Sesión mixta a la espera de las actas de la Fed de enero y las distensiones en Ucrania

16 de febrero de 2022

Tras los avances generalizados en la sesión de ayer, los principales índices bursátiles han retomado los descensos hoy en una sesión marcada por las incertidumbres sobre la situación en Ucrania y las políticas de los bancos centrales. Así, al cierre de la sesión europea, los índices estadounidenses caían presionados por los valores tecnológicos y entre los principales índices europeos predominaban los suaves retrocesos.

Compartir en:

Renta variable

Las noticias sobre Ucrania han puesto en cuestión el optimismo generado ayer ante el anuncio de una retirada parcial de las tropas rusas, generando nuevas dudas a los mercados. Así, activos considerados refugio en un contexto de crisis como el oro, el yen japonés o el franco suizo, registraban hoy avances frente a las caídas de los activos de riesgo. Está previsto que mañana jueves los líderes europeos celebren una cumbre sobe Ucrania, seguida por una reunión de los ministros de exteriores de los países del G7 en Múnich el sábado.
Paralelamente, los inversores continúan calibrando la posible cuantía del aumento de los tipos de interés que implementará la Fed en su próxima reunión, así como el ritmo de reducción del tamaño del balance que podrían adoptar en los próximos meses. En este sentido, tras el cierre de los mercados europeos esta tarde, se dará a conocer el contenido de las actas de la última reunión de la Fed que pueden aportar alguna pista sobre estas cuestiones.
Por otro lado, según datos conocidos hoy, los flujos de entradas a fondos de renta variable del resto del mundo han superado a los de EEUU por octavo mes consecutivo. Tras más de una década de preferencia por la bolsa estadounidense, los inversores parecen estar cambiado el destino preferido de sus inversiones hacia Europa y Asia. Este cambio es consistente con la rotación que se observa en el mercado desde sectores de crecimiento como la tecnología, hacia sectores como el financiero y el energético, que ofrecen al inversor mayor protección ante el escenario de inflación y tipos de interés al alza.
Respecto a los resultados corporativos, entre los publicados en EEUU destacan los de la plataforma Airbnb, que han superado las previsiones de ingresos y beneficios en el 4T pese a la expansión de una nueva ola del virus durante ese periodo. Estos datos refrendan la buena evolución del valor desde comienzos de año (+7%), en un contexto de expectativas de recuperación de la movilidad internacional en los próximos meses.
En este escenario, las bolsas europeas han registrados suaves descensos en una sesión con menor volatilidad de lo habitual en las últimas jornadas, a la espera de datos más concluyentes sobre la situación de Ucrania.
Entre los principales índices de la región Asia-Pacífico solo el Sensex indio ha cerrado en negativo, con una caída de 0,34%, registrando un retroceso de más de 2% en el año. El resto han tenido una subida de 1,5% en conjunto; liderados por el Nikkei 225 japonés con 2,22%, el Kospi surcoreano que ha subido 1,99%, el Hang Seng hongkonés un 1,49%, el ASX 200 australiano un 1,08% y el Shanghai Composite un 0,57%.
Entre las principales bolsas europeas la única subida la ha tenido el IBEX 35 español con 0,22%. El resto de índices han tenido ligeras caídas.
En España, el IBEX 35 sigue por encima del nivel de 8.700 puntos. En concreto, ha cerrado en 8.737 puntos. Entre sus componentes, las mayores revalorizaciones las han tenido Almirall (2,98%), Arcelor (2,95%) y Grifols (2,72%). En el terreno negativo, las mayores caídas se han situado en Siemens Gamesa (-2,26%), Sabadell (-1,29%) y Santander (-1,29%).
Adicionalmente, en los principales índices bursátiles de EEUU, se observan a cierre de sesión europea descensos en el S&P 500 (-0,64%) y en el Nasdaq (-0,98%).

Renta fija

Hasta finales de la semana pasada el foco de atención en los mercados de renta fija se situaba principalmente en las expectativas de subidas de tipos de interés de los principales bancos centrales, lo que se reflejó en las fuertes correcciones de la deuda. Esta semana han ganado protagonismo las tensiones en Ucrania, si bien la aparente desescalada y las declaraciones del ministro de exteriores ruso Lavrov acerca de que la diplomacia debería continuar han moderado la preocupación en la jornada de hoy.
De esta manera, las diferentes hojas de ruta marcadas por el BCE y la Fed han comenzado a reflejarse claramente en la forma que adopta su curva de tipos de interés de la deuda soberana.
Así, en EEUU se observa un mayor repunte en los tramos cortos, provocando un aplanamiento no visto desde 2020. El diferencial 10-2 (diferencia de rentabilidad del bono de EEUU a 10 años menos el de 2 años) continúa estrechándose y se sitúa ya por debajo de 50 pb. Respecto a los tramos largos, la TIR del Treasury a 10 años cae ligeramente, si bien se mantiene por encima de la cota del 2% (a cierre de sesión europea). No obstante, la tendencia al alza de las TIRes desde comienzos de año ha sido constante, a la espera de la reunión de marzo en la que previsiblemente se producirá la primera subida de tipos de interés oficiales.
En la Eurozona, se mantiene la incertidumbre acerca de si el BCE pondrá fin a los programas de flexibilización cuantitativa en el 3T y si subirá los tipos en el 4T. A pesar de ello, las TIRes de los bonos gubernamentales han registrado hoy variaciones negativas, aunque poco significativas, y los diferenciales de los bonos del sur de Europa se han estrechado ligeramente.
Entre las referencias a 10 años de la Eurozona se han producido caídas generalizada. El rendimiento del bono alemán se ha reducido 3 pb hasta un 0,295%, seguido de 3 pb de la TIR del bono francés a un 0,775%. Entre las economías del sur de Europa, la rentabilidad del bono italiano se ha situado en un 1,96% tras ceder 1,3 pb, mientras que la del bono español a 10 años se ha mantenido con pocos cambios en un 1,302%.
En el caso de Reino Unido, la publicación del dato de IPC de enero ha contribuido a añadir mayor presión a una posible subida de 50 pb en la reunión del Banco de Inglaterra de marzo, tras situarse tanto la inflación general como la subyacente 021 pp por encima de las previsiones del consenso del mercado y alcanzando máximos de los últimos 30 años. En este entorno, la rentabilidad del Gilt a 10 años de Reino Unido ha caído 0,7 pb a un 1,58%.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

Jornada de recuperación de los precios del petróleo tras la caída de ayer favorecida por las declaraciones del portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia respecto a la retirada de algunas tropas de la frontera con Ucrania, si bien por el momento la OTAN no lo ha confirmado. Ante este alivio de las tensiones geopolíticas, se observa una consolidación del nivel de 93 dólares por barril.
Por otro lado, se mantiene el punto de mira en las conversaciones entre Estados Unidos e Irán. En este sentido, el ministro de Asuntos Exteriores iraní ha afirmado que quiere alcanzar pronto un acuerdo en Viena, siempre que se protejan sus intereses nacionales.
Todo ello en un contexto en el que desde comienzos de año las materias primas están mostrando una positiva evolución, superior a la de la renta variable, ante su papel como cobertura de la inflación y contra el riesgo de valoración de los cambios de política de los bancos centrales. En el caso del petróleo y el oro se suman sus coberturas frente a los riesgos geopolíticos como el de Ucrania. Junto a estos factores, los actuales problemas de producción de la OPEP+ ante las limitaciones de capacidad que presentan algunos de sus Estados miembros refuerzan un escenario de déficit de oferta, lo que contribuye a mantener elevados los precios del crudo.
Así, a cierre de la sesión europea, la cotización del barril de petróleo Brent sube un 2,51% hasta 95,6 dólares y la del WTI (de referencia en EEUU) un 2,61% hasta 94,8 dólares por barril.
Por su parte, los principales metales preciosos muestran subidas, situándose el precio del oro en torno a 1.865,1 dólares por onza con una subida de 0,62% y la plata de 0,64% hasta 23,5 dólares por onza. A su vez, el platino muestra una subida de 3,26% continuando con su buen desarrollo en el año y se sitúa en 1.061,76 dólares por onza.
En el mercado de divisas la cotización del cruce eurodólar registra ganancias de 0,12% hasta los 1,137. Por último, el Dollar Index se deprecia un ligero 0,20% hasta 95,80 puntos.

Macro

Producción industrial en la Eurozona
En diciembre, la producción industrial de la Eurozona aumentó un 1,2% mensual, manteniendo su tendencia de crecimiento tras el avance de un 2,4% del mes anterior. En términos interanuales, la producción industrial creció un 1,6%.
Por ramas de actividad, destacó el repunte mensual de la producción de bienes de capital (+2,6%), seguido de bienes intermedios (+0,5%) y de bienes de consumo no duradero (+0,4%). En contraste, disminuyeron la fabricación de bienes de consumo duradero y de energía en un 0,3% y un 0,8%, respectivamente.
Entre los Estados miembros, los mayores avances mensuales se observaron en Irlanda (+10,3%), Lituania (+6,2%) y Luxemburgo (+5,1%). Por el contrario, los descensos más acusados se registraron en Austria (-1,1%) e Italia (-1,0%).
Inflación en Reino Unido
En enero, el IPC en Reino Unido creció un 5,5% anual, 0,1 pp por encima de su tasa del mes anterior (5,4% anual), situándose en su mayor nivel en los últimos 30 años. Una tendencia al alza explicada por el mayor incremento desde 2009 de los precios de la energía y los alimentos.
A su vez, la inflación subyacente se situó en un 4,4% anual.

Ventas minoristas en EEUU
Según los datos preliminares, en enero las ventas minoristas (en términos nominales, sin ajustar a la inflación) en EEUU aumentaron un 3,8% respecto al mes anterior, tras disminuir un 2,5% en diciembre.
En comparación con enero de 2021, el volumen de comercio minorista repuntó un 13,0% interanual apoyado en fuerte crecimiento observado en las estaciones de servicio (+33,4%), en el sector de hostelería y restauración (+27,0%) y en las tiendas de ropa (+21,9%).
Índice de precios de importación y de exportación en EEUU
En enero, los precios de las importaciones estadounidenses aumentaron un 2,0% anual, tras la ligera contracción de diciembre (-0,4%). Esta evolución refleja principalmente el incremento del coste de los combustibles de un 9,3% mensual, apoyada en las subidas del gas natural (+10,5%) y del petróleo (+9,5%)
Por otro lado, los precios de las exportaciones de EEUU también repuntaron (+2,9% mensual), revirtiendo el descenso del mes anterior (-1,6%).
Producción industrial en EEUU
En enero, la producción industrial de EEUU continuó con su tendencia al alza de los meses previos al aumentar un 1,4% mensual, en un contexto marcado por las interrupciones en las cadenas de suministro y los mayores costes de producción. Destacó el incremento en el sector de utilities en un 9,9% ante el repunte de la demanda por el temporal de frío, al mismo tiempo que la fabricación de materiales subió un 1,6%. Una tendencia que compensó parcialmente el retroceso del sector de la construcción de un 1,2%.
Así, el índice de producción industrial se situó en un 4,1% por encima de sus niveles de enero de 2021.
Solicitudes de hipotecas en EEUU
Según muestran los últimos datos de la Asociación Bancaria de Hipotecas de EEUU (MBA), las solicitudes de hipotecas continúan alternando semanas de aumentos y caídas.
En concreto, entre 7 y el 11 de febrero disminuyeron un 5,4% respecto a la semana anterior, reduciéndose así por segundo mes consecutivo ante la disminución de las operaciones de refinanciación de un 9% y del índice de compras de un 1%. Todo ello en un entorno en el que los créditos hipotecarios elevaron su tasa fija de 30 años a un 4,01% frente a un 3,93% la semana anterior.
Índice del mercado de la vivienda NAHB en EEUU
En enero, el índice del mercado de la vivienda de EEUU elaborado por la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas (NAHB) y Wells Fargo continuó con su senda a la baja por segundo mes consecutivo.
Según los datos preliminares, retrocedió ligeramente a 82 puntos (-1 punto respecto a diciembre), si bien se mantuvo 52 puntos por encima de su mínimo registrado en el mes de abril de 2020.

Empresarial

Heineken (Hoy: +1,78%; YTD: -1,88%)
La cervecera Heineken ha anunciado que sus ingresos en 2021 fueron de 21.901 millones de euros, un 12,2% superior al registrado en el año anterior.
Por zonas geográficas en las que se divide la compañía, en AMEE (África, Oriente Medio y Europa del este) fue de 3.159 millones de euros (+13,5% con respecto a 2020), en el continente americano 7.226 millones de euros (+14,3%), Asia-Pacífico 2.764 millones de euros (2,1%) y Europa 9.494 millones de euros (+10%).
El margen operativo ha sido de un 15,6%, distribuido por zonas geográficas en AMEE de un 14,0%, de un 16,8% en el continente americano, de un 27,2% en Asía Pacífico y de un 12,2% en Europa.
Por su parte, la generación de flujo de caja libre alcanzó 1.900 millones de euros, teniendo la compañía un nivel de deuda neta EBITDA de 2,6 veces (vs. 3,4 veces en 2020). Y un rendimiento de flujo de caja libre de 3,38% en 2021. Todo ello en un contexto, en el que los inversores consideran una empresa solvente a Heinken, encontrándose sus bonos sobre la par con unos rendimientos cercanos al 0,0% en aquellas emisiones de menos de 6 años de duración.
Por último, la compañía ha comunicado que en 2022 prevén que las incertidumbres sobre la pandemia sigan afectando a sus ingresos, esperando en 2022 una ligera mejora en el margen operativo y con un objetivo del 17% en 2023, una tasa de interés en línea con la de 2021 de un 2,7%, y un gasto en capex de aproximadamente 2.000 millones de euros.

Coca-Cola Europacific Partners (Hoy: -0,98%; YTD: 1,34% a cierre de sesión europea)
La embotelladora y distribuidora ha cerrado el año con una facturación de 13.763 millones de euros, aproximadamente un 30% más que en 2020, donde la comercialización con la península ibérica (España, Portugal y Andorra) ha aportado 2.495 millones de euros (+15%). A su vez, el beneficio neto de Coca-Cola Europacific Partners ha sido de 988 millones en 2021 (+58,5% más que en 2020 en términos comparables), y el beneficio operativo contable en términos comprables fue de 1.772 millones de euros (+48,5% superior interanual).
Por su parte, la compañía ha destacado la fabricación de las bebidas de manera sostenible, la adquisición en 2021 de Coca-Cola Amatil por 6.300 millones de euros y la inversión en el uso de datos y digitalización para reforzar el crecimiento a largo plazo.
Todo ello en un entorno en el que han continuado las restricciones por el covid, la caída del turismo y la subida del IVA en el canal de alimentación en España.

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda