La publicidad de criptomoinedas empieza a estar controlada

16 de febrero de 2022

La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha bajado en su página web el formulario obligatorio para tramitar la comunicación previa de las campañas de comunicación masiva relativas a los criptoactivos. Comienza pue a la regulación de criptoactivos en España.

Compartir en:

La normativa para regular dichos anuncios sobre los criptoactivos entra en vigor este miércoles, 16 de febrero, después de que la Circular 1/2022, de 10 de enero, se publicase en el Boletín Oficial del Estado (BOE) hace un mes,. En su circular, la CNMV señalaba que solo exigirá la comunicación previa de estas campañas cuando estén dirigidas a más de 100.000 personas. En caso de cumplir esta condición, la documentación requerida deberá presentarse en un plazo de diez días hábiles antes de la ejecución de la campaña. De no presentarse esta comunicación previa, se determinará la imposibilidad de continuar dicha actividad publicitaria. Respecto a las campañas masivas que están teniendo lugar, la CNMV tomará medidas a partir de hoy, fecha de entrada en vigor de la circular, si considera que se incumple alguna de las normas.

El supervisor considera actividad publicitaria toda aquella "dirigida a inversores o potenciales inversores en España en la que se ofrezcan o se llame la atención, de forma implícita o explícita, sobre criptoactivos como objeto de inversión", es decir, cuando "se promueva su adquisición o se haga cualquier referencia a su rentabilidad, precio o valor, actuales o futuros". La Circular 1/2022 de la CNMV también detalla la información que las comunicaciones comerciales deben incluir de forma obligatoria, como incluir un mensaje indicando que la inversión en criptoactivos "no está regulada" y puede implicar la pérdida total de la inversión. Con su entrada en vigor podrán salir de la 'lista gris' de la CNMV entidades como Binance, Coinbase o Bit2Me. Y estas tres son solo un puñado de todas las de la lista.

Además de a proveedores de servicios de criptoactivos o de servicios publicitarios, esta circular también busca regular la publicidad que los 'influencers' hacen de este tipo de activos. Así, en caso de que su audiencia sea masiva, es decir, sobrepasen las 100.000 personas, también deberán realizar la comunicación previa de la campaña. En definitiva, la publicidad deberá ser clara, equilibrada, imparcial y no engañosa y que en ella se evite la omisión de información relevante o la inclusión de información ambigua, sesgada, incompleta o contradictoria que pueda inducir a confusión.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda