Cupra es la marca que más ha crecido en 2021

05 de enero de 2022

La enseña deportiva perteneciente a SEAT ha multiplicado por cuatro sus ventas y se ha convertido en la revelación del año gracias al enorme éxito del Formentor, su modelo más vendido.

Compartir en:

Si SEAT se ha coronado como la marca más vendida en el mercado español en 2021, y el Arona ha sido el modelo preferido por los consumidores, el broche a un año perfecto lo ha puesto Cupra, la filial deportiva del fabricante español, que ha sido la marca que más ha crecido tras multiplicar por cuatro sus ventas y crecer por encima del 1.000%.

Cupra ha batido así en 2021 su récord de ventas en España, alcanzando una cifra de 11.090 vehículos matriculados. El director comercial de Cupra España, Víctor Sarasola, ha asegurado que "nadie había conseguido crecer a esta velocidad ni crear una red comercial en tan poco tiempo". Una jugada maestra sin duda.

El éxito en la marca deportiva española tiene un nombre claro, Formentor, responsable de cerca del 85% de las ventas con 9.208 unidades comercializadas, de las cuales además el 80% se corresponden a la versión de acceso de gasolina y 150CV, demostrando los clientes mucha racionalidad.

Victor Sarasola, Cupra España

El Cupra León fue el segundo modelo más vendido de la marca con 815 unidades, seguido del Ateca, dos modelos que al encontrarse también con el logo Seat, tienen más difícil destacar. El nuevo Cupra Born, el primer coche eléctrico de la firma española, cerró el ejercicio con 336 unidades matriculadas, cifra prometedora teniendo en cuenta que llegó a final de año.

A este éxito ha contribuido también la buena acogida de Casa Seat en Barcelona, que se ha consolidado en 2021 como punto de encuentro en la ciudad condal y como espacio de referencia en temas de actualidad como la movilidad, la innovación, la sostenibilidad, así como la cultura y el ocio. 

El 2021 Casa Seat ha clausurado con un total de 170.022 visitantes gracias a los 253 eventos realizados desde su apertura en junio de 2020. El día de máxima afluencia fue el 11 de diciembre con 5.015 personas que, en ocasión de los Merry Days, quisieron descubrir los espacios transformados en un mundo de fantasía gracias a la complicidad del maestro pastelero Christian Escribà.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda