Madrid en un horizonte, bastante cercano, pero incierto

07 de abril de 2021

Tras la teórica pausa vacacional, que esta vez ha sido menos vacacional y mas encierro perimetral , provincial y comunitario nos enfrentamos en muy pocos días a lo que se ha dado en denominar la gran batalla política de la Legislatura. Y en efecto puede ser una gran batalla.

Compartir en:

O al menos eso paree por la atención que dese un principio le han dedicado, por ejemplo, desde La Moncloa. Fruto de esa atención o de los nervios que les han entrado a los cientos de estrategas monclovitas ha sido la aparición de Sánchez prometiendo lo que no puede, como siempre, pero esta vez jugando con un tema, el de las vacunas, que le puede explotar en las manos, no ahora, pero si en unos pocos meses

Solo basta con comprobar la marcha en la entrega de las vacunas, como para darse cuenta de que el cumplimiento es bastante difícil. Y no es que los españoles no se quieran vacunar, todo lo contrario. El problema es que no hay dosis para hacerlo y si a ello le sumamos el problema logístico de llevarlo a cabo el optimismo de Sánchez se vuelve negro pesimismo.

Y a tofo esto la gran batalla sin resolver. Evidentemente, todo proceso electoral tiene un componente de riesgo, pero el del cuatro de mayo es una incógnita por mas que Tezanos quiera desentrañarlo con sus habituales artimañas de cocinero chapucero. La realidad es que todo parece indicar que la posible ganadora, Diaz Ayuso, lo tendrá muy complicado para gobernar porque sus posibles aliados no tendrán los votos suficientes como para cerrar una coalición gubernamental. 

Si ello es así, que pasara con la izquierda. Gabilondo mantiene los votos de la ultima vez, Mas Madrid también e Iglesias se queda por debajo de estos con lo cual la  negociación es un tanto compleja ya que iglesias quiere la presidencia autonómica, pero Gabilondo no se la quiere dar y Mas Madrid no quiere ni verle. 

Así que, las derechas se quedan cortos y las izquierdas andan a la greña. La pregunta es, ¿Qué han pactado Sanchez e Iglesias al respecto?

Compartir en:

Crónica económica te recomienda