La Fed anuncia mas subidas de tipos

06 de abril de 2022

Lael Brainard, vicegobernadora del banco central y segunda de a bordo de Powell, ha afirmado que : "Es de suma importancia reducir la inflación. En consecuencia, el Comité continuará ajustando la política monetaria metódicamente a través de una serie de aumentos en los tipos de interés y comenzará a reducir el balance a un ritmo acelerado tan pronto como en nuestra reunión de mayo".

Compartir en:

Brainard insinuó que los movimientos de tipos podrían ser de mayor calado al realizado en la última reunión de marzo, cuando el banco central elevó el precio del dinero en 25 puntos básicos en su primer movimiento al alza desde diciembre de 2018. La inflación es demasiado alta y está sujeta a riesgos alcistas. El comité está preparado para tomar medidas más enérgicas si los indicadores de inflación y de expectativas indican que tal acción está justificada”.
Brainard ha querido dejar clara la postura de la Fed para evitar malentendidos y Wall Street parece haber tomado nota con la mayor caída en el último mes, en especial, en el sector tecnológico. La banquera ha citado al gran domador de la inflación de principios de los años 80, periodo conocido por las drásticas subidas de tipos y la entrada en recesión que logró enfriar una economía recalentada. “Hace cuarenta años, Paul Volcker señaló que el mandato dual [estabilidad de precios y empleo] no es una proposición de uno u otro, sino que una inflación galopante 'sería la mayor amenaza para el crecimiento continuo de la economía... y, en última instancia, para el empleo', leyó Brainard durante una conferencia en Mineapolis.
Para Brainard, la Fed debe comenzar a reducir su balance de forma inmediata, es decir, vender parte de su cartera de bonos a partir de mayo. Que el mayor comprador de deuda en los dos últimos años pase al lado vendedor inquieta, como poco, a cualquiera que se asome al mercado. Los expertos tienen dudas de la capacidad para absorber esta salida de papel si no se hace de manera controlada. El banco central ha aumentado su balance un 140% desde finales de 2019, hasta los 9 billones de dólares. Los cálculos más conservadores señalan que podría achicar en 500.000 millones solo en 2022, y alrededor de 1,2 billones a partir de 2023 si nada se tuerce.

“Hoy la inflación es muy alta, sobre todo en alimentos y gasolina. Todos los estadounidenses se enfrentan a precios más altos, pero la carga es particularmente grande para los hogares con recursos más limitados. Por eso, bajar la inflación es nuestra tarea más importante, manteniendo una recuperación que incluya a todos. Esto es vital para mantener el poder adquisitivo de las familias estadounidenses”, apuntó. La lucha contra la inflación esconde un efecto secundario que también dañará la capacidad de compra de millones de americanos: el aumento de los costes financieros. Las tasas de referencia a 30 años de las hipotecas en EEUU se han disparado en más de 100 puntos básicos en poco tiempo y este martes cruzaron el nivel del 5% por primera vez desde finales de 2018.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda