El Hotel y Teatro Albéniz reabre sus puertas

19 de noviembre de 2022

Coincidiendo con la inauguración del Hotel y Teatro Albéniz de Madrid, que tendrá lugar este jueves 17 de noviembre con el musical “Company” de Banderas, Espirea, empresa de servicios de construcción española, ha querido destacar la rehabilitación integral realizada en ambos inmuebles, cuyo objetivo principal ha sido conservar las raíces de la propiedad de mediados del siglo XX, respetando todos los espacios protegidos.

Compartir en:

El Hotel y Teatro Albéniz, ubicado entre las calles Carretas, 10 y Paz, 11 en Madrid, es uno de los proyectos más emblemáticos de Espirea, que incorporaba a su cartera de clientes en 2019. Con una inversión de más de 21 millones de euros, este edificio ha impulsado la estrategia de crecimiento de la constructora española, que tiene como propósito alcanzar una facturación de más de 100 millones de euros en los próximos años.
La rehabilitación integral del Hotel y Teatro Albéniz pone en valor los dos inmuebles, ya que se ha querido ligar entre sí sus usos, es decir, que el hotel sea un hotel con teatro y el teatro tenga un hotel. Además, se ha realizado una rehabilitación integral minuciosa con el fin de preservar la esencia de los orígenes de 1945, año en el que el Hotel y Teatro Albéniz abrió por primera vez sus puertas. En este aspecto, se ha recuperado la fachada original al mostrar las esculturas de Ángel Ferrant, que representan a diferentes personajes de todas las regiones de España, mostrando así la cultura y los valores artísticos de nuestro país.

Obras de restauración: la restitución de parte de edificio, a sus condiciones o estado original.


Obras de conservación: mantener el edificio en correctas condiciones de salubridad, habitabilidad, confortabilidad y ornato, sin alterar sus características morfológicas o distribución.
Obras de consolidación: afianzamiento, refuerzo o sustitución de elementos dañados para asegurar la estabilidad del edificio, con posibles alteraciones menores de su estructura y distribución.
Obras de rehabilitación: mejorar sus condiciones de: Salubridad, habitabilidad, protección al ruido, eficiencia energética y aislamiento térmico, confortabilidad, seguridad ornato, y modifiquen su distribución y/o alteren sus características morfológicas; su distribución interna, o su envolvente.
Obras exteriores: actuaciones de forma puntual o limitada, a las fachadas y cubiertas de los edificios, modificando su configuración exterior sin afectar a la volumetría. Comprende la modificación de huecos, ritmos, tratamientos o materiales, la sustitución de los elementos de cierre o sus materiales, la implantación de elementos fijos exteriores con o sin afectación estructural, muestras, marquesinas y escaparates.
Obras de reconfiguración: alteraciones al volumen del edificio, con pequeñas intervenciones, que tenía como finalidad principal la de eliminar impactos negativos existentes. Se consideran obras de reconfiguración, entre otras, la modificación de trazados inadecuados de cubierta por reorganización de sus faldones, la regularización de áticos, buhardillas y cuartos de maquinaria, la supresión de limas y compensación de la supresión de cuerpos añadidos en patios mediante la utilización de espacios existentes bajo cubiertas.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda