Las bodegas se internacionalizan 

20 de mayo de 2021

El grupo familiar que reúne las bodegas Tinto Pesquera, Condado de Haza, El Vínculo y Dehesa La Granja, exporta sus productos a más de 75 países, liderando el mercado internacional del vino. Los países nórdicos europeos como Finlandia, Noruega, Suecia y Suiza, donde mantiene un ritmo de aprovisionamiento constante. 

Compartir en:

También el continente asiático con el distribuidor surcoreano Shinsegae, ademas  el sureste europeo con Bulgaria, Eslovenia y Eslovaquia como países importadores del grupo de Pesquera de Duero. Amparado por una trayectoria de casi cincuenta años de historia, el grupo  Pesquera ha conseguido ajustar su tradicional empresa a una más personalizada e innovadora, adaptándose a las necesidades de cada época. El equipo humano de más de 120 personas posibilita la puesta en marcha de proyectos en materia de sostenibilidad y digitalización. Una formula que  posicionan como gran potencia internacional avalado por galardones como la ‘medalla de oro en los XXXIV Premios a la Calidad de los Vinos de la D.O.  O la Manchael ‘Premio ‘Sakura’ Japan Women’s Wine Awards. De esta manera la empresa familiar. consolidó en abril su presencia en el mercado nacional e internacional mediante su adhesión a la Federación Española del Vino (FEV). La promoción de los beneficios del vino para la salud, el apoyo al consumo responsable o el cuidado de la tierra, una filosofía que defiende la FEV y que comparte el grupo de Pesquera de Duero, situando el bienestar del cliente como uno de sus objetivos principales. La incorporación del grupo a la FEV supone un gran impulso para su propuesta orientada hacia la viticultura regenerativa, puesto que esta asociación brinda la primera y única certificación específica para el sector del vino en materia de sostenibilidad medioambiental: Wineries for Climate Protection.
 
Recientemente, la entidad logró también importantes avances en su estrategia de comercialización uniéndose a la compañía distribuidora ASEUNIV ubicada en Madrid. Una trayectoria de más de 20 años en el sector posiciona a esta compañía distribuidora como referente en el mercado del vino en la Comunidad de Madrid. Mediante esta estrategia de expansión comercial, el grupo de Pesquera de Duero consigue estrechar lazos con la hostelería madrileña y las tiendas especializadas, así como con el consumidor final. “Este enlace pretende acercar más nuestros vinos a las personas, conocer para quién es cada vino y ASEUNIV nos permite lograr este objetivo”, explicó  Barrios, director comercial del grupo familiar. En aras de apostar por la investigación, Familia Fernández Rivera puso en marcha el proyecto de I+D OPTIFERM: ‘Optimización de procesos fermentativos espontáneos para potenciar la singularidad de los vinos de Bodega Tinto Pesquera’. El nuevo laboratorio en el que se desarrollarán las investigaciones pertinentes ejecutará análisis moleculares y sensoriales para comprender las percepciones singulares de cada vino, así como las herramientas microbiológicas que gestionan su aroma.
 Otra de las grandes inversiones del grupo surge del objetivo de acercar la experiencia enólogica al hogar de sus clientes mediante un proceso de digitalización: los Gemelos Digitales. Se trata de un proyecto online de realidad aumentada, llevado a cabo con la empresa 3D VirtualTours, que permite al visitante adentrarse en las instalaciones de sus bodegas conociendo de primera mano las actividades que desempeñan.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda