La solucion del paro, en el aire

02 de julio de 2021

Son mucha las referencias, las variablkes que pueden dar pistas sobre la evolucion de este oroblema en lo proximos meses. Una de ellas  es la evolucion de lo trabajadores en ERTE ya que dada su incidencia entre los sectores mas castigados por la pandemia, puede reflejar si estos reaccionan ante las nuevas circunstancias y esos sectores entran en la via de la recupracion. 

Compartir en:

En estos momentos y segun los datos publicados por el Ministerio de Trabajo, los trabajadores en ERTE acumulan 4 meses de descensos y ya son la mitad que en febrero Una de las variables nuevas a la que prestar atención en esta crisis es el número de trabajadores en ERTE, que  en los peores meses de la crisis (abril y mayo de 2020) se situó por encima de los 3 millones de personas, con un máximo de 3,62 millones el 24 de abril del año pasado. 

En estos momentos la cifra está muy alejada de esos máximos, ya que totaliza 447.820 al cierre del mes de junio. La dinámica de los ERTE refleja distintos comportamientos a lo largo de este último año y medio. Tras los máximos mencionados, se produjo un fuerte descenso hasta octubre de 2020, cuando la cifra se redujo hasta los 599 mil afectados. Pero a partir de entonces repuntó y se mantuvo estable entre noviembre de 2020 y  enero de este año en el entorno de los 750 mil afectados. Tras un nuevo repunte en febrero (899 mil), lleva cuatro meses consecutivos de descensos ininterrumpidos, lo que es indicativo de una progresiva recuperación y vuelta a la actividad de los trabajadores afectados.

Aun así, preocupa la composición sectorial, ya que una proporción muy elevada de trabajadores en ERTE se concentra en actividades vinculadas a la Hostelería: 78.789 en Servicios de alojamiento y 114.174 en Servicios de comidas y bebidas, un total de 192.963, lo que supone un 43,09% del total de afectados. Se trata de uno de 
los sectores más castigados por la crisis y que depende en gran medida de los resultados de la campaña de vacunación, del avance de las nuevas cepas del virus y de la afluencia de turistas en esta campaña de verano que se inicia en estas semanas.

En definitiva, aunque la evolucion no es mala, de momento, no se puede hablar de una tenencia firme, consolidada. Mientras ese momento no llegue seguiremos estando colgados de la brocha y sin escalera. 
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda