Algo mas que un simple capón

06 de julio de 2021

A veces determinados políticos son merecedores no solo de un capón, sino de una reprimenda severa, sin embargo, esta nunca llega, entre otras osas porque para nuestra desgracia, entre pitos y flautas la denominada "casta política" que gobierna nunca es criticada, nunca es sancionada y si lo es se escabulle con una pericia sorprendente.

Compartir en:



Sino no hay nada mas que ver como los delincuentes del proces van consiguiendo evitar la cárcel, las multas y dentro de poco tendrán sus calles, sus estatuas y serán los héroes de la región y figuraran en los libros de texto editados por la propia generalitat. 

Sin embargo, y por suerte, y tras muchos dimes y diretes, el Supremo  ha rechazado un recurso del Ayuntamiento de Barcelona contra una primera sentencia que ya le obligaba a colocar el retrato del rey en el salón de plenos y ya, por fin, establece que el reglamento que obliga a colocar la efigie del rey en los consistorios tiene carácter de norma básica y ordena que en todos los municipios "esté presente el símbolo de la forma política del Estado" en un lugar "preferente".

Se trata del artículo 85.2 del Reglamento de Organización y Funcionamiento (ROF) de las Entidades Locales aprobado por Real Decreto de 28 de noviembre de 1986 que, según la sentencia dictada por la Sala de lo Contencioso del alto tribunal, debe considerarse una "norma básica" que "atañe a símbolos del Estado". Una norma que ordena que "esté presente el símbolo de la forma política" del Estado "en todos los municipios" en un lugar preferente" ubicado en la sala donde se reúne su pleno. De esta forma se hace visible "que el poder local se ejerce en coherencia con esa forma política".

En definitiva, que la dulce Colau tendrá que retorcerse y colocar la foto del Rey, si ben estamos seguros de que tardará todo lo que pueda y mas o recurrirá a la Corte de Estrasburgo diciendo que la sentencia va contra los derechos humanos de los catalanes o la libertad de expresión de la ciudadanía.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda