Abróchense los cinturones, la cruda realidad ha llegado

03 de mayo de 2022

España, la economía española para ser mas exactos llevaba disfrutando de las bondades de una situación económica en la que el temor a un desastre total, a un default autentico que arrastrarse tras él a toda la economía europea hacia que la fiscalidad fuese bajísima, el precio del dinero, tirado para que el Gobierno Sanchez dispusiese de recursos, para todo lo habido y por haber.

Compartir en:

En esa bondadosa senda, Calviño ha hecho lo que ha querido, ha manejado los tiempos y los modos como ha querido y le ha dado la gana. A pesar de ello, las reformas estructurales que permitiesen a España acomodarse a los nuevos tiempos no han llegado y todo el conjunto económico anda manga por hombro. Nadie se responsabiliza de nada, las decisiones son cortoplacistas y nadie es capaz de fijar un rubio que los agentes económicos sean capaces de interpretar para sus empresas.
Para desgracia nuestra, la realidad empieza a tomar cuerpos y los primeros avisos son preocupantes. La luz sigue en niveles imposibles, lo combustibles no paran de dar sustos cada vez que te acerca la gasolinera. Ahora, el euribor se dispara con lo que todas las hipotecas de miles de españoles seguirán esa senda, pero es que además la emisión de letras del Estado para captar recursos celebrada este martes por el Tesoro se ha cerrado, por primera vez desde los momentos más duros vividos con el estallido de la pandemia, en positivo, Es decir, hemos tenido que pagar por la deuda a un año. En concreto, el Tesoro ha colocado 3.528,1 al 0,078%, lejos del -0,288% registrada en la puja anterior. Con lo que todo ello supone.

En unos dias el BCE fijara posiciones definitivas, pero vienen las dificultades, aunque no para todos. La banca ya se frota las manos y todo porque Lagarde, reconoció hace unos pocos dias la posibilidad de que este año la zona euro dijera adiós a los tipos cero. Pues bien, los operadores no han tardado en reaccionar e inmediatamente han pasado a poner en precio una primera subida de las tasas en julio. Los rendimientos de la deuda dejan a un lado los mínimos históricos. El bono español a 10 años superó ayer la barrera del 2% por primera vez desde 2015.

Todo el tenderete económico de Calviño se puede ir al suelo y con el todos nosotros

Compartir en:

Crónica económica te recomienda