre que se dará a conocer mañana, las principales bolsas de EEUU registran ligeras revalorizaciones. En concreto, el S&P 500 sube un 0,10% y el Nasdaq Composite un 0,30%.

Renta fija

La publicación ayer en la jornada de ayer de las actas de la última reunión de la Reserva Federal también ha provocado ventas entre los principales mercados de deuda soberana a nivel global.
En este sentido, continuando con el movimiento registrado ayer a final de sesión, la TIR del bono estadounidense a 10 años se consolida por encima del nivel de 1,70%, mientras que la del bono alemán a 10 años se acerca a terreno positivo (-0,07%).
En concreto, la última vez que el rendimiento del bono alemán a 10 años dio rentabilidad positiva fue a mediados de 2019.
De esta forma, los inversores reaccionan vendiendo renta fija soberana a la posibilidad de que la Reserva Federal pudiera aumentar sus tipos de interés oficiales antes de lo inicialmente previsto, más aún después de la fortaleza de los datos del mercado laboral de ayer de la encuesta de empleo ADP de diciembre (mañana se publicará el informe de empleo). Asimismo, también es relevante para la evolución del mercado de renta fija la posibilidad de que la Reserva Federal inicie la reducción de su balance previo a la subida de sus tipos de interés.
Así, entre las referencias a 10 años de los mercados de deuda soberana de la Eurozona, el mayor repunte de yield se ha situado como ayer en la curva italiana (+3,7 pb a un +1,270%). Por su parte, la rentabilidad del bono francés a 10 años ha aumentado 3,1 pb a un 0,259%, la del bono español a 10 años 2,5 pb a un 0,618% y la del bono alemán a 10 años 2,3 pb a un -0,066%.
A su vez, fuera de la zona monetaria europea, la TIR del bono Gilt a 10 años, se ha consolidado nuevamente por encima del nivel del 1%, subiendo 6,9 pb hasta un 1,153%.
Adicionalmente, en EEUU, a cierre de sesión europea la yield del Treasury a 10 años repunta 3,7 pb hasta un 1,742%.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

Continuación del movimiento al alza del petróleo que ha predominado desde inicios de año. De esta forma, el petróleo Brent se consolida por encima del umbral de 80 dólares por barril y el WTI se sitúa a escasas décimas de alcanzar dicho nivel.
Todo ello en un contexto marcado por el creciente aumento de contagios a nivel global como consecuencia de la variante ómicron, si bien su menor letalidad no está provocando un aumento de la ocupación hospitalaria en la misma proporción a otras olas.
Así, la tendencia alcista del petróleo hoy se apoya en el incremento de las tensiones en Kazajistán, país miembro de la OPEP+, que podría provocar alteraciones en la producción de crudo del país. En este sentido, Rusia habría enviado tropas a Kazajistán para tratar de frenar la violenta escalada de las tensiones.
A su vez, el punto de mira de los inversores también se sitúa en Libia, después de que a inicios de semana anunciara que varias de sus plataformas petrolíferas se mantendrían cerradas para llevar a cabo trabajos de mantenimiento. En concreto, el país africano ha anunciado que ha producido en la última semana 729.000 barriles diarios, en comparación con 1,3 millones de barriles del mismo periodo del año pasado.
Paralelamente, también ha destacado que la diferencia entre el precio al contado (o spot) y el del futuro a 6 meses se han situado en torno a 4 dólares por barril, máximos desde finales de noviembre.
En este entorno, el precio del petróleo Brent a cierre de la sesión europea se sitúa en 82,4 dólares por barril (+1,96%), y el del WTI (de referencia en EEUU) en 79,8 dólares por barril (+2,53%)
En contraste, predomina el rojo entre los metales preciosos en la jornada de hoy, situándose nuevamente el oro por debajo de 1.800 dólares por onza (-0,97% a 1.793 dólares por onza). Así, la cotización de la plata cae un 3,93% a 22,3 dólares por onza y la del platino 2,14% a 965 dólares por onza.
En el mercado de divisas, el cruce eurodólar se mantiene en el rango entre 1,125 y 1,14 dólares por euro, incrementándose hoy un 0,11% a 1,132 dólares por euro. A su vez, el Dollar Index se mantiene estable en torno a 96,2 puntos.

Macro

Pedidos de fábrica en Alemania
En noviembre, según Destatis, en Alemania las nuevas órdenes de pedidos aumentaron un 3,7% respecto al mes anterior, tras contraerse un 5,8% mensual en octubre. Una evolución explicada fundamentalmente por el crecimiento de la demanda extranjera de un 8,0% mensual, incrementándose los pedidos de la Eurozona un 13,1% (vs. -3,2% el mes anterior) y un 5,0% en el caso de los procedentes del resto del mundo. En contraste, los nuevos pedidos nacionales cayeron un 2,5% mensual tras subir un 3,4% el pasado mes de octubre.
En términos interanuales, el crecimiento de los pedidos de fábrica se moderó a un 1,3% (vs. 1,0% interanual en octubre), situándose un 6,6% por encima de los registrados en febrero de 2020, mes previo al comienzo de la pandemia global.
Indicadores adelantados: PMIs servicios y compuesto de Reino Unido
En noviembre, el indicador PMI de servicios de IHS Markit de Reino Unido registró una caída de 4,9 puntos hasta 53,6 puntos (vs. 58,5 puntos el mes anterior). Una evolución explicada principalmente la reducción del gasto presencial en diferentes establecimientos como consecuencia de la contracción de la actividad ante el aumento de los contagios causado por la variante ómicron. No obstante, la creación de empleo se mantuvo relativamente fuerte, así como se produjo un ligero debilitamiento de la presión sobre costes. Alrededor del 55% del panel encuestado anticipa un crecimiento de la actividad en 2022, mientras un 10% prevé una contracción.
Así, el PMI compuesto retrocedió 4,0 puntos a 53,6 puntos (vs. 57,6 puntos en noviembre).
Inflación en Alemania
En diciembre, según el indicador adelantado de Destatis, la inflación en Alemania repuntó por sexto mes consecutivo 0,1 pp hasta un 5,3% anual (vs. 5,2% en octubre), situándose en su mayor registro desde junio de 1992 (5,8%). En términos mensuales los precios aumentaron un 0,5%.
Este incremento interanual estuvo nuevamente impulsado por el encarecimiento de la energía de un 18,3% (vs. 22,1% en noviembre).
Además, se observó un encarecimiento de los alimentos (+6,0%), así como de los precios de los bienes de un 7,8%. Por su parte, los precios de los servicios registraron un aumento de 3,1%.

Peticiones de prestaciones de desempleo en EEUU

La pasada semana, las solicitudes semanales de prestaciones de desempleo en EEUU aumentaron nuevamente por encima de 200.000, alejándose así de su mínimo histórico.
En concreto, entre el 25 de diciembre y el 1 de enero se contabilizaron 207.000 nuevas solicitudes de prestaciones de desempleo, 7.000 menos que la semana anterior (revisado a 200.000). Una evolución no prevista por el consenso del mercado, que proyectaba una caída hasta 197.000 nuevas solicitudes.

Indicador no manufacturero del Institute for Supply Management (ISM) en EEUU

Según ISM, en diciembre el indicador adelantado ISM del sector no manufacturero en EEUU registró una caída de 7,1 puntos hasta situarse en un 62,0%, tras situarse en noviembre en el máximo de la serie histórica.
Entre sus subíndices, destacó especialmente la caída de 8,2 pp del índice de nuevos pedidos a un 61,5% y el retroceso de 7,0 pp del indicador de actividad empresarial a un 67,6%. A su vez, el indicador de precios registró su tercera mayor lectura de la serie histórica con un 82,5% (+0,2 pp).

Empresarial

Greggs (Hoy: -8,04%; YTD: -7,07%)
La cadena de panaderías británica ha indicado que estima que en 2021 sus ventas totales ascendieron a 1.230 millones de libras, lo que supone una evolución favorable del negocio por encima de sus niveles prepandemia. En este sentido, en el año 2019 las ventas de la empresa británica alcanzaron 1.168 millones de libras, para después caer en 2020 a 811 millones de libras afectado por la crisis del coronavirus.
No obstante, Greggs ha explicado que parte del crecimiento de la facturación viene precedido de un aumento de las tiendas (crecimiento inorgánico), una vez han confirmado la apertura en 2021 de 131 nuevas tiendas y el cierre de otras 28 (hasta un total de 2.181 tiendas activas). De esta forma, en términos comparables, las ventas like-for-like se situaron en 2021 un 3,3% por debajo de sus niveles en 2019.
Por otro lado, la empresa británica ha cerrado 2021 con una posición de liquidez de 198 millones de libras, que según la propia compañía, le permite situarse en sólida posición financiera para invertir en múltiples oportunidades para acelerar el crecimiento de la compañía. De esta forma, esperan abrir 150 tiendas netas (nuevas aperturas menos nuevos cierres) en 2022, en línea con los planes estratégicos de la empresa.
A su vez, la dirección de la compañía ha indicado que las presiones inflacionistas han incrementado al final de 2021 y es probable que se mantengan en niveles elevados en 2022, si bien ha señalado que el control de costes operativos en el último trimestre de 2021 fue mejor que el inicialmente estimado.
Next (Hoy: -3,33%; YTD: -4,66%)
La cadena textil británica ha decidido incrementar sus previsiones financieras para el año por quinta vez en los últimos 10 meses en un contexto marcado por la fortaleza de la demanda en el periodo navideño.
En concreto, la dirección de Next ha decidido incrementar su previsión de beneficios antes de impuestos en 22 millones de libras hasta 822 millones de libras, lo que significaría registrar un crecimiento de un 9,8% respecto a 2019.
Adicionalmente, las estimaciones de la compañía respecto a las ventas durante el año de 2022 se sitúan un 7,0% por encima de las esperadas para este año. Asimismo, prevén un incremento del beneficio antes de impuestos de un 4,6% hasta 860 millones de libras.
Paralelamente, el Consejo de Administración de Next ha declarado un dividendo especial de 160 peniques (1,6 libras), que será pagado a sus accionistas a finales de 2022. A su vez, han señalado que pretenden retornar a la política de retribución al accionista de dividendo ordinario que tenían antes de la pandemia.

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda