Esto si que es desfachatez y corrupción 

06 de junio de 2021

Los socialistas se llenan la boca con la palabra corrupción y aprovechan cualquier posibilidad para acusar de ella  a la vieja cúpula popular y de paso tratar de ocultar sus errores y escándalos que so tan abundantes como los de cualquier etapa política que analicemos, porque para desgracia de los ciudadanos españoles  parece que el hecho de entrar en la política solo tiene un objetivo: el enriquecimiento personal 

Compartir en:

Y si no que nos expliquen claramente como Sánchez y algunos de sus ministros pueden ser tan ladrones o tan tonto, o ambas cosas a la vez para cobrar gratificaciones parlamentarias que no se deben recibir  y pensar que nadie se va a enterar. Como los españoles, a esta altura de la pelea democrática  fuesen tontos y se chupasen el dedo.
Don Pedro, esta usted superando todos los limites democrático posibles y eso se paga. Ya puede usted tratar de adormilarnos con todo tipo de encantos y mentiras, pero finalmente, la verdad se conoce, se sabe y el precio a pagar por años de mentiras es perder el sillón, que es, según parece lo único que a usted le importa.

Y todo esto viene a cuento de que este fin de semana se ha sabido que 
Sánchez y otros cuatro miembros del Gobierno, los tres ministros del PSOE que conservan el escaño y uno de los de Unidas Podemos, siguen cobrando desde el inicio de la legislatura la indemnización mensual a la que tienen derecho los diputados para cubrir los gastos "indispensables para el cumplimiento de su función" parlamentaria. 

Conforme a la ley, que prohíbe cobrar dos sueldos públicos, ningún miembro del Ejecutivo con acta de diputado cobra la asignación constitucional de 3.050,62 euros que perciben mensualmente sus señorías, ya que todos ellos perciben la retribución que les corresponde como presidente, ministros o secretarios de Estado. Pero cinco de ellos -cuatro socialistas y uno de Unidas Podemos- sí compaginan su sueldo de miembro del Gobierno con la indemnización que abona el Congreso para cubrir gastos de su labor parlamentaria. Se trata de una ayuda que no está sujeta a tributación y que los diputados cobran junto con su asignación constitucional (sueldo), es decir, en catorce mensualidades al año. Su cuantía es de 935,37 euros al mes para el caso de los diputados elegidos por Madrid, que se supone que tienen menos gastos porque no tienen costes en alojamiento, y de 1.959,62 euros para los del resto de circunscripciones.


Eso supone que Pedro Sánchez y la vicepresidenta Carmen Calvo, diputados por Madrid, están percibiendo al año 13.095,18 euros del Congreso, además de su sueldo de Moncloa, una cuantía que se eleva a los 27.434,68 euros anuales en el caso de la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, diputada por Sevilla, y del ministro de Transportes y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, electo por Valencia.

Así que si su sueldo no le llega  fin de mes o no puede pagar el  recibo de la luz, ya sabe quien se lo puede pagar.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda