La falacia de Sánchez no tiene precio

25 de junio de 2021

Puestos a fabricar argumentos de venta, de no se sabe muy bien que, pero que los estrategas de Moncloa no paran de fabricar, como si les fuera la vida en ello, para luego repartirlos entre Sánchez y sus ministros, Así, los numerosos chicos de Redondo son capaces de hacer decir a toda esa panda de descerebrados que nos gobierna, cualquier cosa, olvidando los principios mas fundamentales de cualquier convivencia: cúmplase la ley y luego hablamos.

Compartir en:

En ese contexto, cada mañana nos despertamos con un sobresalto a costa de la frasecita del día, que hoy es, por cierto, algo mas larga de lo normal. En concreto,  los amanuenses monclovitas han decidió que las tareas de lospoliticos han de ser las siguientes: “construir convivencia, unir a nuestra sociedad. En esa construcción hay momentos en que los que lo útil es el castigo y otros en los que lo útil es el perdón, y ahora estamos en el momento del perdón". Con esta idea ha resumido hoy desde Bruselas el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la decisión de su Ejecutivo de indultar a los delincuentes del proces. 
" Es muy importante que todo entendamos que la sociedad española, la sociedad catalana, queremos pasar página tras el mal pasado, tras ese 2017, tras el desgarro de ese proceso, con las leyes de desconexión al referéndum ilegal, una declaración unilateral de independencia. Tenemos que construir convivencia y ver qué es útil para hacerlo. Si en un momento fue el castigo el instrumento para construirla, hoy es el perdón".

Y en un alarde desfachatez, resulta que según esta pandilla ha sido la propia sociedad la que ha planteado al Consejo de Ministros los indultos. Los sindicatos, empresarios, individuales, son peticiones de gracia que estamos obligados a sustanciar y responder". Como guinda del pastel, la pandemia. Para adornar el caramelo que nos quieren hacer tragar "hemos atravesado una pandemia, estamos superándola, iniciando la recuperación económica, y es más útil que nunca contribuir a la concordia. Necesitamos a todos arrimando el hombro, que se reparen muchos de los daños de la emergencia sanitaria". 

Todo esto, solo selo creen ellos, porque ni los delincuentes indultados, ni sus partidarios, ni millones de españoles que pensamos todo lo contrario, participamos de este “populismo buenismo” que solo sirve para terminar en el abismo al que ya nos tienen acostumbrados los gobiernos socialistas.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda