El 60% de las explotaciones agrarias europeas desaparecerá de aquí a 2040

13 de octubre de 2022

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos alerta de la posible desaparición de más de la mitad de las explotaciones agrarias en los próximos 20 años según se desprende del informe “El papel de las pequeñas explotaciones en el sistema alimentario de la UE”, elaborado por los servicios de investigación del Parlamento Europeo.

Compartir en:

El sindicato agrario apunta a esta conclusión a través de la alusión en dicho informe a la previsión de un cambio en las estructuras agrícolas de cara al 2040. Así, para esa fecha se estima una disminución del número de explotaciones en la UE de 10 a 4 millones, con un aumento de su tamaño o intensidad, es decir, se perderían el 60% de las explotaciones agrarias en 20 años.
Entre otros factores que se identifican en el estudio como agentes del cambio estructural son los socioeconómicos, climáticos y fenómenos meteorológicos, disponibilidad de recursos y demandas de la sociedad como factores externos.
Dentro de los factores internos se enumeran los cambios tecnológicos, los precios y los mercados, así como las “fricciones en la cadena alimentaria” y la regulación del mercado de la tierra. Mientras que en el punto de vista de las intervenciones públicas sí aparecen los instrumentos de la PAC como el principal factor.
En cuanto a las causas, el de la rentabilidad de las explotaciones es el factor primordial, ya que como en cualquier otro negocio, si una explotación pierde dinero cierra y esto es lo que ocurre en muchas ocasiones. En este sentido y teniendo en cuenta este documento, la organización agraria, reclama a las administraciones europeas y estatales un replanteamiento profundo y urgente de cómo enfocar la política comercial y agraria.
“Si permitimos durante años que los productores europeos, con los máximos estándares de calidad de producción, medio ambiente, sanidad y bienestar animal, laboral, etc. compitan en igualdad de condiciones en el mercado con productos de regiones más competitivas en cuanto a costes, no les debería extrañar que vayan a cerrar más de la mitad de las granjas en tan poco tiempo, con las consecuencias que esto supone para la producción de alimentos y el medio rural”, comentan desde la organización. “De hecho, hasta 20 años son demasiados”.

Es necesario un equilibrio de la cadena alimentaria y apoyar a las explotaciones familiares en la PAC. Además, insiste en que hay que solucionar esas fricciones de la cadena alimentaria para que el sector pueda cubrir sus costes de producción y tener margen para que pueda continuar la viabilidad de sus explotaciones.“De poco sirven todos los mecanismos del mundo en la PAC para que se incorporen jóvenes al sector si se sabe ya que están abocados a la ruina y reclama unas normas de la cadena alimentaria justas que realmente protejan el derecho de los productores a recibir precios justos por sus producciones.
Por lo que concierne a la PAC, si bien la reforma actual traerá elementos enfocados a las explotaciones de menor volumen, Unión de Uniones destaca que, en la medida en la que los agricultores y ganaderos profesionales no tengan mejores apoyos, no se salvaguardará el mantenimiento de las explotaciones familiares de cara a 2040.

 

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda