Semana en rojo para las bolsas: el IBEX 35 pierde un 0,98% desde el pasado viernes

28 de enero de 2022

Los principales mercados de renta variable europeos cierran la semana en rojo, ampliando las pérdidas acumuladas desde comienzos de año. En contraste, las bolsas de Wall Street se han visto impulsadas por el repunte de las acciones tecnológicas tras la presentación de resultados de Apple, que ha superado las estimaciones del consenso del mercado.

Compartir en:

Renta variable

A pesar de ello, el saldo de la semana es negativo en todos los principales índices bursátiles. La negativa evolución de los últimos días se ha producido en un entorno de elevados niveles de volatilidad, en una semana marcada por las crecientes tensiones en torno al conflicto Rusia-Ucrania y por la reunión de política monetaria de la Reserva Federal.
El foco de atención de los inversores se centra en evaluar el posible ritmo al que la Fed subirá sus tipos de interés oficiales a partir del próximo mes de marzo, tras afirmar el presidente del banco central estadounidense, Jerome Powell, la necesidad de mantener una política ágil en función del dinamismo del crecimiento económico y el empleo.
Si bien en el último trimestre de 2021 la economía estadounidense registró un crecimiento significativo (+6,9% anualizado vs. +2,3% en el 3T), desde finales del año pasado se ha observado un deterioro del sentimiento económico de los consumidores ante la persistencia de la pandemia y las elevadas presiones inflacionistas. El indicador de confianza de la Universidad de Michigan ha constatado esta tendencia a la baja con un descenso de un 4,8% mensual en enero hasta su menor nivel desde noviembre de 2011 (67,2 puntos).
Asimismo, el deterioro de las expectativas de los agentes privados también se está produciendo en Europa. En enero, el Indicador de Sentimiento Económico (ESI) de la Comisión Europea ha retrocedido por tercer mes consecutivo, lastrado especialmente por el notable empeoramiento de las perspectivas del sector servicios, más afectado por las sucesivas medidas adoptadas para controlar la crisis sanitaria. Todo ello unido al fuerte incremento de las expectativas de precios de venta en todos los sectores y de mayor inflación de los consumidores.
Estos factores anticipan una moderación del ritmo de crecimiento en este primer trimestre del año, lo que podría llevar a una recesión de la economía alemana tras contraerse en el 4T de 2021 un 0,7% trimestral.
En este entorno, entre los principales índices bursátiles de la región Asia-Pacífico han destacado las pérdidas por segunda sesión consecutiva del Hang Seng hongkonés (-1,08%), el Shanghai Composite chino (-0,97%) y el Sensex indio (-0,13%). En contraste, el Kospi surcoreano ha recuperado un 1,87% tras cinco sesiones consecutivas a la baja, mientras que el Nikkei 225 japonés también ha interrumpido la senda bajista subiendo un 2,09%.
Las principales bolsas europeas también han cerrado a la baja, con caídas de en torno a un 1%. El DAX 40 alemán ha liderado los descensos (-1,32%), seguido del FTSE 100 británico (-1,17%), el IBEX 35 (-1,10%) y el CAC 40 francés (-0,82%).
En España, el IBEX 35 ha acumulado una pérdida de un 0,98% en el conjunto de la semana. Tras la recuperación registrada entre el martes y el jueves, hoy nuevamente ha cerrado en negativo (-1,10%), en una sesión en la que únicamente cinco valores se han mantenido en verde. Han destacado las revalorizaciones de Banco Sabadell (+1,85%) y Meliá Hotels (+1,26%). En contraste, las caídas más significativas se han producido en ArcelorMittal (-5,58%), Fluidra (-3,47%) y Acerinox (-3,37%).
Al contrario que las bolsas europeas, los principales índices bursátiles de EEUU cotizan en positivo a mitad de sesión en Wall Street. La recuperación de los valores tecnológicos impulsa el avance de un 2,15% del Nasdaq Composite un 0,77%, al mismo tiempo que el S&P 500 gana un 1,02%.

Renta fija

Los mercados de renta fija soberana continúan condicionados por las expectativas en torno al ritmo de normalización de la política monetaria de los principales bancos centrales, especialmente la Reserva Federal de EEUU.
Las mayores tensiones inflacionistas actuales en EEUU asociadas no sólo al encarecimiento de la energía y los alimentos, sino también a la recuperación del mercado laboral y a las subidas salariales, están provocando el cambio de estrategia de la Fed. Los crecientes riesgos de inflación de segunda ronda y el alza de los precios en el sector inmobiliario podrían dar lugar a al menos cuatro subidas de tipos de interés a lo largo de este año.
Esta semana el presidente de la Fed, Jerome Powell, ha respaldado una subida de tipos a partir de marzo, una vez finalice el programa de compra de bonos, destacando la posibilidad de que a lo largo del año se produzcan aumentos más elevados de lo previsto inicialmente. Adicionalmente, no se descarta una reducción del balance del banco central más rápida respecto a ciclos anteriores.
En este contexto, los inversores continúan reduciendo su exposición a la renta fija de gobierno de Europa, ampliando los fuertes repuntes de TIRes acumulados desde comienzos de año, a la espera de las posibles decisiones que adopten la próxima semana el BCE y el Banco de Inglaterra. En contraste, predominan las compras en la deuda soberana estadounidense, impulsando a la baja las rentabilidades tras los máximos pre-pandemia alcanzados en los últimos días en las curvas de los Treasuries.
En la Eurozona, los mayores aumentos de rentabilidad se han registrado en los vencimientos a largo plazo. Entre las principales referencias a 10 años, la TIR del Bund alemán ha subido 1,4 pb a un -0,048%, la del bono francés 2,3 pb a un 0,365% y la del español 3,1 pb hasta un 0,695%. Italia ha constituido la principal excepción, reduciéndose ligeramente la TIR de su bono a 10 años hasta un 1,280% (-0,3 pb).
Siguiendo la misma tendencia, el rendimiento del Gilt a 10 años de Reino Unido se ha incrementado en 1,5 pb hasta un 1,241%.
En el caso de EEUU, a cierre de la sesión europea la yield del bono a 10 años se sitúa 1,8 pb por debajo de su nivel de ayer, cayendo a un 1,782%.
Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)
En el mercado de petróleo, tanto el Brent como el WTI continúan marcando máximos de cotización de los últimos 7 años (desde octubre de 2014) apoyados principalmente en las limitaciones de oferta en un contexto de creciente demanda.
Junto a las tensiones geopolíticas en Oriente Medio y especialmente en torno a Rusia y Ucrania, esta semana se ha confirmado la reducción por tercera semana consecutiva de los inventarios en el mayor centro de almacenamiento de petróleo de EEUU, Cushing. Una situación que se une a las dificultades de algunos países de la OPEP para alcanzar los niveles de suministro acordados. El cártel petrolero celebrará su próxima reunión el miércoles 2 de febrero para evaluar el mercado y decidir los niveles de oferta del mes de marzo.
A cierre de la sesión europea, el barril de petróleo Brent se revaloriza un 1,3% hasta 90,5 dólares y el de WTI (de referencia en EEUU) un 1,0% a 87,4 dólares por barril. Si se mantiene esta tendencia a cierre de la jornada, sumarán seis semanas consecutivas al alza.
Por otro lado, continúan las caídas de la cotización de los principales metales preciosos. El oro se encamina a su tercera sesión consecutiva a la baja, retrocediendo a 1.785 dólares por onza (-0,7%), al mismo tiempo que la plata acumula seis retrocesos, perdiendo hoy un 2,1% hasta 22,3 dólares por onza. También desciende el precio del platino un 1,7% a 1.009 dólares por onza.
En el mercado de divisas, el dólar frena la tendencia de apreciación registrada a lo largo de la semana, si bien el cruce eurodólar se mantiene por debajo del umbral de 1,12 dólares por euro (+0,15% a cierre de la sesión europea hasta 1,116 dólares por euro). Por su parte, el Dollar Index cae ligeramente hasta 97,1 puntos (-0,1%).

Macro

PIB de España
En el 4T, según la primera estimación del INE, el PIB español registró un crecimiento de un 2,0% trimestral, manteniendo su senda del trimestre anterior (2,6% en el 3T).
Esta evolución se apoyó en el repunte de la formación bruta de capital de un 8,5%, y de las exportaciones e importaciones de un 6,5% y 3,5%, respectivamente. En contraste, el gasto en consumo final se contrajo un 1,0% trimestral.
En términos interanuales el PIB aumentó un 5,2%, superando su incremento del 3T de un 3,4% interanual. La contribución de la demanda interna aumentó a 3,6 pp (vs. 2,5 pp anterior), y la de la demanda externa a 1,7 pp (vs. 0,9 pp anterior).
Respecto al empleo, las horas trabajadas se incrementaron un 2,9% en términos interanuales en el 4T, 0,4 pp menos que en el trimestre precedente.
PIB de Alemania
Entre los meses de octubre y diciembre, según la primera estimación de Destatis, el PIB de Alemania se contrajo un 0,7% respecto al 3T, tras crecer un 1,8% trimestral, lastrado principalmente por la nueva ola de la pandemia, el endurecimiento de las restricciones y el menor consumo de los hogares.
En términos interanuales, la economía alemana creció un 1,4%, si bien la producción se mantuvo un 1,5% por debajo de su nivel del 4T de 2019.
PIB de Francia
En el 4T, según la primera estimación del Insee, la senda de crecimiento económico de Francia se ralentizó al registrar una tasa de un 0,7% frente al trimestre anterior (vs. 3,1% entre julio y septiembre). Por componentes, la demanda interna moderó significativamente su aportación a 0,5 pp (vs. +3,6 pp anterior) principalmente ante la moderación del crecimiento del consumo de los hogares a un 0,4% (+5,6% en el 3T). Por su parte, la formación bruta de capital aumentó un 0,5%, 0,4 pp más que en el trimestre anterior.
Por su parte, el sector exterior contribuyó negativamente al crecimiento de la economía francesa al aumentar las importaciones en un 3,6% respecto al 3T, superando el repunte de las exportaciones de un 3,2% trimestral.
Así, el PIB de Francia se situó 0,9% por encima de sus niveles del 4T de 2019, periodo previo a la pandemia.
En el conjunto de 2021, creció de media un 7,0% anual (vs. -8,0% el año anterior), si bien se mantuvo un 1,6% por debajo de sus niveles de 2019.
Índice de precios de importación y exportación en España
En diciembre, el Índice de Precios de Importaciones en España (IPIA) se incrementó un 24,7% respecto al mismo periodo de 2020, 0,6 pp menos que el mes anterior.
Por segmentos, destacaron las importaciones de energía al encarecerse un 121,8% interanual, mientras que los bienes intermedios lo hicieron en un 17,9% interanual. Por su parte, los bienes de consumo y de equipo mostraron crecimientos más moderados de un 5,2% y un 2,2%, respectivamente, frente a diciembre de 2020.
Por otro lado, el Índice de Precios de Exportaciones repuntó un 17,9% interanual (vs. 16,5% en noviembre), alcanzando la tasa más elevada desde que comenzó la serie en 2006.
Índice de precios de importación y exportación en Alemania
En noviembre, el Índice de Precios de Importaciones en Alemania (IPIA) se incrementó un 24,0% respecto al mismo periodo de 2020, 0,1 pp más que el mes anterior.
Por segmentos, las importaciones de energía se encarecieron un 135% en comparación con diciembre de 2020, impulsadas por el fuerte aumento de los precios de gas natural y del crudo (+267,5% y +65,3% interanual, respectivamente). Excluyendo el petróleo y sus derivados, los precios de las importaciones se incrementaron un 0,6% respecto a octubre y un 21,4% interanual.
Por otro lado, el Índice de Precios de Exportaciones repuntó un 10,9% frente a noviembre de 2020, registrando su mayor subida desde diciembre de 1974 (+15,2%). De esta forma, aceleró el crecimiento observado en octubre y noviembre (+9,5% y +9,9% respectivamente).
Índice de Precios Industriales de Francia
En diciembre, el Índice de Precios Industriales de Francia moderó su ritmo de avance a un 1,1% mensual (vs +3,2% en noviembre y +2,8% en octubre) y un 16,9% interanual (vs. 16,7% y 14,3%, respectivamente, en los meses previos).
Esta ralentización reflejó la moderación de los precios internos y procedentes del exterior de un 0,5% (vs. 3,9% y 1,8%, respectivamente en noviembre), ante el alivio en los precios de la energía y el agua.
Índice de Precios al Productor en Italia
En diciembre, los precios de producción industrial (IPP) en Italia se incrementaron un 0,8% respecto al mes anterior y un 22,6% en términos interanuales. Una evolución al alza explicada principalmente por la fortaleza de la demanda interna.
Por segmentos, los precios de producción para la construcción de edificios residenciales y no residenciales aumentaron un 0,3% mensual, mientras que los de construcción de carreteras y líneas ferroviarias decrecieron un 0,1% mensual. Frente a diciembre de 2020, repuntaron un 4,7% y un 4,0% respectivamente.
Por su parte, los precios de producción industrial en el conjunto de 2021 crecieron un 10,7% con respecto a 2020.
Índice de Sentimiento Económico de la UE y la Eurozona
En enero, el Indicador de Sentimiento Económico (ESI) de la Comisión Europea cayó en la UE a 111,6 puntos (-1,4 puntos respecto al mes anterior) y en la Eurozona hasta 112,7 puntos (-1,1 puntos).
Una evolución a la baja explicada principalmente por el notable descenso de la confianza del sector servicios (-2,0 puntos en la UE), la construcción (-1,4 puntos), y las disminuciones más moderadas en la confianza del consumidor e industrial (-0,4 puntos y -0,9 puntos, respectivamente). En contraste, en el comercio minorista aumentó en 2,2 puntos.
Entre las principales economías europeas, los incrementos mensuales más significativos se registraron en Alemania (+0,8) y España (+0,6), mientras que los mayores descensos se observaron en Italia (-6,1), Polonia (-4,2), Francia (-2,8) y Países bajos (-1,3).
Por otro lado, el Indicador de Expectativas de Empleo (EEI) disminuyó en la UE a 113,1 puntos (-0,5 puntos) y en la zona monetaria europea hasta 113,3 puntos (-0,2 puntos). De esta forma, reflejó un deterioro en los planes de empleo en servicios y construcción, en contraste con la evolución de la industria donde las expectativas alcanzaron un nuevo máximo.
Paralelamente, la encuesta de expectativas de precios de venta mostró un fuerte incremento en todos los sectores, al mismo tiempo que también se incrementaron las perspectivas de inflación de los consumidores.
Confianza del consumidor de la Universidad de Michigan, EEUU
En enero, el indicador de sentimiento económico de la Universidad de Michigan ha descendido un 4,8% mensual hasta 67,2 puntos (vs. 70,6 puntos en diciembre), su menor nivel desde noviembre de 2011. Esta evolución a la baja refleja tanto el empeoramiento de las condiciones económicas actuales (-3,0%) como especialmente las menores expectativas del consumidor (6,1%) ante la persistencia de la pandemia y las elevadas presiones inflacionistas.

Empresarial

Hennes & Mauritz (Hoy: +5,05%; YTD: +5,39%)
La empresa sueca Hennes & Maurtiz (H&M) ha anunciado que sus ventas netas del 4T (1 septiembre-30 noviembre) ascendieron a 56.813 millones de SEK (coronas suecas), un 8% superiores a las del 3T.
En el conjunto del año financiero (1 diciembre 2020 - 30 noviembre 2021), obtuvo unas ventas netas de 198.967 millones de SEK, aproximadamente un 6% más que en 2020.
Por su parte, en 2021 el flujo de caja de actividades operativas (OCF, Operating Cash Flow) fue de 44.619 millones de SEK y el flujo de caja de financiación neto (FCF, Financing Cash Flow) de 17.857 millones de SEK. Por su parte, el beneficio por acción alcanzó 6,65 SEK.
Adicionalmente, en el 4T de 2021 el beneficio del grupo después de impuestos aumentó a 4.621 millones de SEK, siendo el beneficio por acción de 2,79 SEK (vs. 1,50 SEK en el trimestre anterior).
La compañía ha destacado que su objetivo para 2030 es doblar las ventas a la vez que reduce su huella de carbono en un 56%. Para lograrlo, H&M prevé un Capex de 10 billones de SEK. Por otro lado, el objetivo a largo plazo es aumentar sus ventas entre un 10 y un 15% anual.

Apple (Hoy: +5,.52%; YTD: -5,40%, a cierre de sesión europea)
La empresa tecnológica estadounidense ha anunciado que en el 4T su facturación ascendió a 123.900 millones de $, un 11% más que en el mismo periodo del año anterior.
De esta forma, coincidiendo con el periodo festivo navideño, los ingresos en el último trimestre de Apple fueron sus máximos históricos trimestrales.
Por segmentos de la compañía, las ventas de iPhone en el 4T alcanzaron 71.628 millones de $ (+9,2% interanual), mientras que las de Mac ascendieron a 10.825 millones de $ (+24,7% interanual). En contraste, las ventas de iPad cayeron el último trimestre un 14% interanual hasta 7.248 millones de $.
Asimismo, el margen bruto de la compañía en el 4T fue de 54.243 millones de $, un 22,4% más que en el mismo periodo del año anterior.
Por otro lado, el beneficio neto de la empresa estadounidense se situó en el último trimestre en 34.630 millones de $, un 20,4% más que en el 4T de 2020.
Tim Cook, CEO de Apple, ha comentado que los resultados récord del último trimestre han sido posibles gracias a su línea de productos y servicios más innovadores desde la creación de la compañía. Adicionalmente, ha señalado que los resultados operativos han permitido retornar 27.000 millones de $ a la compañía en el 4T, en un contexto en que Apple mantiene el objetivo de ser neutral de efectivo (diferencial entre deuda y efectivo igual a 0) a medio plazo.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda