José Vicente de los Mozos y Juan Manuel Moreno

Renault dará una segunda vida a los usados en su factoría de Sevilla

12 de enero de 2022

El proyecto de economía circular del fabricante francés será realidad el último cuatrimestre del año gracias al apoyo de la Junta de Andalucía. Es pieza clave del plan industrial Renaulution

Compartir en:

El reacondicionamiento de vehículos de ocasión a escala industrial es una jugada de enorme inteligencia empresarial y de una sostenibilidad ecológica imbatible, y esa es la nueva orientación que Renault ha dado a su complejo sevillano. Refactory Sevilla es un proyecto clave para el director industrial de Renault Group y presidente director general de Renault en España, José Vicente de los Mozos. Las instalaciones de la capital andaluza contarán con una extensión de 5.000 metros cuadrados y con una capacidad de más de 10.000 vehículos al año.

Juan Manuel Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, es consciente de la relevancia de este movimiento que en conjunto traerá mas de 12.000 millones de euros de valor para España. Gracias a este plan, las factorías de nuestro país estarán a máximo rendimiento y se conseguirá impulsar la recuperación económica a la vez que se genera empleo. El proyecto de Economía Circular se inició en la factoría de Sevilla y está muy vinculado a cumplir los retos de transición ecológica que se ha planteado la marca. 

El consejero delegado del grupo Renault, Luca de Meo, también deja clara la postura de la marca francesa: «la Refactory es emblemática en la Renaulution que lleva al grupo hacia una transformación profunda, rápida y duradera, impulsada por la creación de valor. En el centro de este proyecto, nuestra primera planta de vehículos de ocasión demuestra nuestra capacidad para industrializar nuestros oficios relacionados con la economía circular».

La Factory VO es un centro 100% digitalizado, lo que permite garantizar la trazabilidad y el seguimiento en tiempo real de las etapas de reparación. Su competitividad se basa en una organización lineal y en sistemas optimizados de producción iguales a los de los vehículos nuevos. La mutualización de los flujos logísticos con los vehículos nuevos permite asimismo reducir los costes y el impacto ambiental.

El control técnico, realizado por SGS Automotive Services, está integrado en la línea para incrementar la eficacia y disminuir los plazos. Un escáner de alta resolución da acceso a un control virtual a 360 grados y permite volver a poner el vehículo a la venta de forma inmediata, sin esperar a que vuelva a la concesión. De promedio, la Factory VO reacondiciona un vehículo en 8 días en lugar de 21 días.

Los vehículos reacondicionados se benefician de los mismos estándares de calidad que la fabricación de vehículos nuevos. Un equipo de control de calidad independiente está integrado en el dispositivo, así como un sistema de calificación de las baterías para los vehículos eléctricos. Estas actividades contribuyen a la descarbonización que pretende la neutralidad de carbono del grupo Renault en Europa para 2040.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda