Lidl, primer comprador y exportador de fruta de verano española

08 de julio de 2021

Lidl sigue dando pasos adelante para acercar cada vez más a sus clientes los productos de la huerta española, apostando de forma decidida por su calidad a través de nuevas compras y ejerciendo un papel clave como plataforma de referencia para su llegada a otros mercados. Un nuevo ejemplo de ello es el caso de la fruta de verano de origen nacional, cuyas compras y exportaciones encabezó también en 2020 tras adquirir 307.000 toneladas y distribuir hasta el 87% a otros países.

Compartir en:


De esta manera, la cadena de supermercados refuerza un año más su liderazgo en la comercialización de fruta de temporada española a través de sus más de 630 tiendas en el territorio y su red internacional de más de 11.200 establecimientos en una treintena de países, entre los que destacan Alemania, Francia o Polonia.
“Una vez más, y a pesar de las circunstancias, en Lidl demostramos con hechos nuestra firme y decidida apuesta por el producto y el proveedor nacional, confiando plenamente en la calidad de todo lo cultivado aquí y acompañando de cerca el desarrollo de negocio de los agricultores españoles”, comenta el director general de Compras de Lidl España, Paradela, quien añade que “seguimos trabajando para ofrecer a nuestros clientes una oferta de frescos cada vez más completa en la que la fruta y la verdura tengan mayor protagonismo día a día. En este sentido, y al igual que ya sucede con otras familias como la de los cítricos, nos enorgullece poder decir también que somos el principal comprador de fruta de verano en España”.

Lidl colabora estrechamente con un centenar de proveedores de fruta de verano, siendo la mayoría de ellos de CCAA del arco mediterráneo como Andalucía, la Región de Murcia o Cataluña, y promoviendo cada vez más la presencia de referencias de proximidad en sus lineales. Éstos emplean a más de 5.400 agricultores que producen desde melones y sandías hasta frutas de hueso como los paraguayos, las nectarinas, los melocotones, las cerezas o los albaricoques, opciones todas ellas refrescantes, de colores llamativos y de sabor dulce.

Desde hace años, Lidl se ha convertido en el cliente no1 de la huerta española y en su principal plataforma de exportación. Según un estudio de la consultora PwC, la cadena de supermercados ya compra más de un 16% de toda la fruta y la verdura que se produce en nuestro país, concentrando además hasta un 14% de toda su exportación. Según este mismo informe, actualmente un total de 45.000 empleos indirectos e inducidos en el sector ya están vinculados a la actividad de la compañía

Compartir en:

Crónica económica te recomienda