Entrar en casa de los demás, puede tener consecuencias en la propia

10 de marzo de 2022

Que Sánchez odia - `políticamente hablando al menos- a Diaz Ayuso, lo sabe casi toda España, incluidos los fontaneros de La Moncloa que, en último término fueron los encargados de , buscar y manipular determinada informaciones hasta llegar a elaborar un dosier lo suficientemente interesante como para que la cúpula del PP lo ”comprase” y con él se hiciera el harakiri.

Compartir en:

Sin embargo, vita la experiencia la “indómita” oposición madrileña ha recuperado esos papeles y trata de protagonizar el manteo de la presidenta Diaz Ayuso. Visto lo visto no hace ni dos meses, esa misma oposición debiera de tentarse los machos, porque la reacción de la presidenta ha sido, desde el punto de vista dialectico dura y contundente, pero lo mas grave de todo este movimiento es que Díaz Ayuso, ha anunciado que llevará a la Fiscalía siete empresas relacionadas con el PSOE en el Gobierno de España para que se investigue la compra de mascarillas a través de los contratos de emergencia. En total, 12 contratos. Así lo ha asegurado Díaz Ayuso en el primer pleno de la Asamblea al que asiste desde que se desató la polémica en el seno del PP por la supuesta trama de espionaje por las comisiones que recibió su hermano por la compra de mascarillas durante la primera ola del coronavirus. "Vamos a empezar a investigar a todos", ha advertido la presidenta de la Comunidad de Madrid.

Y esos contratos están cargados con dinamita y le pueden explotar en las manos a varios miembros del Conejo de ministros todavía en el poder, así como a otro tantos que ya han abandonado lo jardines de La Moncloa.

Es espectáculo se lo han vuelto a poner en bandeja a la madrileña y la experiencia nos dice que no soltara la presa hasta que haya obtenido su premio.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda