El dólar supera al euro

13 de julio de 2022

El dato de inflación en EE UU mete prisa a la Reserva Federal para acelerar la subida de tipos. La divergencia de política económica entre la zona euro y la primera economía prolonga la caída del euro. Un día después de lograr la paridad con el dólar, hoy por primera vez en 20 años la divisa estadounidense ha superado a la moneda única, una situación que ha durado apenas unos segundos.

Compartir en:

Después de que junio el presidente del banco central estadounidense, Jerome Powell, sorprendiera al mercado con el mayor aumento desde 1994, día a día la posibilidad de que repita el movimiento aumenta. El mercado concede una probabilidad del 90% a la opción de que la Fed suba los tipos en 75 puntos básicos y no en 50 como durante semanas se ha venido barajando.

Los temores de recesión han sido el detonante de la depreciación que ha venido arrastrando la divisa desde comienzos de año, periodo durante el cual se deja un 11,5%. Una caída solo comparable al 11,9% que se dejó en 2014. Desde el estallido de la guerra en Ucrania el mercado ha ido poniendo en precio una recesión, alerta que se ha agudizado tras los continuos problemas de suministro energético de Rusia, con Alemania, la principal economía del euro, como el país más afectado. Además de acentuar la caída del euro, la dependencia energética ha llevado a la eurozona a registrar déficit por primera vez desde la crisis de 2012.


Los analistas de Ebury señalan que mientras siga habiendo una divergencia en los precios del gas a ambos lados del Atlántico es probable que los inversores sigan favoreciendo al dólar a corto plazo, por lo que no se pueden descartar nuevos movimientos por debajo de la paridad. “En el peor de los casos, una interrupción total del suministro de gas a Europa por parte del Rusia supondría un riesgo importante para el eurodólar”, apuntan. Una idea en la que también coinciden los expertos de Nomura. El departamento de análisis de la entidad no descarta que el euro caiga a los 90 centavos en los próximos meses. “Dado que las importaciones de gas están impulsando los precios y el almacenamiento aún no alcanza los niveles objetivo (80% antes de invierno), creemos que es probable que se produzca un nuevo movimiento hacia los 0,95 centavos para finales de agosto, objetivo que podría caer a los 0,90 si la actividad del gasoducto Nord Stream 1 no se reanuda”, apuntan.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda