Kia Sportage PHEV

Kia completa la gama del Sportage con las variantes más eficientes

29 de junio de 2022

El SUV compacto suma las versiones diésel e híbrida enchufable a su gama para ofrecer hasta 7 opciones mecánicas con hasta 265CV y un consumo mínimo que se puede quedar en apenas 1 litro.

Compartir en:

Puede parecer casualidad que KIA haya lanzado a la vez las versiones diésel e híbrida enchufable del Sportage en España, pero aunque difieren diametralmente en concepto mecánico, son las variantes más eficientes de la gama para dos tipos de usuarios clave, el que hace muchos kilómetros y el que necesita mucho uso urbano. Y eso, en un escenario de los precios de los combustibles disparados y con las zonas urbanas de bajas emisiones en plena expansión, es un movimiento muy inteligente en el que no tengo duda que han tenido que ver tanto Emilio Herrera como Eduardo Divar, los máximos directivos de la marca coreana en nuestro país.

De las dos versiones, la estrella es sin duda la nueva variante híbrida enchufable del SUV compacto de KIA, que se corona como la versión más potente y a la vez la más eficiente de la familia Sportage con sus 265Cv y su 1,1 litro de consumo medio a los 100. Tras vender más de 150.000 unidades de este exitoso modelo, la quinta generación estrena esta interesante mecánica que, gracias a su batería de 14Kwh, ofrece hasta 70 kilómetros de autonomía 100% eléctrica, combinando lo mejor de dos mundos con su potente motor de combustión que le permite viajar sin restricciones.

El KIA Sportage PHEV combina el bloque gasolina 1.6 T-GDI, común a todas las opciones gasolina y que aquí rinde 180 CV, con uno eléctrico de 67 kW (91 CV). Juntos suman 265 CV y 350 Nm y le permiten una velocidad máxima de 191 km/h, mientras que el 0-100 lo hace en 8,2 segundos. La transmisión, que siempre es automática y de seis velocidades, dispone además de tracción 4x4. El consumo se queda en apenas 1 litro a los 100 con la batería cargada, y las emisiones se limitan a 25g de CO2 por Km. 

Para que el comportamiento dinámico esté a la altura del conjunto, esta versión híbrida enchufable estrena la nueva suspensión controlada electrónicamente (ECS) de la marca. Este sistema neutraliza los balanceos e inercias en curvas, además de minimizar los efectos rebote en baches y resaltos. A mayores, el KIA Sportage PHEV añade nuevos modos de conducción gracias al sistema Terrain diseñado para mejorar el agarre en firmes deslizantes como lluvia, nieve o barro. También incorpora otros tres modos de funcionamiento del sistema híbrido, que puede dar prioridad al motor eléctrico, al de combustión o automatizar su funcionamiento.

Uno de los puntos más interesantes de la variante híbrida enchufable del Sportage es que su habitabilidad apenas se ve mermada, ya que la batería va situada debajo del asiento trasero, con lo que anuncia un maletero de 540 litros, apenas 50 menos que la versión más capaz y 15 más que el diésel híbrido, una variante que por cierto nos ha encantado por su equilibrio y capacidad rutera luciendo la etiqueta ECO en el parabrisas. La posición de la batería además redunda en una mejor dinámica por el centro de gravedad más bajo.

Continuando con el interior, la calidad percibida del Kia Sportage 2022 ya nos sorprendió en su presentación y es algo que no ha cambiado, lo mismo que la multitud de ayudas a la conducción que puede equipar y que van frenada automática de emergencia con detector de peatones y asistente en intersecciones, control de crucero adaptativo inteligente con asistencia en curvas, aviso activo por salida de carril involuntaria, detector de ángulo muerto, o asistente por tráfico posterior al salir del estacionamiento.

Una vez en marcha lo que más nos ha gustado del Sportage PHEV es su suavidad y la progresividad de su mecánica eléctrica, que permite moverse a baja velocidad con la misma solvencia que un modelo 100% eléctrico. En ciudad su autonomía supera con facilidad los 80Km sin consumir una gota de gasolina, y cuando salimos a carretera el conjunto se muestra con potencia de sobra para circular a cualquier ritmo, sin que el sobrepeso de la batería suponga hándicap alguno mientras se mantenga con carga, algo que además podemos forzar con los modos de conducción.

El precio del Kia Sportage híbrido enchufable oscila entre los 33.750 euros y los 43.165 euros con todos los descuentos aplicables, que incluyen las ayudas del Plan Moves III  y le dejan al mismo nivel de coste que el diésel micro híbrido sin descuentos (con ellos baja a 28.175€) y apenas 1.650 euros más caro que su hermano de gama híbrido de 230CV. Las llantas de 19 pulgadas tienen un diseño específico para el PHEV, y a su paleta de 13 colores añade la opción bicolor con el techo en negro. Con la aplicación KIA Connect su sistema operativo se actualiza en remoto (Over The Air) y permite operar a distancia funciones como la climatización o la apertura y cierre de las puertas.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda