Stellantis comunicación

La automoción consigue impulsar la balanza comercial otra vez

06 de septiembre de 2021

Durante el primer semestre, el saldo comercial creció un 45% respecto del mismo periodo de 2020, siendo los automóviles el producto con mayor aportación a la balanza comercial española.

Compartir en:

La exportación e importación de vehículos generó durante el primer semestre un beneficio a la balanza comercial de 10.076 millones de euros, que supone un crecimiento del 45,5% respecto al mismo periodo de 2020.

Aunque el crecimiento respecto de 2020 está muy condicionado por los meses de cierre de la pandemia, este saldo también es un 36% mayor que el resultante de los seis primeros meses de 2019, el último dato prepandémico y cuando se registraron 7.379 millones de saldo positivo

El automóvil es el producto con mayor aportación a la balanza comercial española

En los seis primeros meses, las exportaciones de vehículos han logrado un valor total de 18.273 millones de euros, dato que representa un incremento del 34,2% respecto a 2020, pero es un 3,7% inferior al de 2019.

Para la patronal de fabricantes ANFAC, el sector demuestra así su resiliencia a pesar del contexto: la crisis económica y sectorial y la escasez de los microchips está afectando gravemente a la producción de vehículos, impacto que se notará aún más en el segundo semestre.

Por su parte, el valor de las importaciones alcanza los 8.197 millones de euros, un 22,4% más que en comparación con 2020. Comparado con 2019, la caída es del 29,3%, lo que da medida del impacto del descenso de las matriculaciones en el mercado nacional.

El sector de la automoción en su conjunto (vehículos y componentes) ha logrado durante el primer semestre de 2021 un aumento del 60,1% de su saldo comercial, con una aportación positiva de 6.657 millones de euros a la balanza comercial española.

Aunque este saldo es superior al registrado en 2019 -cuando se quedó en 4.123 millones de euros-, tanto el valor de las exportaciones (-7,8%) como el de las importaciones (-21,2%) son inferiores a los de 2019, lo que refleja que el sector no atraviesa un momento comercial positivo.

Es el segundo sector por aportación neta de la economía española, solo superado por el agroalimentario

Durante el mes de junio, la actividad comercial de vehículos aportó un saldo positivo a la balanza comercial de 1.699 millones de euros, que, si bien supone un 25% menos que en junio de 2020, permite posicionar al sector como el de mayor aportación a la economía nacional durante el último mes.

El valor de las exportaciones se contrajo un 10,3%, hasta acumular 2.997 millones de euros, mientras que las importaciones tuvieron un efecto contrario, con un crecimiento del 20,4%, hasta 1.298 millones de euros.

Este crecimiento se debe a que, durante este periodo de 2020, el mercado interno estaba bajo los efectos del cierre y reapertura por la pandemia, lo que condiciona la comparativa.

En cuanto al sector de la automoción (incluyendo componentes) registró un descenso del 32,5% en comparación con el mismo mes del año anterior, aportando 1.115 millones de euros a la balanza comercial nacional.

Este resultado es debido principalmente a la caída de las exportaciones, derivada de la reducción de producción de vehículos "made in Spain" por la actual escasez de semiconductores.

En el sexto mes, las exportaciones del sector se redujeron 3,9%, hasta sumar un total de 3.831 millones de euros.

Nuestro mercado es Europa

El mercado europeo se sigue posicionando como el principal destino de las exportaciones de los vehículos fabricados en España durante el primer semestre, donde Turquía es el único mercado fuera de Europa que se coloca dentro del Top-10.

De igual manera, el mercado turco es el que logra mayor crecimiento en los seis primeros meses del año, con un aumento del 104,2%, generando un valor de 587 millones de euros. De los 10 principales destinos, solamente Portugal reduce un 5,6% sus compras respecto al mismo periodo del año anterior.

Respecto al Top-3, Francia vuelve a encabezar el ranking global con un aumento del 37% y 3.994 millones de euros, seguido de Alemania con 3.331 millones de euros (+20,1%), mientras que Italia con 2.134 millones de euros (+52,7%) avanza una posición en detrimento de Reino Unido que suma un total de 2.035 millones de euros (24,1%).

Estos cuatro destinos suman el 62,9% del total del valor de las exportaciones de vehículos nacionales que suma un total de 11.494 millones de euros.

En cuanto a las importaciones de vehículos, Alemania y Francia se mantienen como principales proveedores de vehículos al mercado nacional con un valor de 1.882 millones de euros y 910 millones de euros, respectivamente.

A diferencia del año anterior, dentro del Top-10 de importadores todos los mercados logran un incremento de su valor, siendo Japón el único que decrece un 11%.

El país nipón junto con Turquía y República de Corea se colocan como los tres únicos proveedores fuera de la Unión Europea dentro del Top-10 de importadores.

Al rescate de la balanza comercial

A pesar del impacto de la pandemia del Covid-19, el debilitamiento del mercado interno y la escasez de microchips, el sector de la automoción ha logrado mantenerse como el segundo sector con mayor aportación a la balanza comercial.

Tal y como ha destacado el director general de Anfac, José López-Tafall, "la escasez de semiconductores y la baja demanda de vehículos condicionan sin duda el desarrollo de la actividad del sector de automoción, pero los resultados acumulados durante el primer semestre y la aportación positiva a la balanza comercial demuestran de nuevo la resiliencia y fortaleza del sector, y su enorme importancia como uno de los mayores motores económicos de nuestro país y que será fundamental para acelerar la recuperación económica y mantener nuestro empleo"

Compartir en:

Crónica económica te recomienda