Nissan asegura la competitividad de la planta en Ávila con su último convenio

17 de junio de 2022

La empresa automovilística ha mantenido un diálogo constante con la representación de los trabajadores y el gobierno de la Junta de Castilla y León para alcanzar un acuerdo hasta 2024.

Compartir en:

Nissan y las representaciones sindicales en el comité de empresa han logrado alcanzar un acuerdo mayoritario sobre un nuevo convenio colectivo hasta 2024, que contribuye de manera muy positiva al plan de reconversión industrial en Ávila.

El nuevo convenio tendrá una vigencia de cuatro años y estará en vigor, con efecto retroactivo, desde el 1 de enero de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2024. Con el acuerdo se mantiene "el nivel de competitividad salarial adecuado", se aumenta la jornada industrial e individual y se incrementa el nivel de flexibilidad laboral para acometer la fluctuación de la demanda del mercado ante la nueva actividad de recambios de la planta abulense.

El nuevo convenio permite asegurar el mantenimiento de la competitividad industrial de la planta, dentro del polo industrial de la alianza en Castilla y León, factor clave para el desarrollo del plan de transformación de la planta, en los próximos años.

El Gobierno de la Junta y la representación de los trabajadores de Nissan en Ávila son clave para el plan de transformación en el que está inmersa la planta, desde que en 2017 se finalizara la producción de vehículos comerciales para reconvertir la planta en un centro de producción de recambios de vehículos. Actualmente hay más de 350 personas trabajando en la planta de Nissan Ávila, en línea con el objetivo para este año y se prevé alcanzar el pleno empleo de nuevo en 2023.

El proyecto de transformación de la fábrica en un centro de recambios sigue su curso. Se ha introducido en estos últimos años la fabricación de recambios para varios modelos de Renault y Nissan. “No solo estamos fabricando recambios de piezas de metal del proyecto inicial, sino también nuevas piezas de inyección de plástico y Nissan Ávila entrará además en la producción de piezas de vehículos, más allá de la actividad de recambios”, asegura Nissan.

Esta transformación se acelera este año 2022 una vez que ya concluida una de las dos infraestructuras clave, como es la nave de estampación. Esta nueva planta de estampación cuenta con 23.000 metros cuadrados, lo que permitirá aumentar la capacidad productiva. Nissan ha terminado ya los trabajos de adecuación del espacio y las primeras pruebas de producción de la nueva línea de prensas, con lo que la nueva infraestructura ya es operativa y se suma a la nueva actividad de recambios.

Actualmente, Nissan lleva invertidos más de 40 millones de euros en el plan industrial inicial, y la compañía prevé aumentar esa inversión un 35% más hasta llegar a un total de 55 millones de euros, para el periodo entre 2018 y 2022.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda