El IBEX 35 rompe su tendencia a la baja, desmarcándose del resto de bolsas europeas

14 de diciembre de 2021

Predominio del rojo en los principales mercados de renta variable a nivel global, a excepción de la revalorización del IBEX 35 español, a la espera de que concluya la reunión de la Reserva Federal de EEUU que ha comenzado hoy y se prolongará hasta mañana.

Compartir en:

Renta variable

Las bolsas asiáticas han cerrado con signo negativo generalizado, lastradas principalmente por las compañías chinas ligadas a los sectores inmobiliario y tecnológico. El descenso más destacado se ha registrado en el Hang Seng de Hong Kong (-1,33%), seguido del Nikkei 225 japonés (-0,73%), el Shanghai Composite chino (-0,53%) y el Kospi surcoreano (-0,46%).
En el caso de los índices europeos y estadounidenses, la toma de beneficios se ha acelerado tras la publicación del dato del Índice de Precios al Productor (IPP) de EEUU. En octubre, los precios de producción se elevaron un 9,6% por encima de sus niveles del mismo periodo de 2020, superando las previsiones del consenso del mercado y registrando la tasa más elevada desde que comenzó a elaborarse la serie histórica a finales de 2010. Esta tendencia al alza se enmarca en un contexto de cuellos de botella en las cadenas de suministro y en el transporte, escasez de mano de obra y reactivación de la demanda.
Los crecientes costes de producción se unen al repunte de los precios del consumidor conocido el pasado viernes, situándose la tasa anual de inflación en un 6,8% en noviembre, su mayor nivel desde noviembre de 1982.
La actual coyuntura aumenta la presión sobre las autoridades monetarias para hacer frente a las crecientes tensiones inflacionistas. En una semana en la que se reunirán en torno a 20 bancos centrales de todo el mundo, el principal foco de atención se centra en las decisiones que adoptará la Reserva Federal de EEUU una vez finalice mañana su Comité. Una posible aceleración del proceso de retirada de sus estímulos monetarios abriría la puerta a que la Fed pudiera comenzar a aumentar los tipos de interés oficiales el próximo año si fuera necesario.
Junto a la persistencia de las presiones inflacionistas, otro de los factores clave que determinará la orientación de la política monetaria es el posible impacto negativo de la reciente ola de coronavirus. La nueva variante ómicron se está propagando a nivel mundial (ayer se detectó el primer caso en China), lo que está llevando a los gobiernos a endurecer las restricciones asociadas a la pandemia. Entre otras medidas, California ha impuesto la mascarilla obligatoria en el interior de espacios públicos, Italia podría extender el actual estado de alarma hasta el mes de marzo y el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, no ha descartado imponer medidas más estrictas de cara a Navidad.
Todo ello en un entorno en el que un estudio de la Universidad de Oxford ha mostrado una menor protección de las vacunas contra la variante ómicron. El ensayo, realizado con personas vacunadas tanto con Pfizer como con AstraZeneca, ha dado como resultado un mayor riesgo de infección al observarse una disminución sustancial de los anticuerpos neutralizantes, especialmente en comparación con la variante delta. Un resultado que acentúa la necesidad de inyecciones de refuerzo.
Entre las principales bolsas europeas ha destacado el signo positivo del IBEX 35 español (+0,67%), en contraste con las caídas registradas por sus homólogos de la Eurozona: el CAC 40 francés ha perdido un 0,69% y el DAX 40 alemán un 1,08%. Por su parte, el FTSE 100 de Reino Unido ha mostrado mayor estabilidad, fluctuando entre pérdidas y ganancias a lo largo de la sesión y cerrando finalmente con un ligero descenso de un 0,18%.
En España, el IBEX 35 ha roto su tendencia a la baja de las cuatro jornadas anteriores, repuntando un 0,67% hasta 8.379 puntos. Los valores con mayor impulso alcista han sido ArcelorMittal (+7,71%), tras el anuncio de la recompra de parte de su deuda, y Telefónica (+4,41%), apoyado en el acuerdo alcanzado para mantener los derechos televisivos del fútbol en España. En contraste, han destacado los descensos de Red Eléctrica (-3,13%), Fluidra (-2,46%) y Siemens Gamesa (-2,31%).
Por otro lado, en EEUU los índices bursátiles muestran un comportamiento más negativo que los europeos, lastrados por la mayor toma de beneficios en el sector de tecnologías de la información. Así, el Nasdaq Composite cae un 1,83%, superando el descenso del S&P 500 de un 1,12%.

Renta fija

En la subasta de hoy, el Tesoro español ha captado 1.655 millones de € en valores de deuda a corto plazo, en el rango medio previsto, mediante la emisión de letras a 3 y 9 meses. Será la última subasta que se celebrará este año 2021, al haber suspendido la de bonos programada inicialmente para este jueves día 16.
La demanda total de los inversores (3.976 millones de €) ha superado en 2,4 veces el importe finalmente adjudicado. En concreto, en el mercado primario el Tesoro ha captado:
· 500,31 millones de € en letras a 3 meses, a un tipo de interés marginal de un -0,690%, mayor al de la anterior subasta de un -0,757%. Se ha adjudicado únicamente un 40% del importe total solicitado, que ha superado los 1.200 millones de €.
· 1.155,74 millones de € en letras a 9 meses, adjudicando un 43% de las solicitudes a un tipo de interés marginal de un -0,558% (frente a un -0,623% anterior).
Por otro lado, en los mercados de deuda soberana de las economías avanzadas en términos generales se ha observado una subida de los rendimientos de los bonos, en una jornada en la que el dato de precios al productor de EEUU ha confirmado la persistencia de elevadas tensiones inflacionistas.
El repunte de los precios generalizado tanto a nivel geográfico como sectorial aumenta la presión sobre las autoridades monetarias para que moderen su tono expansivo, si bien la propagación de la variante ómicron del covid-19 condiciona la senda económica a corto plazo.
Hoy y mañana es el turno del debate de los miembros de la Reserva Federal estadounidense, que podría aumentar el ritmo de reducción de sus compras mensuales de activos iniciado el mes pasado. El presidente de la Fed, Jerome Powell, en sus últimas declaraciones no ha descartado la posibilidad de adoptar esta decisión, argumentando que el incremento sostenido de la inflación, por encima de las expectativas del consenso, no debe considerarse de carácter transitorio.
A la espera de que finalice mañana la reunión de la Reserva Federal, y el jueves la del BCE, los inversores han deshecho posiciones a lo largo de toda la curva de tipos de interés de los bonos soberanos de Europa y de EEUU.
Entre las referencias a 10 años de la Eurozona, nuevamente se han producido movimientos ligeramente más destacados en las economías de menor calidad crediticia. La TIR del bono italiano ha subido 2,6 pb hasta un 0,931 y la del español 2,2 pb a un 0,328%, mientras que la rentabilidad de los bonos alemán y francés ha aumentado en torno a 1,5 pb (hasta un -0,373% y un -0,022%, respectivamente).
En la misma línea, fuera de la zona monetaria europea la yield del bono a 10 años de Reino Unido se ha incrementado 2,7 pb, alcanzando un 0,720%.
En el caso de EEUU, las ventas de Treasury a 10 años han aumentado su rendimiento en 2,2 pb hasta un 1,438% a cierre de la sesión europea.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

El mercado del petróleo ha comenzado la jornada en positivo apoyado en la revisión al alza de las proyecciones de demanda de la OPEP para el próximo trimestre. En concreto, el organismo petrolero publicó ayer la actualización de su informe mensual, elevando su estimación de consumo de crudo en el 1T de 2022 en 1,1 millones de barriles diarios (mbd). En su escenario, considera que el impacto de la variante ómicron del coronavirus será leve y de corta duración.
Sin embargo, la tendencia alcista de las cotizaciones del petróleo se ha revertido tras la publicación del informe mensual de la Agencia Internacional de la Energía (IEA), que ha señalado que el mercado mundial volverá a registrar superávit de oferta a medida que la nueva cepa del covid-19 frene los viajes internacionales. En este sentido, ha señalado que la recuperación de los suministros de numerosos productores está generando nuevamente un exceso de oferta, que probablemente se incrementará a principios del próximo año. La producción no sólo se está reactivando en el caso de la OPEP y sus aliados, sino que de cara a 2022 se proyectan niveles récord de oferta en EEUU, Canadá y Brasil.
Según la Administración de Información de la Energía de EEUU, la producción de crudo en la Cuenca Pérmica superará este mes un máximo pre-pandémico ante la mayor actividad en la industria de esquisto. Los suministros en esta región, que se extiende a ambos lados del oeste de Texas y Nuevo México, podrían alcanzar 4,96 mbd en diciembre, por encima de los 4,91 mbd registrados en marzo de 2020. En enero del próximo año, los suministros podrían superar el umbral de 5 mbd por primera vez desde 2007.
En contraste, la demanda de combustible para aviones ha comenzado a disminuir ante la nueva ola de la pandemia. IEA ha afirmado que el reciente aumento en los nuevos casos de covid-19 desacelerará temporalmente la actual recuperación de la demanda de petróleo, si bien no revertirá su tendencia. Así, ha reducido sus previsiones de demanda global de petróleo en el 1T en 600.000 mbd.
En este escenario, el organismo internacional de energía estima que los inventarios mundiales de petróleo podrían aumentar a un ritmo de 1,7 mbd en los primeros meses de 2022.
Estos factores, junto a la apreciación del dólar, están contrarrestando en la jornada de hoy las presiones al alza sobre los precios del crudo a medida que se encarece el gas natural ante las crecientes las tensiones geopolíticas entre Rusia y Ucrania. La cotización del petróleo Brent cae a cierre de la sesión europea un 1,56% hasta 73,23 dólares por barril, y la del WTI (de referencia en EEUU) un 1,57% a 70,17 dólares por barril.
Por otro lado, también se observa una tendencia a la baja de los precios de los principales metales preciosos. El oro se deprecia un 0,77% hasta 1.773 dólares por onza, la plata un 1,96% a 21,9 dólares por onza y el platino un 1,61% hasta 918 dólares por onza.
En el mercado de divisas, el cruce eurodólar continúa con su tendencia a la baja de ayer, cotizando en torno a 1,127 dólares por euro ante la apreciación de la divisa estadounidense frente a la europea por segunda sesión consecutiva (-0,14%). A su vez, el Dollar Index se estabiliza en 96,5 puntos (+0,15%).

Macro

Producción industrial en la Eurozona
En octubre, la producción industrial de la Eurozona aumentó un 1,1% respecto al mes anterior, tras contraerse un 0,2% de septiembre. En términos interanuales repuntó un 3,3%.
Por ramas de actividad, la producción se incrementó en el caso de los bienes de capital (+3,0% mensual), bienes de consumo duradero (+1,7%), bienes de consumo no duradero (+0,4%) y energía (+0,1%). En contraste, se observó un descenso en la fabricación de bienes intermedios de un 0,6% mensual.
Entre los Estados miembros de la zona monetaria europea, los mayores avances mensuales se registraron en Alemania (+3,0%), Eslovaquia (+3,0%) y Grecia (-1,5%), frente a los retrocesos en Estonia (-2,4%), Letonia (-1,5%) y Holanda (-0,9%). Por su parte, la producción industrial en España e Italia se contrajo un 0,6% mensual en ambos casos, mientras que en Francia aumentó un 0,9% mensual.
Índice de Precios al Productor en EEUU
En octubre, el Índice de Precios al Productor (IPP) para la demanda final en EEUU continuó su senda alcista repuntando un 0,8% mensual (vs. 0,6% en septiembre). Por segmentos, los precios de los bienes se incrementaron un 1,2% mensual, encadenando su undécimo avance consecutivo, mientras que los de los servicios lo hicieron de forma más moderada, a un ritmo de un 0,7% mensual.
En términos interanuales, el IPP se sitúo un 9,6% por encima de sus niveles de octubre de 2020, su tasa más elevada desde que comenzó a elaborarse la serie histórica en noviembre de 2010.
Por su parte, los precios de la demanda final excluyendo alimentos, energía y servicios comerciales se incrementaron un 6,9% interanual, máximo desde agosto de 2014.

Empresarial

Lar España (Hoy: +6,06%; YTD: +12,82%)
La socimi española ha presentado sus resultados de los primeros nueve meses de 2021.
La compañía obtuvo unos ingresos en el periodo de 617 millones de €, un 24,3% por encima de los registrados entre enero y septiembre del año anterior, y un total de 53,2 millones de visitas, superando en un 15,6% sus niveles del mismo periodo de 2020. Así, su beneficio operativo neto alcanzó 50,7 millones de € y su beneficio neto 14,3 millones de €.
En términos patrimoniales, sus activos brutos ascendieron a 1.413 millones de € a 30 de septiembre de 2021, situándose sus activos netos (EPRA NAT) en 10,27 € por acción.
Por su parte, la socimi registró una ratio de ocupación de sus inmuebles de un 95%, recaudando sus alquileres en el 90% de los casos y con una duración media de sus contratos de arrendamiento de 2,7 años. El rendimiento neto inicial (renta anual – costes operativos entre el coste de adquisición del activo) de sus operaciones se situó en un 5,9% en los nueve primeros meses del año, frente a un 5,4% en el caso de sus competidores.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda