El euro se acerca a una paridad con el dólar no vista desde 2002

05 de julio de 2022

Jornada de caídas generalizadas en los principales índices bursátiles en Europa y EEUU que han llevado a los índices europeos a marcar nuevos mínimos anuales situándose en niveles de noviembre de 2020. El temor a una recesión y los negativos datos de inflación continúan marcando la evolución de los mercados. En este sentido, el proceso de normalización monetaria que los bancos centrales están llevando a cabo para controlar la inflación podría realizarse con menor celeridad ante una desaceleración más acusada de la prevista, en línea con los datos conocidos hoy de los PMI en Europa.

Compartir en:

Renta variable

En esta coyuntura, el euro se ha situado en mínimos de dos décadas respecto al dólar, acercándose a la paridad por primera vez desde 2002. Tras perder un 9% frente al dólar desde comienzos de año, los mercados anticipan que los débiles datos macroeconómicos de la Eurozona y las negativas expectativas, marcadas por el riesgo de un corte de suministro de gas por parte de Rusia y las huelgas en el sector petrolero y gasístico en Noruega, podrían inducir al BCE a un mayor desanclaje respecto a la política monetaria de la Fed. Esto podría provocar un aumento de los flujos de capital a EEUU en detrimento de los países de la Eurozona, al mismo tiempo que encarecería el coste de las importaciones, lo que podría impulsar la tasa de inflación al alza.

En EEUU, los altos niveles de inflación siguen marcando la pérdida de momentum de la actividad económica. En este sentido, la Fed de Atlanta estima un crecimiento real en el 2T del -2,1%, por lo que, tras la caída del 1,6% en el 1T, la economía estadounidense entraría en recesión técnica. No obstante, a pesar del deterioro de la economía, los inversores no parecen poner en duda la senda de subidas de tipos de interés propuesta por la Fed para controlar la inflación. Asimismo, EEUU estaría estudiando la reducción de aranceles sobre la importación de bienes chinos para reducir el impacto sobre los precios al consumidor.

En Asia-Pacífico, las bolsas han mantenido un tono mixto. El positivo dato de los PMI Caixin chino en junio, que muestra una intensa recuperación tras el fin del confinamiento en Shanghái, y en Japón, registrando el mayor aumento del PMI servicios en 8 años, no ha bastado para mantener los índices en verde. En este sentido, las nuevas restricciones de movilidad por un nuevo brote en la provincia de Anhui y el temor a que el brote se extienda por las regiones colindantes, donde se encuentra gran parte del sector manufacturero chino, ha lastrado la evolución del Shanghái Composite, que ha cerrado un 0,04% por debajo de ayer, siendo junto al BSE Sensex indio los únicos índices asiáticos que caen.

Todo ello en un contexto que continúa marcado por la ofensiva rusa en el este de Ucrania y la crisis energética. Tras la caída en la producción de crudo por asuntos internos en Libia y Ecuador, la huelga de trabajadores en Noruega en el sector petrolero y gasístico añade mayor tensión al mercado energético.

En Europa, el Eurostoxx 50 ha caído un 2,68%, destacando el retroceso del 2,99% del FTSE 100 británico y del 2,91% del DAX alemán. El IBEX 35, por su parte, se ha dejado un 2,48%, lastrado por los valores cíclicos y el sector financiero. Entre sus componentes, las mayores revalorizaciones se han situado en Cellnex (1,56%), REE (1,09%) y Telefónica (0,16%). En contraste, las mayores caídas se han registrado en Repsol (-5,78%), Caixabank (-5,59%) y Sabadell (-5,49%).

Finalmente, a cierre de la sesión europea, en EEUU el S&P 500 retrocede un 1,6% y el índice tecnológico Nasdaq un 0,27%

Renta fija

Jornada de caídas de las TIRes de los bonos soberanos ante el temor a un mayor deterioro de la economía global. Así, la TIR del Bund alemán se sitúa por debajo del 1,20% tras caer más de 15 pb, mientras que la yield del Treasury estadounidense se aleja de la barrera del 3%.

En la Eurozona, en un contexto de deterioro macroeconómico y con una tasa de inflación que podría no haber alcanzado su techo, el presidente del Bundesbank alemán, Joachim Nagel, ha pedido cautela al BCE respecto al mecanismo anti-fragmentación que la autoridad monetaria planea poner en marcha, pues mantiene que podría afectar a la estabilidad de precios en la Eurozona en su conjunto. En este sentido, ha solicitado la aplicación del mecanismo únicamente en circunstancias extraordinarias y bajo condicionalidad, en particular referida a la consolidación fiscal. Las primas de riesgo italiana y española han repuntado en 6 y 3 pb, respectivamente, hasta 195,5 y 109,8 puntos.

En este contexto, las TIRes de los principales bonos de la Eurozona han cerrado hoy con retrocesos generalizados. El rendimiento del bono de referencia en Europa, el Bund (bono a 10 años de Alemania) ha experimentado un descenso de 16 pb hasta un 1,17%, al mismo tiempo que la referencia alemana a 2 años ha caído 20 pb hasta un 0,41%. El rendimiento del bono español a 10 años ha cedido 12 pb hasta 2,28%. Fuera de la Eurozona, al cierre de la sesión europea la yield del bono a 10 años de EEUU desciende 10 pb hasta el entorno del 2,78%.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

Jornada de significativas caídas en los precios del petróleo. El deterioro de las perspectivas de crecimiento de la economía global, y, por ende, la reducción de la demanda de crudo, ha situado el precio del barril de Brent por debajo de 105 $, su nivel más bajo desde comienzos de mayo. No obstante, se espera que el mercado se mantenga tensionado por el lado de la oferta ante la limitada capacidad de incrementar la oferta de crudo. En este sentido, la producción de los miembros de la OPEP+ se redujo en junio respecto al mes anterior, con casi ningún país alcanzando el objetivo de producción.

A la incapacidad de aumentar la producción a corto plazo de los principales países productores, se suman los problemas internos de países como Libia o Noruega. En el país escandinavo, los paros de los trabajadores en el sector petrolero podrían afectar a 9 terminales, lo que implicaría una caída de la producción del 15% del petróleo. Por su parte, la paralización en las terminales gasísticas podría llegar a reducir hasta un 25% la producción de gas, lo que unido a la reducción del suministro de gas a través del Nord Stream I por parte de Rusia, ha situado el precio del Gas Natural TTF (de referencia en Europa) por encima de 163 €/MWh, superando el 700% desde comienzos de 2021.

En este contexto, Alemania ha aprobado el rescate de aquellos consorcios considerados de interés público, apoyando a su vez la adquisición de la materia prima en los mercados internacionales. Asimismo, ante el posible corte de suministro del Nord Stream I el próximo 11 de julio, cuando se realizarán operaciones de mantenimiento, el gobierno prepara un mecanismo compensatorio con el que se repartan los costes derivados de la crisis energética entre empresas, consumidores y estado.

Por otro lado, India ha impuesto un nuevo gravamen sobre la exportación de petróleo con el objetivo de evitar el aumento de precios en el país. Con esta medida, las autoridades buscan estimular la venta de crudo para la producción doméstica y evitar así en cierta medida la exportación (en abril, las exportaciones de petróleo a la UE fueron de cerca de 1.000 millones de $ frente a 300 millones de $ en abril de 2021), de la que las empresas refineras estaban beneficiándose por el incremento del precio del crudo en los mercados internacionales.

En esta coyuntura, el barril de Brent cotiza a cierre de la sesión europea en 103 dólares, con una caída de un 9,31%, mientras que la cotización del WTI (de referencia en EEUU) retrocede un 8,47% hasta 99 dólares por barril.

Por su parte, los principales metales preciosos muestran variaciones a la baja. El precio del oro se sitúa en 1.770 dólares por onza (-2,08%) y la plata cae hasta 19,1 (-2,46%). Por su parte, el platino cae un 2,45% y se sitúa en 854 dólares por onza. En el mercado de divisas la cotización del cruce euro/dólar pierde el nivel que había consolidado en las últimas semanas. En la sesión de hoy, a cierre de sesión europea ha retrocedido un 1,67% a 1,02. Por último, el Dollar Index cotiza en 106,5 tras un avance del 1,50%.

Macro

Producción industrial en Francia

La producción industrial de Francia se mantuvo constante en mayo, tras registrar caídas en los meses previos (-0,3% mensual en abril y -0,4% mensual en marzo).

Esta ralentización se explicó por el retroceso en la industria minera y de canteras, energía y suministro de agua de un 4,6% (vs. +0,8% en el mes anterior). A su vez, destacó la disminución de la producción de alimentos y bebidas de un 0,8% mensual (vs. -1,6% en el mes anterior). En contraste, aumentó un 5,9% en el caso de la fabricación de coque y productos refinados de petróleo (vs. +0,2% en abril) y un 1,8% en los equipos de transporte (vs. +5,3% el mes anterior).

Indicadores adelantados: PMIs servicios y compuesto en la Eurozona

En junio, el indicador final de servicios de IHS Markit de la Eurozona se redujo 3,1 puntos frente al mes anterior hasta 53,0 puntos (vs. 56,1 puntos en mayo). Todo ello en un contexto en el que se mantuvo un buen ritmo de expansión a pesar de ser la lectura más baja desde enero ante una caída en la confianza empresarial hasta mínimos desde octubre de 2020. Los nuevos pedidos y negocios mostraron un crecimiento más moderado, por lo que la contratación aumentó al ritmo más lento desde diciembre. Al mismo tiempo, se mantuvieron las presiones de los crecientes costes de los inputs.

Ante esta evolución a la baja del sector servicios, junto a la caída del PMI manufacturero, el indicador compuesto disminuyó 2,8 puntos a 52,0 puntos (vs. 54,8 puntos el mes anterior).


La tendencia del PMI de servicios en las principales economías de la Eurozona fue similar, disminuyendo en todas ellas, destacando la caída más acusada en Francia.

* En Alemania, el índice de servicios descendió 2,6 puntos a 52,4 puntos (vs. 55,0 puntos en mayo), su menor lectura en cinco meses, en un entorno en el que se ralentizó la creación de empleo ante el mayor pesimismo en las compañías. Por su parte, el PMI compuesto disminuyó hasta 51,3 puntos, frente a 53,7 puntos el mes anterior.
* En Francia, el PMI de servicios cayó significativamente 4,4 puntos a 53,9 puntos, explicado por la incertidumbre económica que frenó la demanda y las presiones inflacionarias. El PMI compuesto se situó en 52,5 puntos, 4,5 puntos por debajo de su registro de mayo.
* En Italia, el índice del sector servicios registró un retroceso de 2,1 puntos respecto al mes previo hasta 51,6 puntos, con la confianza empresarial manteniéndose en los niveles mínimos de dieciocho meses. Paralelamente, el PMI compuesto alcanzó 51,3 puntos frente a 52,4 puntos en mayo.
* En España, el PMI de servicios disminuyó 2,5 puntos hasta 54,0 puntos en junio manteniendo así un buen ritmo de crecimiento, en un entorno de aumento de la actividad, de nuevos negocios y empleos a pesar de mantenerse elevada la presión sobre los precios. Por su parte, el PMI compuesto se redujo 2,1 puntos a 53,6 puntos.


Indicadores adelantados: PMIs servicios y compuesto de Reino Unido

En junio, el indicador PMI de servicios de IHS Markit de Reino Unido aumentó 0,9 puntos hasta 54,3 (vs. 53,4 puntos el mes anterior), continuando de esta manera en terreno expansivo durante dieciséis meses, explicado por un crecimiento en la actividad apoyado en el mayor gasto de los consumidores en viajes, ocio y eventos. Sin embargo, su evolución continúa condicionada por las altas presiones inflacionistas y la incertidumbre en las perspectivas económicas, que han reducido la confianza empresarial.

Por otro lado, el PMI compuesto repuntó 0,6 puntos a 53,7 puntos (vs. 53,1 puntos en mayo).


Pedidos de bienes duraderos en EEUU

En mayo, los pedidos de bienes duraderos en EEUU continuaron la tendencia al alza iniciada en octubre de 2021 al aumentar un 1,6% mensual (vs. +0,7% en abril), por encima de las expectativas de mercado que proyectaba una subida de un 0,5%. Una evolución explicada por el mayor número nuevos pedidos y de envíos.

Excluyendo el transporte, los pedidos de bienes duraderos repuntaron un 1,7% mensual.

Empresarial

Oryzon Genomics (Hoy: -2,17%; YTD: -20,04%)

La biofarmacéutica española Oryzon ha suscrito un nuevo contrato de financiación a través de bonos convertibles en nuevas acciones con el fondo suizo Nice & Green por un valor de 20 millones de € que constará de un tramo inicial de 8 millones de € y tres posteriores opcionales de 4 millones de € cada uno. De esta manera, la compañía busca reforzar su balance y centrarse en la ejecución de ensayos clínicos en curso.

Las obligaciones tendrán un vencimiento de 24 meses, no devengarán interés alguno y no llevarán asociados warrants. Por su parte, tendrán un precio de conversión del 95% del promedio del precio ponderado por volumen diario del periodo anterior a la notificación de conversión, sin que dicho descuento pueda superar el 9,99% del precio de cierre anterior a la fecha de conversión.

A su vez, Oryzon tiene el derecho de amortizar en cualquier momento las obligaciones con un 3% de interés y Nice & Green tendrá la opción de participar en futuras ampliaciones de capital vinculadas a la próxima cotización de la compañía en el Nasdaq.


Lululemon Athletica (Hoy: 5,39%; YTD: -28,38%, a cierre de sesión europea)

La compañía de venta minorista de ropa deportiva canadiense llega a España con el objetivo de multiplicar por cuatro sus ventas fuera de Norteamérica hasta los 4.000 millones de $.

Por su parte, la compañía, que multiplicó por dos sus ventas de 2014 a 2018 y nuevamente de 2018 a 2021 hasta los 6.256 millones de $ busca realizarlo de nuevo hasta 2026, lo que le supondría alcanzar unas ventas de 12.500 millones de $ o un crecimiento anualizado de en torno a un 15%.

La compañía de esta manera abrirá la página web en España a finales de agosto y en septiembre realizará la apertura de dos tiendas, una en Paseo de Gracia en Barcelona y la otra en Serrano en Madrid, a lo que se añadirá su presencia en el Corte Inglés de la Castellana en Madrid.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda