Las matemáticas no cuadran

27 de julio de 2021

Por m ucho que algunos se empeñen la manta no a mas de si. Traducir eso al lenguaje político es imposible, sobre todo si uno es un populista a ultranza y solo quiere mantener el sillón, pero la realidad es que, subir los salarios, en plena recuperación, no es posible sino se quiere destruir mas empleo.

Compartir en:

Y claro las tensiones de hacer una política de extrema izquierda  o tratar de recuperar la economía con una estrategia de reducción del gasto o al menos de controlarlo y aprovechar la financiación europea para salir del bache son incompatibles y llevan al enfrentamiento casi a diario, entre colegas. De hecho, tan es así que la hábil podemita, además de sustituir a Iglesias e impedir que ninguno de sus chicos dejase el Gobierno, ha encontrado el camino de puentear a la otra vicepresidente, doña Nadia, para conseguir todo lo que sea, incluso la subida de los salarios, aunque ello nos lleve a la ruina y genere mas paro. Pero eso es lo de menos.

Lo mejor del caso es que la vicepresidenta económica  aun sabiendo que su segunda le ha colado un gol y que el presidente cederá a la subida del SMI, afirma que «Estamos en un momento de elevada incertidumbre, nuestra prioridad es impulsar la recuperación económica y la creación de empleo». 
Señora mia no trate de engañarnos sea valiente, reconozca que Diaz le esta ganado terreno a pasos agigantados y asuma que el cargo no significa nada en un gobierno personalista en el que solo cuenta y se hace lo que dice el señorito

Porque de otra manera, lo único que conseguirá, de hecho, ya lo ha conseguido es poner en pie de guerra a los empresarios que han tardado muy poco en advertirla: la decisión es precipitada y provocara daño en la recuperación del empleo. Así que agarrémonos los machos y preparémonos que viene curvas. 
Mientras Sánchez sueña con sus vacaciones y en otro viajecito por algún país exótico.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda