Stuart Rowley

Ford Europa lanza un mensaje de tranquilidad para España

15 de marzo de 2022

El fabricante americano ha anunciado la llegada de 7 nuevos modelos eléctricos y aunque ninguno se fabricará aquí, el director europeo de Ford ha asegurado que Almussafes es estratégica.

Compartir en:

 Stuart Rowley, el consejero delegado de Ford Europa, ha presentado hoy la nueva estrategia de electrificación del gigante americano. La intención es de alcanzar las 600.000 matriculaciones anuales de cero emisiones en 2026, y para ello llegarán 7 nuevos modelos. Dos SUV basados en la plataforma modular eléctrica MEB del Grupo Volkswagen serán los primeros en llegar, entre ellos se estima que superen 1,2 millones de unidades a lo largo de su ciclo industrial. Además vendrá el Puma eléctrico. Los otros cuatro serán vehículos comerciales.

Los SUV se han asignado a la factoría alemana de Colonia, que contará con una inversión de 2.000 millones de dólares para ello, y el Puma se fabricará en Rumania, donde además Ford Europa ha anunciado la construcción de la primera giga factoría de baterías, una de las más grandes de Europa, y de donde también saldrán la Transit Custom y la Tourneo Custom 100% eléctricas. 

Como vemos el anuncio de hoy de la dirección de Ford Europa no ha dicho nada sobre la posible llegada de nuevos modelos eléctricos a la planta valenciana de Almussafes, pero el mensaje trasladado por Rowley es de tranquilidad: "Valencia está produciendo el Kuga, que fue el híbrido enchufable número uno en ventas en Europa en 2021. Hoy no tenemos anuncios para Valencia, pero es una parte muy importante dentro de nuestra estrategia".

A día de hoy, la fábrica de Ford de Almussafes compite con la fábrica de Saarlouis (Alemania) por dos modelos eléctricos que a Ford aún le quedan por asignar hasta el final de la década a sus plantas europeas. Se prevé que Detroit (allí está la sede de la compañía) anuncie su decisión a mitad de este año.  El hecho de que el Grupo VW parece haberse decidido por Sagunto, también en la Comunidad Valenciana, para construir una fábrica de baterías en España, sería el hecho diferencial para la ansiada adjudicación y un paso más en la cooperación de ambos constructores.

Ford prevé que en Europa todas sus ventas sean vehículos eléctricos a finales de esta década y, en 2035, su intención es ser neutra en emisiones de CO2 en toda su huella europea de fabricación, logística y proveedores. En su plan estratégico Ford+, la automovilística contempla la producción de dos millones de coches eléctricos al año en 2026 en todo el mundo y alcanzar un 10% de margen operativo (ebit).

Compartir en:

Crónica económica te recomienda