Movimientos moderados en las bolsas europeas en la primera jornada de agosto

01 de agosto de 2022

La primera jornada bursátil del mes de agosto ha comenzado con variaciones moderadas en términos generales en las principales bolsas. Su evolución continúa sujeta a elevados niveles de incertidumbre sobre la senda de crecimiento económico global a corto y medio plazo.

Compartir en:

Renta Variable

Junto a la desaceleración de China, en un contexto marcado por las implicaciones de la estricta política zero covid y por sus desequilibrios en el sector inmobiliario, en las economías avanzadas sigue observándose un progresivo deterioro de la actividad en línea con las sucesivas revisiones a la baja de las perspectivas de crecimiento por parte de los organismos internacionales. Una tendencia que constataron las cifras de PIB conocidas la semana pasada, con la contracción trimestral de EEUU en el 2T y el estancamiento de Alemania.
En el inicio del 3T, los indicadores adelantados PMI han reflejado un nuevo descenso generalizado de la actividad del sector manufacturero tanto en EEUU y China como especialmente en la Eurozona. Según los datos definitivos de julio, el PMI de la potencia asiática retrocedió 1,3 puntos respecto al mes anterior hasta 50,4 puntos, revirtiendo su recuperación de junio, al mismo tiempo que algunas economías asiáticas como Corea del Sur y Taiwán volvieron a terreno de contracción (<50 puntos). A su vez, el impacto más significativo se produjo en los principales países de la zona monetaria europea, situándose todos ellos por debajo del umbral de 50 puntos. De esta forma, a pesar del crecimiento del PIB del conjunto de la Eurozona de un 0,7% trimestral en el 2T, aumentan los riesgos de recesión en un entorno de fuertes presiones inflacionistas, endurecimiento de la política monetaria, desplome del sentimiento económico del sector privado y crecientes riesgos energéticos.
Los riesgos de escasez de energía afectan especialmente a Alemania ante la significativa reducción del suministro de gas procedente de Rusia, lo que ha llevado al Gobierno a solicitar mayores esfuerzos de ahorro energético a las empresas y a los consumidores. Con el objetivo de hacer frente a un mayor problema de escasez de cara al invierno, entre otras medidas se han reactivado algunas centrales eléctricas de carbón. Actualmente el almacenamiento de gas en el país sólo se encuentra a un 68% de su capacidad, cifra que podría reducirse tras el nuevo recorte de la producción a través del gasoducto Nord Stream I de la semana pasada, por lo que aumenta el riesgo de no alcanzar el objetivo del gobierno alemán del 95% para el 1 de noviembre.
En los mercados de renta variable, las bolsas de la región Asia-Pacífico han cerrado con predominio del verde, si bien los índices de Hong Kong, Corea del Sur y China se han mantenido prácticamente planos en una jornada en la que se han puesto de relieve nuevamente las tensiones geopolíticas. En este sentido, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, ha reiterado que su ejército tomaría medidas si la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, realiza una visita histórica a Taiwán.
En contraste, la renta variable europea ha mostrado tono negativo, cerrando sólo ligeramente en positivo el FTSE MIB italiano. El Eurostoxx 50 se ha mantenido prácticamente plano respecto a su cierre del viernes, en línea con la evolución de la bolsa alemana.
La bolsa española se ha alejado de los movimientos del resto de principales índices europeos con un descenso más significativo de un 0,87%, cayendo por debajo de 8.100 puntos. Únicamente 8 de sus componentes han logrado cerrar al alza, destacando Bankinter con una subida de un 1,77%. Las caídas han estado lideradas por Solaria (-8,01%), seguida de Grifols (-5,34%) y Acerinox (-3,31%).
Por su parte, en EEUU se observan ligeros avances a cierre de sesión europea, subiendo el Nasdaq Composite un 0,13% y el S&P 500 un 0,71%.

Renta fija

En los mercados de deuda soberana de las economías avanzadas siguen predominando las compras, lo que está ampliando los descensos de TIRes del último mes, si bien las subidas acumuladas desde comienzos de año continúan siendo muy significativas. En concreto, se sitúan por encima de 100 pb tanto en las principales economías de la Eurozona (con excepción de Alemania) como en EEUU.
Las caídas de rentabilidad de la deuda soberana en los últimos meses, especialmente en los tramos largos de la curva, reflejan el mayor atractivo de esta clase de activo como refugio a medida que aumentan los riesgos de recesión en Europa y en EEUU, junto al endurecimiento de las políticas monetarias de los principales bancos centrales para hacer frente a una inflación en máximos de las últimas cuatro décadas.
En este sentido, el BCE ha elevado este mes sus tipos de interés oficiales por primera vez en 11 años, al mismo tiempo que la Reserva Federal estadounidense ha realizado su segunda subida consecutiva de 75 pb. Esta semana será el turno del Banco de Inglaterra (BoE), respecto a la que el consenso estima una creciente probabilidad de que aumente los tipos en 50 pb hasta un 1,75%, lo que sería la tasa más elevada desde la crisis financiera mundial de 2009 en un contexto en el que el BoE ha anticipado que la inflación podría superar el 11% este año en Reino Unido. No obstante, el mayor deterioro de la senda económica podría llevar al banco central decidir una nueva subida de 25 pb. Todo ello en un contexto de incertidumbre política en torno al reemplazo del primer ministro Boris Johnson.
En la jornada de hoy, en la Eurozona ha destacado nuevamente la caída de la TIR del bono italiano a 10 años de 13 pb hasta un 2,87%. Los descensos han sido más moderados en el resto de principales referencias a 10 años, siendo de 4 pb en el caso del Bund alemán.
En la misma línea, la yield del bono estadounidense a 10 años también continúa con su tendencia a la baja de la semana pasada y se sitúa a cierre de sesión europea en un 2,60%, 5 pb por debajo de su nivel del viernes.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

Los mercados de petróleo cotizan hoy a la baja en una sesión en la que las negativas cifras de los PMIs manufactureros del mes de julio han acentuado las preocupaciones por el impacto que tendría en la demanda de combustible una mayor desaceleración económica a nivel global.
Ha destacado el significativo descenso de la actividad industrial en China tras el repunte de junio, reflejando el coste de la estricta política zero covid del Gobierno ante las sucesivas restricciones de movilidad adoptadas para contener los brotes de contagios. Paralelamente, el PMI de EEUU ha retrocedido a mínimos de los últimos dos años y las cuatro principales economías de la Eurozona también han sufrido notables caídas de sus indicadores del sector manufacturero, situándose en terreno de contracción.
Todo ello en un contexto en el que la semana pasada se confirmó que la economía estadounidense se contrajo en el 2T, en contra de lo esperado por el consenso del mercado, al mismo tiempo que la Fed y el resto de principales bancos centrales (excepto los de China y Japón) continúan acelerando el tono restrictivo de sus políticas monetarias. Una situación que implica un endurecimiento de las condiciones de financiación, al mismo tiempo que las elevadas tasas de inflación siguen erosionando la renta disponible de los hogares y los márgenes empresariales.
Por el lado de la oferta, los inversores se mantienen pendientes de la reunión de la OPEP+ que se celebrará a finales de esta semana para determinar la política de producción del próximo mes de septiembre. EEUU ha reiterado a Arabia Saudí que debería aumentar su suministro, en un entorno de escasez de oferta que sigue presionando al alza los precios. Junto a ello, el ministro de petróleo de Libia ha anunciado que la producción de crudo del país se ha recuperado a niveles de principios de abril una vez alcanzado un acuerdo para reabrir campos y terminales de exportación cerrados durante los últimos meses.
En esta coyuntura, el precio del Brent cae un 4,2% a cierre de la sesión europea hasta 99,6 dólares por barril, y el del WTI (de referencia en EEUU) un 5,3% hasta 93,4 dólares por barril.
En contraste, los principales metales preciosos cotizan ligeramente al alza. El precio del oro sube un 0,1% y se aproxima a 1.770 dólares por onza, la plata también se revaloriza un 0,5% a 20,3 dólares por onza y el platino un 1,1% hasta 909 dólares por onza.
En el mercado de divisas, el dólar se deprecia un 0,5% respecto al euro y su cotización sube hasta 1,027 dólares por euro. Por su parte, el Dollar Index cae a 105,3 puntos (-0,6%).

Macro

Ventas minoristas en Alemania
En junio, según Destatis, las ventas minoristas reales (ajustadas a inflación) en Alemania disminuyeron un 1,6% (vs. +1,2% en el mes anterior), una cifra por encima de las expectativas del consenso del mercado de un repunte de un 0,2%.
En términos interanuales, la facturación del comercio minorista disminuyó un 8,8%, su mayor caída desde el comienzo de la serie en 1994, si bien en nominal (sin eliminar el efecto de la inflación) se contrajo un 0,8%, apoyada por los elevados incrementos de los precios.
Mercado laboral en la Eurozona
En junio, en la Eurozona la tasa de desempleo se mantuvo en un 6,6% de la población activa, misma tasa que en mayo, frente a un 7,9% en el mismo periodo de 2021.
Todo ello en un contexto en el que el número de personas desempleadas aumentó en 25.000 respecto al mes de mayo, si bien disminuyó en 1.957 millones en los últimos 12 meses.
Entre los Estados miembros los mayores niveles de desempleo se situaron en España (12,6%), Grecia (12,3%) e Italia (8,1%). En Alemania la tasa se mantuvo en un 2,8% de la población activa.
Por su parte, la tasa de paro juvenil del conjunto de la zona monetaria europea aumentó hasta un 13,6%, frente a un 13,3% el pasado mes de mayo.
Indicadores adelantados: PMIs manufactureros en la Eurozona
En julio, el índice PMI manufacturero de IHS Markit de la Eurozona se situó en fase de contracción registrando su menor lectura en 25 meses. En concreto, disminuyó 2,3 puntos con respecto al mes anterior hasta 49,8 puntos, en un entorno de caída de los nuevos pedidos que, sin tener en cuenta la provocada por la pandemia, ha sido la más acusada desde la crisis de deuda de 2012 ante la reducción de la demanda por la elevada inflación. A su vez, las expectativas a un año han caído a territorio pesimista por primera vez desde mayo de 2020 debido a las incertidumbres asociadas a las interrupciones en la cadena de suministro, a la guerra en Ucrania y al deterioro de la senda económica.

La evolución de los indicadores adelantados en la zona monetaria europea fue homogénea, registrándose descensos en todas las principales economías hasta situarse en zona de contracción.

* En Alemania, el PMI manufacturero disminuyó a 49,3 puntos en julio (-2,7 puntos respecto a junio), ante las significativas caídas de los nuevos pedidos. Adicionalmente, las compañías mostraron un tono más pesimista en las perspectivas.
* En Francia se observó una reducción de 1,9 puntos en el índice manufacturero hasta 49,5 puntos, lastrado por la caída de nuevos pedidos como consecuencia de las fuertes presiones inflacionistas y el descenso de la producción a su mayor ritmo desde abril de 2013 sin tener en cuenta los retrocesos provocados por la pandemia. A su vez, la confianza empresarial se mantiene en niveles bajos.
* En Italia, el indicador del sector manufacturero disminuyó 2,4 puntos a 48,5 puntos. Todo ello en un entorno de caída significativa en los nuevos pedidos y de la producción, mientras que la confianza empresarial se sitúa entre sus niveles más bajos de la historia.
* En España se registró un retroceso de 3,9 puntos hasta 48,7 puntos, su mínimo desde mayo de 2020, reflejando un empeoramiento de la actividad industrial ante la elevada inflación y el entorno incierto. Junto a ello, se registró una caída significativa de las expectativas y de los nuevos pedidos.

Indicadores adelantados: PMI manufacturero en Reino Unido
En julio, el indicador PMI manufacturero de IHS Markit de Reino Unido disminuyó 0,7 puntos hasta 52,1 puntos (vs. 52,8 puntos el mes anterior), su mínimo en 25 meses. A pesar de ello, se mantiene desde junio de 2020 en terreno expansivo.
Este descenso se explica por la contracción de la producción y por la disminución de los nuevos ante el mayor coste de la vida, el deterioro de la demanda interna y la reducción de la demanda externa por sexto mes consecutivo. A su vez, el optimismo de las compañías se mantuvo en su menor nivel de dos años registrado en junio.

Indicadores adelantados: PMI manufacturero en EEUU
El índice PMI manufacturero de IHS Markit de EEUU disminuyó en julio 0,5 puntos respecto al mes anterior hasta 52,2 puntos, en línea con las caídas generalizadas observadas en la Eurozona.
La desaceleración de la actividad se vio impulsada por una caída de la producción ante el descenso de los nuevos pedidos a su mayor ritmo desde hace dos años. A su vez, las compañías continúan traspasando los costes más altos a los clientes. Todo ello en un entorno en el que persisten la escasez de materiales y de mano de obra, señalando las compañías que tienen dificultades en encontrar a candidatos adecuados para las vacantes.

Indicador manufacturero del Institute for Supply Management (ISM) en EEUU
En julio, el indicador adelantado ISM del sector manufacturero en EEUU se mantuvo en terreno de expansión, donde se sitúa desde mayo de 2020, registrando una disminución de 0,2 pp respecto al mes anterior hasta un 52,8%.
Entre sus componentes, el índice de nuevos pedidos cayó hasta un 48,0% (-1,2 pp), al mismo tiempo que el de producción se redujo en 1,4 pp hasta un 53,5%. Por su parte, el indicador de precios se moderó a un 60,0% (-18,5 pp).

Empresarial

Heineken (Hoy: -0,35%, YTD: -3,14%)
La cervecera neerlandesa Heineken ha anunciado que su facturación en el primer semestre de 2022 fue de 16.401 millones de €, lo que representa un crecimiento orgánico de un 22,4% respecto al mismo periodo del año anterior. Su evolución reciente se ha visto apoyada por la recuperación de la actividad en la región Asia-Pacífico y en los bares de Europa, lo que ha permitido un crecimiento de los volúmenes de venta de un 7,6% y de un 10,2% en sus cervezas premium, situándose un 4,2% por encima de los niveles de 2019.
Más allá de la cerveza, la compañía busca aumentar su cartera de productos ofreciendo sidras y hard seltzers.
No obstante, el mayor volumen y el incremento de los precios no ha sido suficiente para compensar un mayor coste de los inputs, lo que ha tenido un impacto negativo en sus márgenes operativos de 170 pb. En cualquier caso, en términos absolutos el resultado operativo ha mejorado hasta 2.070 millones de € (vs. 1.717 millones de € en el primer semestre de 2021).
Adicionalmente, la compañía ha generado un flujo de caja libre positivo de 1.122 millones de €, que ha destinado a reducir deuda y repartir dividendo. De esta manera, mejora ligeramente la estructura de capital, con una deuda neta que se sitúa en 13.644 millones de € (vs. 13.658 millones de € el 31 de diciembre). Así, posee una ratio deuda neta/Ebitda de 2,4x, frente a 2,6x a finales de año y por debajo del objetivo a largo plazo de la compañía de 2,5x.
Por último, ha mantenido sus perspectivas para 2022 y ha actualizado las de 2023, destacando un entorno difícil con incertidumbres y riesgos, a pesar de haber mantenido la demanda en la primera mitad del año. En concreto, en 2022 Heineken proyecta un margen operativo antes de partidas excepcionales y amortizaciones ligeramente superior al de 2021. En 2023, espera un crecimiento del beneficio operativo de alrededor de un 7% excluyendo acontecimientos macroeconómicos y políticos imprevistos de importancia.

Alibaba (Hoy: -0,49%, YTD: -25,14%, a cierre de sesión europea)
La comisión de Bolsa y Valores (SEC) ha añadido a la compañía China Alibaba a una lista de compañías chinas que pueden ser excluidas de su cotización en 2024. En concreto, serán prohibidas si no dan acceso para auditar sus cuentas.
Todo ello en un entorno en que China ha prohibido a las empresas y sus contables que faciliten acceso a los archivos de auditoría a reguladores extranjeros, en contra de la ley estadounidense que requiere una inspección cada tres años.
Por su parte, Alibaba ha comunicado que se esforzará por mantener su estado de cotización tanto en NYSE como en la bolsa de valores de Hong Kong.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda