Nos estamos olvidando de lo importante, la empresa

02 de junio de 2021

Los datos del paro son importantes. Nadie lo duda, entre otras cosas porque hacen referencia a personas y las personas deben de ser lo primero, pero el problema es que, mientras no se demuestre lo contrario, son empresas no hay empleo y sin empleo los parados crecen y se multiplican.

Compartir en:



Parece una verdad de Perogrullo, pero es que es así. Y además no tiene vuelta de hoja. Los esfuerzos denostados del Gobierno por crear y crear empleo publico pueden terminar siendo una bomba de relojería si la deuda sigue creciendo porque la recaudación es la que es y ciudadanos y empresas no dan mas de si.

Y todo ello viene a cuento de que, tras más de un año de crisis, se empiezan a ver señales de recuperación, no solo en los aumentos del empleo o descensos del paro registrado, sino también respecto al número de empresas con  asalariados, una variable que también publica el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y  Migraciones. 

De acuerdo con esas cifras, el número de empresas con asalariados en abril –estas cifras se publican con un mes más de decalaje- ascendió a 1,39 millones, lo que supone un aumento interanual de 44 mil respecto a abril de 2020, especialmente en el segmento de empresas de 2 a 5 asalariados, donde el aumento  fue de 26.515
Pero claro y aquí está el problema, el número de empresas todavía se encuentra lejos de la situación pre-crisis. Justo antes del inicio de la crisis, en febrero de 2020, el número de empresas era de 1,48 millones, es decir, 89 mil más que en la actualidad. Esta pérdida supone una caída de un 6,0% en el número de empresas. Y la pérdida de empresas se concentra en el segmento de micropymes,: empresas con 5 o menos asalariados, cuyo número descendió en unos 73 mil. 
Si la comparación se realiza con abril de 2019, para evitar la estacionalidad, la situación es todavía  peor, puesto que la caída en el número de empresas es de un 7,6%, al reducirse en 115.014 el 
número de empresas con asalariados respecto a dicha fecha.

Es decir, estamos hablando de un tejido empresarial que habrá que reconstruir, y para ello, ayudar, financiar, potenciar y no atacar como el Gobierno esta haciendo, sin ir más lejos, con la hostelería madrileña a la que ahora pretender obligar a cerrar los interiores de sus establecimientos para así asfixiarlas y obligarle a  cerrar.

¿Se enterarán estos inútiles que nos gobiernan donde tiene la mano derecha y donde la izquierda? 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda