La izquierda rechaza el debate fiscal, ¿Por qué será?

23 de marzo de 2021

Iglesias  y Gabilondo están intentando por todos los medios que a lo largo de la campaña no se hable para nada de la política fiscal que implantaron en la CC AA de Madrid si es que, de una u otra manera, consiguen a gobernar. Y el tema no es menor, porque la economía personal y particular de los madrileños, sus bolsillos lo notarían, y de que manera. 

Compartir en:

Y es que ese debate puede coincidir en el tiempo con la tramitación en el Congreso, de la Ley Antifraude, ley en la que ERC introdujo la enmienda de la armonización fiscal del impuesto de Patrimonio. Es decir, la prueba de que tanto Gobierno como Unidas Podemos consienten que la fiscalidad de Madrid se determine en la autonomía catalana
Y junto a Iglesias, Gabilondo que ha corregido su discurso de semanas atrás 

Y entre palabras cortadas reconoce que, en este momento, no es partidario de que se toque la fiscalidad. "Creo que con sinceridad, en esta coyuntura, en estos dos años no hay que tocar la fiscalidad. Estamos en una legislatura con mucha esterilidad, sin Presupuestos. Ahora hay que reforzar la sanidad pública y la educación". 

Es decir, que durante la campaña no es bueno tocarles el bolsillo a los ciudadanos , pero después, en unos añitos vaya que vaya, porque no hace ni un mes el 12 de febrero, Gabilondo registro su propuesta fiscal en la Asamblea de Madrid, con un incremento de 1.200 millones de euros, que unidos a, la propuesta de Más Madrid, de 2.400 millones, suponen un hachazo a los impuestos de los madrileños de 3.600 millones. Esta medida, guardada ahora en campaña y, según Gabilondo, aplazada durante dos años, supone que cada contribuyente madrileño tendría que asumir una carga fiscal adicional de 1.066 euros.

Así que , por una parte ya sabemos porqué la izquierda no quiere entrar a debatir el problema fiscal de los madrileños. y quiza por eso ya podemos pensar muy bien que es lo que votamos porque de lo que decidan las urnas dependerá una buen parte de nuestras economías familiares con lo que todo ello supone. 







 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda