El IBEX 35 cierra por debajo de 8.000 a la espera de la decisión de la Fed

02 de noviembre de 2022

Jornada de variaciones a la baja en los principales índices europeos y de EEUU con los inversores a la espera de la reunión de la Fed de esta tarde. La normalización monetaria que llevan aplicando los bancos centrales desde comienzos de año continuará previsiblemente hoy con una nueva subida de tipos por parte de la Fed. Se trataría del cuarto repunte consecutivo de 75 puntos básicos, para dejar las tasas en un rango de entre el 3,75% y el 4%.

Compartir en:

Renta Variable

Aunque aún no se espera un techo en los niveles de tipos, el mercado estará especialmente atento a si el presidente de la Fed, Jerome Powell, ofrecerá alguna pista sobre una posible suavización del ritmo de subidas en las próximas reuniones. La ausencia de señales en este sentido podría desactivar el apetito por el riesgo que viene teniendo lugar en las últimas semanas.

Si bien, hasta ahora el temor a una inflación muy elevada y por encima de los objetivos marcados ha sido el principal argumento que ha apoyado una mayor intensidad del ajuste monetario, de ahora en adelante los temores de recesión podrían comenzar a ganar mayor protagonismo. En este sentido, los mensajes más moderados lanzados por el BCE la semana pasada fueron interpretados como una señal de que los bancos centrales querrían evitar erosionar la economía, algo que podría dejar la puerta abierta a la Fed para adoptar una cierta flexibilización en la política monetaria.

No obstante, los datos macro han mantenido un patrón similar desde la reunión de septiembre con el empleo muy resiliente y una inflación demasiado alta, lo que dejaría poco margen de maniobra a los banqueros centrales.

En la región Asia-Pacífico, los índices han experimentado nuevas subidas lideradas por China donde se intensifican los rumores sobre la reapertura del país. En efecto, el Gobierno chino estaría estudiando el levantamiento de la política de zero covid en el país para el final del primer trimestre del año 2023, aunque ninguna fuente del Gobierno lo ha confirmado aún. El índice de referencia de Hong Kong, el Hang Seng, ha subido un 2,41%, tras la significativa subida de ayer. Del mismo modo, el índice de Shanghai ha subido un 1,15%.

En Europa, el Eurostoxx 50 ha retrocedido un 0,79%. En España, el IBEX 35 ha cerrado por debajo de 8.000 puntos tras caer un 0,38%. Entre sus componentes, las mayores revalorizaciones se han situado en Cellnex (+1,19%), Telefónica (+0,97%) y Acciona Energía (+0,84%). En contraste, las mayores caídas se han registrado en Solaria (-5,14%), Acerinox (-2,52%) y Amadeus (-2,02%).

Finalmente, en EEUU, al cierre de la sesión europea, el S&P 500 registra un retroceso de 0,78% y el índice tecnológico Nasdaq de un 0,96%.

Renta fija

Jornada de variaciones poco significativas en las rentabilidades de la deuda soberana. Esta misma tarde se espera que la Fed suba los tipos de interés 75 pb para dejar las tasas en un rango de entre el 3,75% y el 4%.

De esta manera, los bancos centrales continuarán reduciendo el exceso de liquidez en el sistema, acentuando los efectos económicos y financieros de las subidas de los tipos de interés. No obstante, los mercados se han centrado en las últimas semanas en la esperanza de un menor ritmo al que se producirán estos ajustes monetarios. En este sentido, se espera que el presidente de la Fed, Jerome Powell, ofrezca algún detalle al respecto.

De ser así, las expectativas de una desaceleración en el ritmo de endurecimiento de la política monetaria experimentada hasta el momento desde comienzos de año deberían de rebajar la presión al alza sobre las curvas de deuda, las primas de riesgo soberanas y los diferenciales crediticios.

En este contexto, las TIRes de los principales bonos de la Eurozona han cerrado hoy con ligeras variaciones. El bono de referencia en Europa, el bund (bono a 10 años de Alemania) ha experimentado un descenso de 1 pb hasta 2,13%.

Fuera de la Eurozona, al cierre de la sesión europea, la yield del bono a 10 años de EEUU se mantiene prácticamente plano a la espera de la reunión de esta tarde.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

Jornada de ascensos en los precios del petróleo en un entorno de oferta ajustada. A pesar de los crecientes temores a una recesión mundial, la potencial reapertura de China en los próximos meses, así como una posible relajación en el endurecimiento de la política monetaria han impulsado los futuros del crudo en las últimas sesiones.

El día de hoy viene marcado por la publicación de los inventarios en EEUU de la Administración de Energía de EEUU (EIA). En el informe se muestra una caída de los inventarios de crudo ligeramente superior a 3 millones de barriles. Lo más destacable es el descenso acumulado desde comienzos de año en los inventarios de la reserva estrategia, de 175 millones de barriles de crudo, situándose en mínimos desde la primera mitad de la década de 1980. Por su parte, la demanda se mantiene relativamente alta, aunque aún 600.000 barriles al día menos que la media de 2019.

En esta coyuntura, el barril de Brent cotiza a cierre de la sesión europea en 96 dólares, con una subida de un 1,5%. Por su parte, el WTI (de referencia en EEUU) sube un 2,4% hasta 89 dólares por barril. Respecto al gas, el índice de referencia en Europa, el Dutch TTF a 1 día registra una caída desde máximos de finales de agosto de 340 EUR MGW/h a 42 EUR MGW/h, debido, entre otras razones a la acumulación de reservas por parte de Europa de cara a afrontar el invierno.

En cuanto a los principales metales preciosos, estos muestran una tendencia mixta, con el aluminio subiendo un 0,9%.

En el mercado de divisas la cotización del cruce euro/dólar continúa alejándose de la paridad y hoy, a cierre de sesión europea ha retrocedido un 0,08% a 0,987. Así, el Dollar Index cotiza en 111,435 con un avance de un 0,07%.

Macro

Indicadores adelantados: PMIs manufactureros en la Eurozona

En octubre, el índice PMI manufacturero de IHS Markit de la Eurozona continuó en fase de contracción registrando su menor lectura en veintinueve meses (desde mayo de 2020). En concreto, disminuyó 2,0 puntos respecto al mes anterior hasta 46,4 puntos. Entre sus subíndices, destacó la caída de la producción y de nuevos pedidos, al mismo tiempo que la demanda extranjera se ralentizó en un entorno de incertidumbre geopolítica, elevada inflación y deterioro de las condiciones económicas. De esta forma, las compañías redujeron su actividad de compra de insumos a su ritmo más rápido desde mayo 2020.

 

La evolución de los indicadores adelantados en la zona monetaria europea fue homogénea en las principales economías, manteniéndose en terreno de contracción principalmente ante las caídas de los nuevos pedidos a raíz de la incertidumbre actual y los elevados costes, que siguen lastrando la producción.

En Alemania, el PMI manufacturero disminuyó a 45,1 puntos en septiembre (-2,7 puntos respecto a septiembre), reduciéndose las nuevas órdenes de pedido a medida que aumenta la preocupación por las peores perspectivas económicas y se mantienen los altos precios de la energía. En este contexto, se observó la mayor caída de la producción desde mayo de 2020, mientras que los pedidos en cartera también continuaron su tendencia a la baja.
En Francia se observó una caída de 0,5 puntos en el índice manufacturero hasta 47,2 puntos, destacando que las existencias de los productos terminados aumentan a un ritmo récord.
En Italia, el indicador del sector manufacturero descendió en 1,8 puntos a 46,5 puntos, en un entorno en el que las compañías redujeron sus compras ante el incremento de los stocks. En este sentido, se registraron las mayores caídas en producción y nuevo empleo desde la primavera de 2020.
En España la contracción de la actividad manufacturera fue más significativa que en el resto de principales economías de la Eurozona, cayendo el PMI 4,3 puntos hasta 44,7 puntos, y situándose por debajo del umbral de 50 puntos por cuarto mes consecutivo. Una tendencia que reflejó nuevamente el descenso de la producción y de las nuevas órdenes de pedido, lo que generó una aceleración de la contratación de empleados. Todo ello unido a que la confianza se situó en su nivel más bajo desde mayo de 2020.


Balanza comercial en Alemania

En septiembre, según Destatis, las exportaciones de Alemania disminuyeron un 0,5% mensual, tras crecer un 2,9% en agosto. A su vez, las importaciones cayeron un 2,3% respecto al mes anterior (vs. +4,9% anterior).

Por áreas geográficas, las ventas al resto de países miembros de la UE se redujeron un 1,7% frente a agosto, mientras que las importaciones se contrajeron un 1,2% mensual. Paralelamente, las ventas de bienes fuera de la UE se incrementaron un 1,0% mensual y las compras disminuyeron un 3,4%.

Esta evolución provocó un superávit de la balanza por cuenta corriente de 3.700 millones de €, frente al saldo positivo de 1.200 millones de € registrado en agosto y +13.200 millones de € en el mismo periodo del año anterior.

En comparación con septiembre de 2021, las exportaciones de bienes de Alemania fueron un 20,3% superiores, al mismo tiempo que las importaciones se incrementaron un 30,7% interanual.

Solicitudes de hipotecas en EEUU

Según muestran los últimos datos de la Asociación Bancaria de Hipotecas de EEUU (MBA), las solicitudes de hipotecas disminuyeron por sexta semana consecutiva.

En concreto, entre el 21 y el 28 de octubre se contrajeron un 0,5% respecto a la semana anterior apoyadas por la caída del índice de compras de un 1,0% y del índice de refinanciación de un 0,2%. Todo ello en un entorno en el que los créditos hipotecarios redujeron ligeramente su tasa fija de 30 años por primera vez en más de dos meses, si bien se mantuvo próxima a los máximos de 2002. En concreto, se redujo hasta un 7,06% frente a un 7,16% registrado la semana anterior.

Encuesta de empleo ADP en EEUU

Según la encuesta ADP, el empleo en el sector privado de EEUU se incrementó en octubre en 239.000 puestos de trabajo, acelerando el ritmo de creación de empleo del mes anterior (192.000).

Destacó especialmente el repunte registrado en las empresas de 50 a 499 empleados (+218.000 nuevos puestos de trabajo), frente al aumento más moderado en las empresas de 1 a 49 empleados (25.000) y la reducción observada en el caso de las grandes empresas (-4.000). Por sectores, la creación de empleo se concentró nuevamente en las ramas de servicios. En concreto, el sector hotelero y de ocio creó 210.000 puesto de trabajo y el de transporte, comercio y servicios públicos 96.000.

Empresarial

Estée Lauder (Hoy: -8,51%; YTD: -48,91%, a cierre de mercado europeo)

La compañía cosmética ha anunciado que su facturación en el 3T 2022 (su 1T 2023) ha sido de 3.930 millones de $, un 11% por debajo a la registrada en el mismo periodo del año anterior.

Todo ello en un entorno marcado por las caídas en las ventas netas en China a causa de la política zero-covid, cuando en una situación normalizada le genera un tercio de los ingresos. También se han visto reducidas en EEUU ante una reducción en los inventarios de los minoristas que la empresa atribuye a que la elevada inflación y las preocupaciones de una recesión redujeron la demanda. Por último, se ha visto afectada en un 4% por el efecto divisa ante la apreciación del dólar.

Por segmentos, el de cuidados de la piel y maquillaje ha reducido sus ventas, principalmente por las restricciones en China. En contraste, en fragancias han aumentado impulsado por la mayor demanda de la cartera de fragancias de lujo y artesanales. Asimismo, el de cuidado del cabello ha incrementado sus ingresos. A su vez, ha visto reducidos sus márgenes ante los mayores costes generales y administrativos, parcialmente compensado a través de subidas de precios. En concreto, los márgenes operativos se han visto disminuidos en 450 pb hasta un 16,8% (vs. 21,3% en el mismo periodo del año anterior), lo que junto a la caída de las ventas ha supuesto una disminución en términos absolutos del beneficio operativo de un 29% hasta 661 millones de $ (vs. 935 millones de $).

Por su parte, ha tenido un beneficio neto de 490 millones de $. No obstante, ha registrado un flujo de caja operativo negativo de 650 millones de $, viéndose lastrado por un mayor working capital por el aumento las "cuentas a pagar" ante el timing de estos y mayores niveles de inventarios. Asimismo, ha reducido el capex hasta 152 millones de $ (vs. 205 millones de $ en el mismo periodo del año anterior) principalmente debido al tipo de cambio favorable en su nueva planta de producción en Japón.

Por último, ha reducido su guidance para su año fiscal de 2023 ante el entorno económico en China, el fortalecimiento del dólar, la inflación, las interrupciones en la cadena de suministro y el riesgo de una desaceleración económica. En concreto, espera una caída de las ventas entre un 6% y un 8%, además, espera que el beneficio por acción se sitúe en el rango entre 5,01$-5,21$ (vs. 7,11$-7,33$ previsto anteriormente).

Compartir en:

Crónica económica te recomienda