Hyundai gama N

Los vehículos usados también pierden ventas en verano

15 de septiembre de 2021

Las ventas de turismos y todoterrenos de ocasión (VO) registraron una caída del 14% en agosto en comparación con el mismo mes de 2020, aunque se mantuvieron estables con respecto a 2019.

Compartir en:

La gente no puede comprarse un coche nuevo, porque no hay debido a la crisis de semiconductores, y porque su precio es demasiado elevado, pero las ventas de ocasión tampoco están para tirar cohetes. Con la evolución de este año, las previsiones apuntan a que el mercado cerrará el año con un crecimiento del 10,5%, con más de dos millones de unidades vendidas, aunque todavía un 4% por debajo del ejercicio 2019.

Los datos de las patronales correspondientes al pasado mes evidencian que por cada vehículo nuevo (VN) se vendieron 3 usados, este alto ratio responde al desplome de las matriculaciones como consecuencia de la falta de stock ante la crisis global de componentes.

En los primeros ocho meses del año, el mercado de ocasión acumula un total de 1.206.046 unidades vendidas, lo que supone un 21% más, aunque todavía un 5% menos que en el mismo periodo de 2019, lo que sitúa el ratio VO/VN en 2,1 a 1 hasta agosto.

Por tramos de antigüedad, los vehículos de entre 5 y 8 años fueron los únicos que marcaron signo positivo en agosto, con una subida del 14%, hasta las 13.123 unidades. Mientras que los modelos de entre 3 y 5 años fueron los que menos cayeron, al registrar un descenso del 1,4%, con un total de 17.616 unidades.

En cuanto a los canales, la importación fue la que menos ventas perdió durante el pasado mes, con un descenso del 10,7% frente a agosto de 2020, pero un 10% por encima de 2019. El canal de renting, por su parte, aunque cayó un 15% con respecto al mismo mes del año pasado, se sitúo un 17% por encima de agosto de 2019.

Respecto a las fuentes de energía, las operaciones con usados diésel cayeron un 16,5% en agosto con respecto al mismo mes del año anterior, aunque siguen representando casi seis de cada diez operaciones. Los de gasolina, por su parte, se contrajeron un 14,7% con respecto a agosto de 2020.

En contraste, los modelos eléctricos puros de segunda mano crecieron un 114% en el mes, hasta alcanzar las 683 unidades. Los híbridos enchufables de ocasión crecieron por encima del 200%. Así, los
diésel/eléctrico enchufables registraron 106 unidades vendidas (+341,7%), frente a las 945 unidades de los gasolina/eléctrico enchufable (+273,5%).

Según el director de Comunicación de Faconauto, Raúl Morales, “preocupa especialmente que los vehículos de más edad sean el sostén de este mercado copando la mayor parte de las transferencias por ellos debemos hacer especial hincapié en el comprador en las ventajas y la importancia de invertir en vehículos jóvenes”.

Por su parte, la directora de Comunicación de Ganvam, Tania Puche, declaró que la “falta de stock para atender la demanda de nuevos ha hecho que los modelos procedentes de flotas de renting , bien cuidados y mantenidos, tiren del mercado”.

“No podemos perder de vista que siete de cada diez operaciones con vehículos de segunda mano siguen en manos de particulares, con vehículos de más de 10 años como protagonistas”, concluye Puche.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda