Se agranda la brecha de electromovilidad entre España y Europa

21 de febrero de 2022

El indicador global de electromovilidad apenas ha crecido 9 puntos en nuestro país durante el año pasado, mientras que en la media de la UE la subida ha sido de 22. Estamos a 34 de la media.

Compartir en:

España se distancia de los países de su entorno europeo en el indicador global de electromovilidad, tras crecer 8,9 puntos en 2021, hasta los 27,5 puntos de 100, lejos del crecimiento del conjunto de los países europeos, que crecen 21,9 puntos de media y cierran el año con una valoración en 61,2 puntos.
 
Así, según el barómetro de electromovilidad de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), este valor de la media europea cierra el año muy cerca del cumplimento de los objetivos de desarrollo de la electromovilidad planteados por el Barómetro para 2025.

El Barómetro mide dos ámbitos; la electrificación del mercado y la infraestructura de recarga. En términos del primer ámbito, España alcanzó el pasado año una valoración de 45,9 puntos en el indicador de penetración de vehículo electrificado, que representa un crecimiento de 14,3 puntos respecto al año anterior.

Pese a lograr aumentar su cuota hasta casi el 8% del total de las ventas, todavía se sitúa muy lejos de otros mercados como Alemania (26%), Francia (18%) o Portugal (20%) con mayor penetración de este tipo de vehículos.

En cuanto a la infraestructura de recarga, España registró una valoración de 9 puntos sobre 100 en 2021, con un crecimiento de 3,5 puntos, pero inferior al registrado por la media europea, que alcanza 18,1 puntos tras mejorar en 4 puntos.

A pesar de que el crecimiento a nivel europeo es todavía lento, muestra un mayor nivel de desarrollo. Países que en 2020 registraban un comportamiento similar al de España, como pueden ser Italia o Portugal, logran impulsar su infraestructura con un aumento de 4,5 y 4,6 puntos, respectivamente, distanciándose cada vez más de España que se estanca en las últimas posiciones del ranking.

El lento avance de la electromovilidad sitúa a España lejos del objetivo planteado por el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (Pniec) para alcanzar un parque de 5 millones de vehículos electrificados en 2030 de los que 3,3 millones corresponden a turismos y vehículos comerciales.

En este sentido, Anfac ha explicado que para alcanzarlos en 2021, el mercado de vehículos electrificados tendría que haber alcanzado entre 70.000 y 80.000 unidades vendidas y los puntos de recarga deberían haber llegado a los 28.240. Las matriculaciones, sin embargo, alcanzaron las 65.000 unidades y los puntos de recarga en 13.411.

"Esta diferencia y el lento avance complican alcanzar el objetivo de descarbonización marcado por Europa y España. Los modelos comercializados y el mercado avanzan, pero es necesario acelerar en el desarrollo de infraestructuras para garantizar la seguridad de uso", han explicado desde la asociación.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda