Qué ocurre con el dólar en un escenario de subidas de tipos reales y la esperada intervención de Christine Largarde del viernes

20 de enero de 2022

La relación tradicional que hay entre el dólar y los tipos de interés en Estados Unidos se ha roto. Cuando los tipos de interés reales, descontada la inflación, suben, resulta positivo para el dólar, porque atrae capitales del resto del mundo. Sin embargo, esa correlación se ha dado la vuelta.

Compartir en:

Hemos visto subidas de tipos muy fuertes en los Mercados de Bonos en Estados Unidos y sin embargo el dólar, en lo que va de 2022, no sólo no ha subido, sino que ha cedido parte de las ganancias de 2021. ¿Por qué sucede esto?
Quizás el mercado había anticipado excesivamente esas subidas de dólar y tipos.
En cualquier caso, está claro que los mercados prevén subidas de tipos bastante agresivas. Se espera que la Reserva Federal haga cuatro subidas en 2022. No obstante, la principal brecha en el mercado reside en el Banco Central Europeo, con una presidenta del Consejo que insiste en que no va a haber subidas en 2022, a pesar de que ha quedado claro que la inflación es un fenómeno global y la Eurozona no va a ser excepción.
El discurso de la presidenta Lagarde el próximo viernes es un acontecimiento crítico. Dará su visión del futuro macroeconómico global, y veremos si mantiene su idea de no subir tipos en la Eurozona hasta bien entrado 2023 o, como esperamos nosotros y como esperan algunas voces dentro del propio Consejo del BCE (particularmente de los miembros del Bundesbank), empiezan a preocuparse más por la inflación. En ese caso, podremos ver una subida razonablemente fuerte en el euro.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda