La bolsa europea presionada por el BCE

04 de febrero de 2022

La semana bursátil ha vuelto a caracterizarse por una elevada volatilidad en los mercados de acciones, en un contexto marcado por los temores sobre la inflación y el endurecimiento de las políticas monetarias de los bancos centrales.

Compartir en:

Tras la confirmación la semana pasada por parte de la Fed de que empezará a subir su tasa de referencia en marzo, esta semana le ha tocado el turno al Banco de Inglaterra y al BCE para lanzar mensajes de firmeza ante la inflación. Así el BoE ha implementado la segunda subida de 25 puntos básicos situando su tasa de referencia en 0,50%, contemplándose un escenario de nuevas subidas en sus próximas reuniones.
La principal sorpresa ha venido de la reunión del BCE, en la que se ha dejado atrás el lenguaje de cautela para expresar con claridad su preocupación sobre la evolución de la inflación. De momento no se han anunciado cambios en las guías para los próximos meses, pero la presidenta Christine Lagarde ha anunciado que las reuniones de marzo y mayo serán clave para confirmar si la situación de la economía requiere anticipar el fin de los programas de estímulo y, con ello, el inicio de las subidas de tipos de interés que no se esperaban hasta 2023.


El fuerte repunte que han experimentado las TIRes de los bonos en Europa ha frenado la recuperación de las bolsas con que se inició la semana. Así, los principales índices europeos cierran su cuarta semana consecutiva de descensos con un retroceso en el entorno de un 1%. Los índices estadounidenses, por su parte, registran una ligera recuperación en el conjunto de la semana de un 1% (datos al cierre europeo) tras las fuertes caídas acumuladas desde el inicio del año.
La bolsa de EEUU ha recibido cierto apoyo de la publicación de resultados del 4T. Con alguna sonada excepción, los resultados están superando las previsiones en conjunto. Así, actualmente se espera que el beneficio por acción de las compañías del S&P 500 aumente un 25% interanual, frente a la previsión de un aumento de un 21% que había el 31 de diciembre. Algunas compañías, sin embargo, han decepcionado al mercado. Ha sido el caso de Facebook, entre otras, que en la sesión de ayer registró la mayor caída de su historia, un 26%, provocando la mayor pérdida de valor de una compañía en una sesión al perder más de 200.000 millones de capitalización.
En los mercados bursátiles, hoy los principales índices de la región Asia-Pacífico han cerrado con un tono mixto. Ha destacado la revalorización superior a un 3% del Hang Seng de Hong Kong, seguida del Kospi surcoreano que se ha revalorizado un 1,57%, el Nikkei 225 japonés que avanza un 0,73% y el ASX 200 australiano (+0,6%). Las caídas han estado lideradas por el Shanghai Composite chino, que cede un 0,97%, mientras el Sensex indio ha perdido un 0,25%.

En las bolsas de la Eurozona ha habido un claro predominio de los descensos por segundo día consecutivo. En las principales economías, el CAC 40 francés ha retrocedido un 0,77%, el IBEX 35 español un 1,15% y el DAX 40 alemán un 1,75%. En contraste, el FTSE 100 británico ha cerrado con una pérdida más suave de un 0,17%.

En España, el IBEX 35 ha salvado la semana con un retroceso modesto de en torno a un 0,3% gracias al buen comportamiento del sector bancario. En la sesión de hoy ha cerrado por debajo de la cota de 8.600 puntos tras perder un 1,15%. Entre las compañías que han tenido un mejor comportamiento destacan los valores bancarios. Así, Sabadell (+7,09%), CaixaBank (+4,90%) y Bankinter (+2,85%) han sido los valores que más han avanzado en la sesión de hoy. En el lado opuesto, Cellnex, Merlin Properties e Inmobiliaria Colonial han liderado los descensos con caídas de un 4,06%, 4,0% y 3,71% respectivamente.
Los índices bursátiles de EEUU cotizan con predominio de los avances a cierre de la sesión europea. El S&P 500 sube un 0,03%, mientras Nasdaq Composite avanza un 0,87% tras la fuerte caída de la sesión anterior.

Renta fija

La semana en los mercados de renta fija ha estado marcada por el endurecimiento del mensaje del BCE en su reunión de política monetaria celebrada el jueves. La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, expresó la "unánime preocupación en el comité de gobierno sobre las cifras de inflación". Anunció que las reuniones de marzo y mayo serán clave para plantearse un eventual cambio en los programas de compra de bonos que, a su vez, podría dar lugar a un adelantamiento de las subidas de tipos.
Tras estas declaraciones, los mercados de bonos europeos registraron una fuerte subida de las rentabilidades en todos los plazos de la curva. Así, la TIR del bono alemán a 2 años ha repuntado 35 pb, hasta un -0,25%, registrado en el conjunto de la semana, su mayor repunte en una semana desde 2008. La subida de la yield del Bund a 10 años en la semana ha sido de 24 pb hasta un 0,20%, su nivel más alto desde febrero de 2019, situándose en rentabilidad positiva tras dos años de rendimientos inferiores a cero. Según las rentabilidades implícitas en los contratos swap, los mercados anticipan una subida de 50 pb de la tasa de referencia del BCE a fin de 2022.
La sesión del viernes ha mantenido el escenario de repuntes generalizados de las TIRes de los bonos soberanos en Europa y EEUU, alcanzando nuevos máximos post pandemia. Así, la yield del bono a 10 años de EEUU ha subido 9,9 pb hasta un 1,925%. En la Eurozona, entre los principales países, destaca el repunte de 10,8 pb del bono italiano a 10 años hasta un 1,756%, y de 10 pb del Bono a 10 años español hasta un 1,034%. Las subidas han sido algo menores en el bono alemán (+ 6,4 pb a un 0,20%) y el bono francés (+7,2 pb a un 0,641%). Por su parte, la yield del Gilt británico a 10 años repuntaba hoy 4,7 pb a un 1,41%, en una semana en la que el BoE ha elevado su tasa de referencia en 25 pb hasta un 0,50%.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

Los precios del petróleo han mantenido el avance en los mercados internacionales a lo largo de la semana con la mayoría de los indicadores apuntando a la continuidad del alza en los precios. El mercado sigue muy tensionado con una demanda muy fuerte, a la que no responde la oferta con aumentos de producción, lo que se refleja en unos niveles de inventarios en descenso.
De esta forma, el debate se sitúa en si los países miembros de la organización tendrán la capacidad para incrementar la producción en el nivel requerido, después de que la infrainversión de los últimos años haya influido en que en los últimos meses el repunte de la oferta se haya situado por debajo del nivel deseado.
Así, a cierre de la sesión europea, la cotización del barril de petróleo Brent subía un 2,58% hasta 93,5 dólares y el de WTI (de referencia en EEUU) un 2,59% a 92,6 dólares por barril, alcanzando en ambos casos máximos desde 2014.
A su vez, predominan los ligeros avances entre los principales metales preciosos, situándose el precio del oro en torno a 1.806 dólares por onza con un avance de un 0,12%. Por su parte, la plata sube un 0,15% a 22,5 dólares por onza y el platino se desmarca de los avances con un retroceso de un 1,25% a 1.020 dólares por onza.
En el mercado de divisas, tras la fuerte subida de ayer después de la celebración de la reunión del BCE, la cotización del cruce eurodólar registra escasas variaciones manteniéndose por encima de 1,14. El buen dato del empleo en EEUU correspondiente al mes de enero, ha contribuido a frenar la debilidad dólar en los últimos días. Por su parte, el Dollar Index se aprecia un ligero 0,15% hasta 95,15 puntos.

Macro

Pedidos de fábrica en Alemania
En diciembre, según Destatis, en Alemania las nuevas órdenes de pedidos aumentaron un 2,8% respecto al mes anterior. Una evolución explicada fundamentalmente por el crecimiento de la demanda interna de un 11,7% mensual tras caer un 2,5% el pasado mes de noviembre. En contraste, los pedidos extranjeros se contrajeron un 3,0% mensual, disminuyendo un 4,2% mensual los de la Eurozona y un 2,3% en el caso de los procedentes del resto del mundo.
En términos interanuales, el crecimiento de los pedidos de fábrica se incrementó a un 5,5% (vs. 2,3% interanual en noviembre), situándose un 9,8% por encima de los registrados en febrero de 2020, mes previo al comienzo de la pandemia.
Ventas minoristas en la UE y la Eurozona
En diciembre, las ventas minoristas disminuyeron un 3,0% mensual en la Eurozona y un 2,8% en la UE (vs. + 1,0% y 0,9% mensual en noviembre, respectivamente).
Por tipología de bienes, en la zona monetaria europea destacó la caída del volumen de ventas de productos no alimenticios de un 5,2% mensual y una caída más moderada de alimentos, bebidas y tabaco de un 0,3%. A su vez, las ventas de combustibles automovilísticos aumentaron un 0,1%.
Entre los países miembros de la UE, destacó el repunte del comercio minorista en Letonia (+7,2%), Eslovenia (+2,1%), Bulgaria y Hungría (+1,0%), mientras que retrocedió en Países Bajos (-9,2%), España (-5,7%) y Alemania (-5,5%).
En términos interanuales, el volumen de comercio minorista se incrementó un 2,0% en la Eurozona y un 2,6% en la UE frente a noviembre de 2020.

Mercado laboral en EEUU
En enero, la economía de EEUU mostró una aceleración del ritmo de creación de empleo con 467.000 nuevos puestos de trabajo, una cifra significativamente superior a las estimaciones del consenso del mercado (en torno a 150.000).
En este sentido, la encuesta de empleadores mostró que la contratación continuó aumentando en ocio y turismo, servicios financieros y ventas minoristas. Todo ello en un contexto en el que la tasa de población activa se mantuvo sin cambios a un 62,2%.
Por su parte, la tasa de desempleo aumentó 0,1 pp hasta un 4,0% de la población activa, situándose 0,5 pp por encima de su nivel de febrero de 2020 antes de la disrupción de la pandemia (3,5%).

Empresarial

Amazon (Hoy: +12,41%; YTD: -6,38%, a cierre de sesión europea).
La empresa estadounidense Amazon ha anunciado que su facturación en el 4T 2021 fue de 137.4000 millones de dólares, un 9% superior al registrado en el mismo periodo del año anterior.
Por segmentos en las que se divide la compañía, la venta de productos registró unos ingresos en el último trimestre de 71.416 millones de dólares (+0,5% interanual) y la venta de servicios de 65.996 millones de dólares (+21% interanual).
En el conjunto de 2021, Amazon tuvo unas ventas de 469.822 millones de dólares, aproximadamente un 21% más que en el 2020. Divididas en 228.035 millones de dólares en la venta de servicios (vs. 170.149 millones de dólares en 2020) y 241.787 millones de dólares en productos (vs. 215.915 millones de dólares en 2020.
Por su parte en 2021 el flujo de caja operativo (OCF, Operating Cash Flow) alcanzó 46.300 millones de dólares y el flujo de caja libre (FCF, Free Cash Flow) fue negativo, en concreto en -9.069 millones de euros.
Adicionalmente, en el 4T de 2021, el beneficio neto se situó 14.343 millones de dólares, en comparación con 7.222 millones de dólares en el mismo periodo del año anterior. A su vez, en el conjunto de 2021, la empresa estadounidense registró un beneficio de 33.364 millones de dólares, un 56,4% más que en 2020.
Por último, la dirección de la compañía ha anunciado sus previsiones para el primer trimestre de 2022, en las que comunica que están sujetas a ciertas incertidumbres como la pandemia, el crecimiento de internet y la inflación, entre otros. La empresa prevé que las ventas crezcan entre el 2% y el 8% frente al mismo periodo de 2021, al mismo tiempo que los ingresos operativos se sitúen entre 3.000 y 6.000 millones de dólares en comparación con 8.900 millones de dólares del 1T de 2021.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda