Acaba de empezar y ya estamos hartos

18 de abril de 2021

La campaña madrileña ha vivido su primera jornada cumpliendo con todos los canones que la ley  y el orden político mandan. Es decir, mitin va mitin viene, mentira para arriba, mentira para abajo, oferta para arriba, oferta para abajo y claro, después de meses y meses de oír, escuchar una y otra vez lo mismo, uno empieza a hartarse.

Compartir en:

Y la sensación no es unipersonal, es generalizada. El problema es que ese hartazgo puede tener consecuencias insospechadas para los candidatos, porque todas sus previsiones pueden saltar por los aires.
Así las cosas estamos ante una elecciones regionales con ambiente de generales y con la conciencia de todos de que lo que pase, sea bueno o malo para los madrileños, se traducirá e interpretara en clave nacional. De esta forma si Sánchez no logra echar a Diaz Ayuso de la Puerta del Sol se abrirá una nueva fase con la derecha lanzada hacia La Moncloa y un bloque de izquierdas aún mas dividido, con el ala socialista tratando de encontrar explicaciones a sus continuos fracasos electorales, mientras que el ala podemita necesitara explicarse a si misma el porqué de su derrota cuando ha sido el mismísimo líder el que ha tomado la decisión de lanzarse sobre Madrid.

Si la situación es la contraria  la economía madrileña se constreñirá y la derecha saltará por los aires con la entrada en barrena de lideres como Casado y Ayuso en retirada de la primera línea de la acción política.

En este contexto el órdago de Diaz Ayuso para evitar la moción de censura ha sido una decisión de riesgo, que de salir bien la encumbrara, pero que de lo contrario será su ruina., pero como llevamos tantos dias oyéndolo, diciéndolo, comentándolo hasta en la sopa, pues eso, nos aburre. 


 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda