Sánchez se cree hasta sus propias mentiras

09 de abril de 2021

El viajecito de entretenimiento africano que Sánchez se ha preparado para pasar los agobios de las vacunas está dando mucho de si: Primero por su incongruencia política. Segundo, por la vaciedad de la agencia en si del viaje y tercero y quizá mas importante porque las declaraciones que realiza el durmiente de l a Moncloa no tienen ni  pies ni cabeza, a no ser que de tanto mentir haya enfermado.

Compartir en:

Me explicare. La obsesión de Sánchez con Diaz Ayuso, conocida de todos y todas, como dirían el presidente en cualquiera de sus intervenciones ha llegado casi a ser enfermiza y no pierde ocasión para ponerlo de manifiesto. Y claro, cuando uno oye o lee el discursito pronunciado en el que cuestiona los datos sanitarios de Madrid, se queda perplejo. ¿es posible que un teórico líder sea capaz de atacar a su rival a base de mentiras? 

Pues `parece que si. O al  menos eso es lo que ha hecho Sánchez. El problema es que, en este caso, su enemiga tiene tanta capacidad de convocatoria como el mismo presidente y le contesta con claridad y partiendo como era de esperar del mismísimo refranero, “se cree el ladrón que todos son de su condición”. Para a continuación añadir: "lo que no puede hacer una administración superior es arremeter contra una inferior (...); siempre ha tenido una doble moral con Madrid, una guerra constante, y ha puesto en tela de juicio todo lo que hemos hecho". 

La presidenta regional ha asegurado que ha sido su Ejecutivo el que "desde el comienzo de la pandemia le ha tenido que ir marcando el camino al Gobierno". Y ha recordado el cierre de los colegios antes del primer estado de alarma o los problemas para comprar material sanitario en el ámbito internacional. 
Por su parte el alcalde de la capital Martínez-Almeida, ha calificado como "particularmente grave" que Sánchez acuse a Madrid de "falsear los datos sin aportar absolutamente ninguna prueba". "Los madrileños no merecen una campaña electoral tan sucia por su parte". 

Pero el problema y ese sí que es grave es que Sánchez se ha interpretado en  candidato a la CC AA de Madrid. Gabilondo para él no existe, no es el candidato. Y para colmo, "Sánchez está haciendo la campaña electoral con cargo a todos los españoles desde el palacio de La Moncloa o en un viaje oficial que está realizando a África".

Así que entre mentira y mentira, patinazo vacunal o convocatoria nos entretiene con una lectura del pronter recientemente descubierto y que, el cree que le otorga esa imagen de gran dirigente que nunca lograra alcanzar.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda