Comienzo de semana en rojo

11 de julio de 2022

Jornada de descensos en los principales índices mundiales, con los inversores considerando el riesgo de una peor temporada de resultados, a pesar de la continua subida de los Beneficios por Acción por parte de los analistas.

Compartir en:

Renta Variable

El interés de los inversores se centra esta semana en el dato de inflación de EEUU que se publica el miércoles y en el inicio de la temporada de presentación de resultados del 2T. En un contexto en el que los analistas siguen proyectando crecimientos del Beneficio por Acción (BPA) del 10% en 2022 y 2023 pese al riesgo de recesión, los inversores esperan los mensajes de las compañías ante el riesgo de una rebaja generalizada de las previsiones.
En este sentido, en Europa continúa aumentando el riesgo energético de cara al invierno. El conducto principal para el gas ruso, Nord Stream 1, se ha desconectado para un mantenimiento que se espera que dure 10 días. Los países europeos dependientes del gas ruso se están preparando para la posibilidad de que el presidente de Rusia, Vladímir Putin, decida no continuar con los flujos una vez esté operativo el gaseoducto como represalia por las sanciones del continente a Rusia.
A pesar de la incertidumbre en torno a la situación macroeconómica y geopolítica global, por el momento no se observa una corrección en las estimaciones del consenso de analistas en cuanto a los BPA para 2022, que se sitúan de nuevo en máximos anuales. Esta semana, el BPA del índice MSCI World se revisa al alza un 0,2%. Para el Euro Stoxx 600 la revisión es de 2,9% gracias a la caída del euro, en el caso del IBEX 35 de un 0,8% y finalmente en el S&P 500 se ha mantenido plano.
En los mercados bursátiles a nivel global, la aceleración en el endurecimiento monetario y la ralentización de la economía han vuelto a provocar una sesión con predominio de ventas. Con la temporada de publicación de resultados comenzando, varios sectores están sufriendo una corrección por las dudas de los inversores sobre si conseguirán trasladar la inflación al cliente. A su vez, ciertos sectores como el de ventas al por menor están dando señales de menor actividad por parte del consumidor. En cuanto a empresas, las acciones de Twitter han caído más de 10% en dos días, tras anunciar Elon Musk su intención de cancelar la adquisición de la compañía por un importe de 44.000 millones de dólares.
En la región Asia-Pacífico los índices han tenido un comportamiento negativo en general. Sin embargo, en Japón, el índice Nikkei 225 ha subido un 1,11% tras la holgada victoria del Partido Liberal Democrático (PLD) en las elecciones parciales parlamentarias de ayer. En China, en la región de Macao las autoridades han ordenado el cierre de negocios no esenciales, que incluyen más de 30 casinos, ante la expansión del covid. A su vez, durante el fin de semana ha habido un flujo de noticias negativas referentes a las multas reglamentarias impuestas a las transacciones realizadas en el pasado por Alibaba y Tencent y sobre el rechazo de los tenedores de bonos de Evergrande a una propuesta de prórroga del pago. Junto a estos factores, la economía china también está experimentando mayores presiones inflacionistas, situándose el crecimiento anual del PPI en junio por encima de lo esperado por el consenso del mercado (6,1% frente a 6,0% interanual).
En Europa, el Eurostoxx 50 ha perdido un 0,99%. Hoy ha destacado la caída del DAX de 1,40%. Los fabricantes de automóviles y las empresas mineras europeas están mostrando los peores resultados, ya que la preocupación por el resurgimiento del covid-19 aumenta el riesgo de desaceleración del sector.
En España, el IBEX 35 ha cerrado por debajo de 8.100 puntos tras caer un 0,43%. Entre sus componentes, las mayores revalorizaciones se han situado en Iberdola (2,40%), Solaria (1,63%) y Telefónica (1,42%). En contraste, las mayores caídas se han registrado en IAG (-5,73%), Ferrovial (-3,15%) y Sacyr (-3,10%).

Finalmente, en EEUU, al cierre de la sesión europea, el S&P 500 registra un retroceso de 0,93% y el índice tecnológico Nasdaq de un 2,04%.

Renta fija

Jornada de caídas generalizadas de las rentabilidades de los bonos soberanos. A la espera del dato del IPC de EEUU el miércoles, los mercados asumen que la Fed mantendrá a senda de endurecimiento de la política monetaria ante la persistencia de la inflación, en línea con lo reflejado en las actas de la pasada reunión de junio. En este sentido, se espera que la tasa de inflación en junio de EEUU supere en 0,2 pp a la de mayo hasta el 8,8% interanual.
Las compras de bonos han predominado en un entorno marcado por el posible repunte de la inflación y el deterioro de las expectativas de crecimiento, lo que estaría rotando la inversión hacia los bonos soberanos.
En Europa, los rendimientos de los bonos han caído de forma generalizada en torno a 7 pb, tanto en los tramos cortos de la curva como en los largos. A pesar de que se espera un nivel de precios elevado en el corto plazo, el creciente temor a una recesión, derivada de las tensiones en el mercado energético y en última instancia por el posible corte del suministro de gas ruso a través del Nord Stream I, ha situado las expectativas de inflación a largo plazo por debajo del 2% desde un máximo de un 2,50% en mayo. En este contexto, el BCE podría acelerar el ritmo de subida de tipos de interés en las próximas reuniones, pero mantenerlos, o incluso bajarlos, en 2023. No obstante, la senda de endurecimiento de la política monetaria queda supeditada a la evolución de la guerra en Ucrania y a la normalización de la cadena de valor mundial.
Asimismo, los inversores se mantienen expectantes al nuevo mecanismo propuesto por el BCE para asegurar la correcta transmisión de la política monetaria. En este contexto, el diferencial de rentabilidad de los bonos del sur de Europa con el Bund alemán se ha mantenido estable desde que se señalara desde el banco central la creación de tal mecanismo. Así, las primas de riesgo italiana y española han caído 3 y 4 pb hasta 202 y 102 pb, respectivamente.
En la Eurozona, la rentabilidad del bono español a 10 años ha disminuido 8 pb hasta 2,33%, mientras que el italiano de igual duración ha caído 7 pb hasta 3,20%. Por su parte, el bono de referencia en Europa, el Bund (bono a 10 años de Alemania) ha experimentado un retroceso aún mayor, descendiendo 10 pb hasta un 1,24%, al mismo tiempo que la referencia alemana a 2 años se ha situado en 0,41% tras retroceder 10 pb. Fuera de la Eurozona, al cierre de la sesión europea la yield del bono a 10 años de Reino Unido cae 5 pb al 2,17%.


En EEUU, tras la subida de tipos de 75 pb por parte de la Fed en junio y la revisión a la baja de las expectativas de crecimiento de la economía se ha mantenido la inversión de la curva de tipos, con una caída del Treasury a 10 y 2 años de 10 y 6 pb, respectivamente, hasta 2,98% y 3,05%. Cabe destacar que los bonos basura de EEUU (en todas las calificaciones) cerraron su mejor semana desde mayo, después de que los sólidos datos sobre las nóminas del viernes reflejaran que continúa el dinamismo del mercado laboral estadounidense. Sin embargo, el repunte podría estancarse, ya que el mercado espera la temporada de resultados del segundo trimestre para evaluar el impacto de la inflación en los balances de las empresas.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

Jornada de caídas en los precios del petróleo y gas ante los crecientes riesgos de un escenario recesión tanto en Europa y en EEUU.
Ante la situación de escasez de gas a largo plazo, Alemania se encuentra en el segundo de los tres niveles de alerta de gas, tras la reducción por parte de Rusia de un 60% del suministro a través del Nord Stream 1 que conecta Rusia y Alemania a través del mar Báltico. No obstante, Canadá ha anunciado que va a aplicar una exención en sus sanciones a Rusia permitiendo exportar a Alemania una turbina clave en el mecanismo del gasoducto que estaba siendo reparada y que posteriormente tendría que llevarse a Rusia. El Gobierno ruso había alegado que la falta de esta turbina era la causa de la reducción del flujo de gas en los últimos meses. De esta forma, una vez los trabajos de mantenimiento del Nordstream I concluyan y se instale la turbina reparada, en teoría podría recuperarse el flujo normal de gas ruso hacia Alemania.
En España, las importaciones de crudo en mayo han aumentado en una cuarta parte en términos interanuales, suponiendo el mayor volumen mensual desde agosto de 2019. EEUU ha sido el principal proveedor por segundo mes, y las importaciones de Irak han subido al máximo en casi tres años, mientras que los suministros de Brasil fueron los mayores en cuatro años.
Respecto al gas, EEUU se ha situado como el mayor proveedor de España, cubriendo el 30% de la demanda. Por su parte, Rusia es ahora el segundo, con los flujos argelinos disminuyendo tras el enfrentamiento diplomático entre ambos países por la decisión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de apoyar a Marruecos en el conflicto del Sáhara Occidental. En este escenario, España ha comenzado recientemente a enviar gas natural a Marruecos.

En esta coyuntura, el barril de Brent cotiza a cierre de la sesión europea en 106 dólares, con una caída de un 0,52%. Por su parte, la cotización del WTI (de referencia en EEUU) cae un 0,94% hasta 104 dólares por barril.
Por otro lado, los principales metales preciosos muestran datos en rojo. El precio del oro se sitúa en 1.738 dólares por onza (-0,24%) y la plata cae hasta 19,2 dólares (-0,45%). A su vez, el platino ha retrocedido un 2,52% y se sitúa en 872 dólares por onza.

En el mercado de divisas la cotización del cruce euro/dólar continúa la tendencia bajista en las últimas semanas retrocediendo hasta el nivel más bajo desde 2002 y con las casas de análisis dudando de si llegará a la paridad. En la sesión de hoy, a cierre de sesión europea ha retrocedido un 0,98% a 1,008. Por último, el Dollar Index cotiza en 107,7 con un avance de un 0,87%.

Macro

Ventas minoristas en Italia
El pasado mes de mayo, las ventas minoristas en Italia aumentaron en términos mensuales un 1,9% (vs. -+0,3% en abril). A su vez, en términos interanuales mantuvieron la senda de crecimiento observada en los últimos 15 meses con un repunte de un 7,0%.
Por tipología de bienes, los mayores ascensos se registraron en calzado, bienes de cuero y artículos de viajes (+15,6% interanual), ropa (+13,2%) y en electrodomésticos y equipos de audio y vídeo (+9,8%).

Empresarial

Endesa (Hoy: 0,94%; YTD: -9,68%)
La compañía eléctrica española Endesa, a través de su filial renovable Enel Green Power España, se encuentra en la actualidad construyendo proyectos de más de 1.130 MW de energía renovable en los que se han creado 4.200 puestos de trabajo.
De esta manera, busca el objetivo para 2024 de alcanzar 12.300 MW entre energía solar, eólica e hidráulica y de ser 100% renovable en 2040.
La mayor parte de estos proyectos se encuentran en las comunidades de Aragón, Andalucía, Extremadura y Castilla la Mancha y permitirán que el 92% de la producción en la península este libre de emisiones de carbono en 2024, 6 pp más que en 2021.

Airbus (Hoy: 0,70%; YTD: -13,93%)
El fabricante de aeronaves francés Airbus ha elevado sus previsiones de demanda mundial de aviones en los próximos veinte años para reemplazar a los menos eficientes en combustible. Sin embargo, espera que el número de pasajeros crezca a un ritmo algo inferior al que se esperaba previamente.
En concreto, la compañía espera que el número total de aviones entregados crezca de 39.020 a 39.400, donde aproximadamente un 80% sean de un solo pasillo usados principalmente para cortas y medias distancias.
Por su parte, espera que el número de pasajeros crezca en un 3,6% anual (vs. 3,9% previsto en noviembre) ante el impacto que tendrá en el sector el mayor coste energético. A su vez, estima que se recuperará el tráfico aéreo a niveles prepandemia entre 2023 y 2025, en un entorno de elevadas presiones inflacionistas y de riesgo nuevas oleadas de covid-19.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda