Sanchez gana, España pierde

15 de febrero de 2021

Las elecciones catalanas han llegado a su fin, por lo que toca analizar los resultados obtenidos por cada una de las formaciones y ver quien ha ganado, quien ha perdido, y quien ha desaparecido, o lo hará en breve, dados los escasos votos obtenidos en unas de las mas extrañas convocatoria y celebración.

Compartir en:

En primer lugar, el gran ganador, Illa, es decir Sanchez ha logrado ese amargo triunfo quien el sistema electoral español proporciona a muchos políticos. A saber, es el partido más votado, el que mas escaños tiene, pero, no gobierna. Y no porque la caprichosa ley de Hont le haya hecho la faena acostumbrada, sino porque al no alcanzar la mayoría absoluta, la suma de los partidos independentistas no le dejara llegar al Palacio de San Jorge. Y todo ello a pesar que desde Moncloa se empeñaran en repetir que la estrategia de Sanchez ha funcionado a la perfección, lo cual solo es parte de la verdad, puesto que en política si ganas, pero no gobiernas es que has perdido.  Es mas, todo el montaje solo ha siso capaz de añadir 39.000 votos a los logradnos por KIceta, hace unos años.

 

De cualquier forma, hay que tener en cuenta que aunque en la abstención haya sido elevadísima, casi del 50%, los votantes independentistas han acudido en masa a las urnas y han logrado que el voto independentista sume algo mas del cincuenta por ciento de esos votos, l,o cual sería utilizado como arma arrojadiza por el independentismo para forzar todo tipo de reclamaciones.

Y así llegamos a la segunda de las conclusiones de este proceso electoral,ERC será quien gobierne, salvo milagros de última hora, al ganar aunque sea por un escaño a su enemigo Puigdemont que puede incluso no estar en el Gobierno catalán, todo dependerá de los pactos post electorales en los que cabe absolutamente de todo.

Y es que las combinaciones son infinitas y a tres o cuatro bandas: desde la repetición del pacto Frankestein a una acumulación de partidos independentistas, en los que unos y otros suben y bajan.

Ahora entraremos en una nueva dinámica de la que nadie sabe muy bien que es lo que terminará sucediendo en una Cataluña dividida y cada vez económicamente mas arruinada por la desviación de recursos al independentismo.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda