Cuatro millones que, prácticamente, son cinco

02 de marzo de 2021

Tras analizar los datos que el ministerio de Trabajo ha facilitado a uno se le caen los palo dl sombrajo. La cifra con ser preocupante oculta bastante la realidad de la situación laboral que atraviesa España y alguien podría llamarnos exagerados pero la realidad es muy distinta de la que nos quieren pintar desde los despachos gubernamentales.

Compartir en:

Para el que no haya tenido tiempo de echar un vistazo a esas tablas  aquí van unas cuantas conclusiones: 
- el paro registrado aumentó en 44.436 personas en febrero y se volvió a superar el umbral de los 4 millones de parados
- la contratación cae un 6,92% en febrero y mantiene la tónica de pérdida de dinamismo por la crisis, con una caída interanual del 23,98%
- el fuerte repunte de los ERTE lleva el número de sus afectados casi a los 900 mil afiliados, cebándose en sectores como la hostelería y comercio

Si a todo eso le sumamos el efecto Covid y las actuales circunstancias de la tercera ola de contagios no queda mas remedio que comentar que evidentemente, el peor momento de la crisis en términos de estrangulamiento productivo fueron los meses de marzo, abril y mayo del pasado año y en dichos meses las cifras de personas en ERTE fueron millonarias, alcanzando un máximo en abril de 3,39 millones de afectados. Pero en la segunda y tercera olas de la pandemia, se ha visto que las
personas en ERTE crecían, lo que sucedió en noviembre y, en febrero de este año.
Durante el pasado mes los afectados por ERTE aumentaron en 160 mil personas y totalizaron 899.383 afiliados, como consecuencia, fundamentalmente, de las restricciones que en varias CC AA se mantienen sobre el Comercio y la Hostelería, así como por la dramática caída en el número de turistas que llegan a nuestro país. 

Con todo ello se puede inferir que efectivamente y en el mejor de los casos, los cuatro, son mas bien cinco y si ha ello se le añade que unos cuantos cientos de miles de empresas, hoy con ligera actividad y algunos trabajadores dados de alta y otros tantos en ERTE están estudiando como llevar a cabo un cierre definitivo la cifra se puede disparar hasta cifras insoportables para una economía devastada como la española.

Y el Gobierno jugando a las batallitas y esa cosas que tanto les entretienen.







 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda