La prima de riesgo se dispara

14 de febrero de 2022

La prima de riesgo española alcanza un nivel que no veía desde junio de 2020 y se coloca por encima de los 100 puntos básicos después de que el rendimiento del bono nacional a diez años alcanzara el 1,22%. Los inversores temen que los bancos centrales endurezcan su política monetaria para controlar la inflación y miran con atención lo que pueda resultar de la escalada de tensiones en Ucrania.

Compartir en:

Así, la prima de riesgo de Italia alcanza este lunes los 171 puntos básicos por primera vez desde julio de 2020. La de Grecia, por su parte, se sitúa en los 237 puntos básicos, mientras que en Portugal avanza hasta los 89 puntos básicos.
Por el contrario, el interés del bono alemán a diez años cae considerablemente, hasta el 0,196%, mientras que el rendimiento del bono a 5 años de Alemania vuelve a negativo por primera vez desde el 4 de febrero.

La superación del simbólico nivel de los 100 puntos básicos, con el interés del bono de España cerca del 1,3% y el del Bund rondando el 0,3%, llega tras una escalada generalizada de los rendimientos en el mercado de deuda -la prima de Italia está en 165 enteros y la de Portugal en 90- desde que Lagarde, presidenta del BCE, admitió una seria preocupación por los precios, en la reunión de principios de febrero, abriendo la puerta a una subida de los tipos de interés oficiales en este mismo 2022. Lagarde y otros miembros de la institución han pretendido rebajar la agresividad de esta postura en los últimos días, pero las presiones inflacionistas no dan tregua y el ritmo que marca la Fed de Estados Unidos en el proceso de retirada de estímulos es mucho más elevado.

"La presidenta del BCE se mostró dura en su conferencia de prensa en el inicio del mes, preparando el terreno para el anuncio formal de una normalización más rápida de la política monetaria en marzo", recuerda Naumer, director de análisis de Allianz Global Investors, quien resume que "en este contexto, parece probable que ponga fin a las compras (netas) de bonos ya en otoño, y esto abriría la puerta a una primera subida del tipo de depósito, que probablemente se producirá en el cuarto trimestre de 2022

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda