Sánchez replica a Podemos y Moncloa lo oculta

19 de febrero de 2021

Las relaciones entre los socios de Gobierno siguen en la picota y el tema de las algaradas callejeras sigue calentando el ambiente y mientras Sánchez o Marlaska dicen que España es una democracia plena y que las violentas manifestaciones no tienen razón de ser en una democracia, la pagina wen de Moncloa silencia estas afirmaciones

Compartir en:

En efecto, Sánchez se ha desplazado a Extremadura para presentar otro de sus planes de recuperación y todos los achiperres con los que el presidente adorna este tipo de presentaciones comerciales  y aprovechando las circunstancias ha afirmado que “En una democracia plena es inadmisible la violencia” “No hay excepción a esta regla, no hay causa, ni lugar ni situación que pueda justificar el uso de la violencia, ninguna. La violencia no es una libertad, es un ataque a las libertades de los demás. La violencia es un ataque a la democracia. Y, en consecuencia, el Gobierno de España hará frente a cualquier forma de violencia y garantizará la seguridad ciudadana”.

Pues bien, de todo esto la página web de Moncloa que se abre con la presencia de Sánchez en Extremadura, ni una sola palabra. Es mas, da la sensación de que es mejor echar arena asuntillo y dejarlo correr. El problema es que los incendios callejeros continúan y seguirán siendo la noticia de mayor repercusión en los informativos  y los miembros cualificados de los morados seguirán apoyando al promotor de las algaradas por lo que es probable que  entremos en una de esas espirales tontas que nadie podrá frenar hasta que se convierta en una explosión de proporciones descomunales. 

Prueba de esta afirmaciones es lo sucedido con el ministro Marlaska que ha tenido que oír como una diputada popular  ha insinuado que podría estar en Chueca mientras se producían los disturbios como ya hizo en octubre de 2019 cuando, durante las protestas en Barcelona por la sentencia del "procés", cenó una hamburguesa en un local de ese barrio madrileño para volver después a su despacho.
Y claro el ex juez bastante molesto, ha reconocido estar harto de ese "jueguito" y ha pedido a la diputada que  sea más "respetuosa" con la diversidad y "más cuidadosa" con sus expresiones, aunque ha dicho estar "muy curado" de las alusiones a su homosexualidad.

Y este tipo de sucedidos se seguirán repitiendo.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda