La enorme venta de bonos no frena la subida de la divisas de los mercados emergentes

28 de marzo de 2022

El episodio inflacionista a escala mundial sigue poniendo en jaque las expectativas y las históricas correlaciones. El baño de sangre en los mercados de bonos mundiales dio un giro la semana pasada, y el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años se situó cercano a la barrera psicológica del 2,5%.

Compartir en:

Sin embargo, los mercados bursátiles de todo el mundo siguen resistiendo, ya que los inversores buscan activos que puedan ofrecer cierta protección contra la subida de los precios.
Los mercados emergentes son los mayores beneficiados por esta tendencia, ya que el precio y el valor (por la escasez) de las materias primas que exportan siguen aumentando. El real brasileño, nuestro favorito desde hace tiempo, merece una mención especial, ya que aumentó un 5% la semana pasada y un asombroso 18% en lo que va de año. El yen fue una vez más la divisa con peor comportamiento, ya que el Banco de Japón parece ser el único banco central del G10 que todavía no está preparado para endurecer su política monetaria.

Los datos de inflación serán el centro de atención esta semana, especialmente en la eurozona, donde esperamos que la cifra de inflación de marzo se dispare hasta un nuevo récord el viernes. El jueves se publicará el informe de inflación PCE de EE.UU., pero dado que corresponde a febrero no proporcionará mucha información nueva. Por último, el viernes por la tarde se publicará el informe de nóminas en EE.UU. El principal foco de atención será la evolución de los salarios, que hasta ahora han quedado rezagados con respecto a los precios y han alimentado el descontento de los votantes con la administración demócrata de Washington.

EUR

Los índices PMI de actividad empresarial fueron más fuertes de lo esperado y coherentes con una modesta desaceleración de la actividad económica en la eurozona como consecuencia de la guerra. Las cifras del índice IFO -que mide la confianza empresarial de Alemania- fueron peores, pero creemos que los PMI son una guía mejor sobre el futuro crecimiento económico.

La política monetaria y fiscal seguirá siendo muy estimulante en el futuro inmediato, y creemos que una recesión sigue siendo muy improbable. Las cifras de inflación del mes de marzo que se publicarán esta semana podrían superar el 7% debido a las fuertes subidas de los precios de la energía. También se espera que la inflación subyacente aumente. Cada vez somos más escépticos en cuanto a la posibilidad de que el BCE pueda esperar hasta finales de 2022 para subir los tipos de interés, tal y como están valorando los mercados, y pensamos que es muy posible que los datos que se vayan conociendo obliguen al banco central a actuar antes del verano. En el momento en que los mercados lo consideren así, el euro debería recibir apoyo.

USD

El baño de sangre en el mercado de bonos estadounidense ha provocado la revalorización más rápida de los rendimientos del Tesoro en muchas décadas, y las pérdidas en los índices de bonos en lo que va de año son las más altas de la historia. Esta explosión de los rendimientos ha hecho que el dólar tenga menos apoyo que en episodios anteriores.

Los miembros de la Fed están indicando a los mercados que no sólo habrá subidas de tipos en cada reunión, sino que esas subidas bien podrían ser de 50 puntos básicos, el doble de las subidas habituales. Se espera que el informe sobre la inflación PCE y las cifras de nóminas de esta semana sean muy fuertes y, por lo tanto, no deberían obstaculizar la subida de tipos de la Reserva Federal, pero el mercado ya ha valorado una gran cantidad de ajustes este año y será difícil valorar más, por lo que el impacto en el dólar debería ser moderado.

GBP

A medida que los economistas están corrigiendo al alza sus previsiones de inflación en Reino Unido, los datos reales siguen sorprendiendo al alza. En febrero, los precios subieron un 6,2% anual. La libra esterlina se debilitó tras la noticia. Los mercados están empezando a dudar de la determinación del Banco de Inglaterra para controlar la inflación, después del tono moderado en las comunicaciones del Comité de Política Monetaria (MPC) en su última reunión.

Esta semana están programados una serie de discursos de los miembros del MPC. Los traders los examinarán con atención en busca de más aclaraciones sobre las confusas comunicaciones de dicha reunión. No nos sorprendería otro cambio de tono que alinee mejor al Banco de Inglaterra con otros bancos centrales y proporcione un apoyo muy necesario a la libra.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda