Tarde o temprano, las urnas hablaran

23 de mayo de 2021

La situación de nervios que recorre los pasillos del complejo de Moncloa se percibe en el exterior y cada día que pasa vamos a peor porque la situación es cada día mas tumefacta con la cantidad de errores que se acumulan.

Compartir en:

Y es que gobernar es algo muy complicado, nada fácil y que requiere los mejores equipos posible, no los que mas nos aplauden. Y ese, entre otros muchos, ha sido uno de los grandes errores de Sánchez. De sus 22 ministros no son muchos los que alcanzan ese nivel de conocimientos y de eficiencia que el gobierno de una nación como España necesita.

Sin ir mas lejos, la semana que acaba de terminar es buen ejemplo de esta realidad. La ministra de Asuntos Exteriores será muy buena funcionaria, pero su diplomacia, su conocimiento de las difíciles y complicadas relaciones que se deben mover en el mundo de la diplomacia son inexistentes. Y su responsabilidad en la crisis es mas que notable.
Y si analizamos con cierta bondad, para que no se nos acuse de mala fe, los acontecimientos y la actuación de las Fuerzas de Seguridad habrá que reconocer que el ministro del Interior responsable de estas ha sido lo menos eficaz y eficiente que se le puede pedir al responsable de cuidar nuestras fronteras.

Y, ¿son ellos los culpables de su inutilidad como gestores políticos?
Pues no. Ellos simplemente se apuntaron a la cosa de gobernar, porque un señor les llamo y se lo pidió. Es decir, el responsable de los males que atraviesa España, no es otro que le jefe del Ejecutivo que ha elegido  un equipo pensando en su loa y no en la eficacia política y/o económica, pero para Sánchez eso de responsabilizarse de los actos es música celestial.

Menos mal que cada cuatro años, o antes, las urnas hablan y según dicen las encuestas la oportunidad de cambio ya la contemplan los ciudadanos.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda